ERC exige descuentos del 75% a los camiones en los peajes de Cataluña

Esquerra Republicana de Cataluña exige al Gobierno que las bonificaciones en la AP-2 y la AP-7 sean como en La Rioja del 75%. En el primer semestre de este año el tráfico de camiones pesados por las autopistas españolas se ha incrementado un 8-9% con respecto a 2017, alcanzando con ello un 16-17% del tráfico total de camiones.

ERC quiere que los descuentos a los peajes sean del 75% en Cataluña

Los diputados y senadores de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) están presionando al Gobierno con el objetivo de que eleve las bonificaciones para aquellos transportistas que están obligados a circular por la AP-2 y la AP-7. En estos momentos los camiones pesados que circulan por algunos de los tramos catalanes de la N-240 y de la N-340 son obligados a trasladarse a las autopistas a cambio de aplicarles descuentos del 50% sobre el precio de tarifa, mientras que ERC exige que dicha bonificación alcance el 75% como ya sucede en La Rioja con la AP-68.

Según los últimos datos facilitados por el ministerio de Fomento las autopistas de peaje son utilizadas por aproximadamente un 16-17% del tráfico de camiones pesados, un porcentaje que sigue una tendencia al alza ya que durante el primer semestre de este año la presencia de camiones en las autopistas españolas se ha incrementado un 8-9% con respecto a 2017, un crecimiento que lógicamente viene motivado en gran parte por la política de peajes obligatorios puesta en marcha por el Gobierno en colaboración con determinadas Comunidades Autónomas.

Si hacemos por vías el análisis de los volúmenes de tráfico soportados cabe destacar que la AP-7, entre Montmeló y La Junquera, cerró el primer semestre con una intensidad media diaria de 11.500-12.500 camiones pesados, lo que representa aproximadamente un 2% más que en el mismo periodo de hace un año. Mientras que en la AP-2, entre Zaragoza y el litoral mediterráneo, la media de tránsito fue de 2.000-2.500 camiones/día, lo que significa un crecimiento del 6%.

En la zona centro la AP-6, entre Villalba y Adanero, y en la AP-1, entre Burgos y Armiñón, registraron en ambos casos incrementos del 4-5% en el paso de camiones con respecto al pasado año. En el caso de la AP-1 hay que anotar que la concesión que actualmente explota Itinere finalizará a finales de 2019 y que el ministerio de Fomento ya ha anunciado que no tiene previsto ampliarla. A partir de ese momento esta autopista se convertirá en una vía de uso público y su gestión y mantenimiento pasaría a depender de los presupuestos del Estado.

Aún no hay respuesta del Gobierno central respecto a la petición de ERC para que esta situación cambie en Cataluña.

Seguro para camiones


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *