España pierde influencia en Europa en el debate sobre el Tranporte

Los nueve países que conforman la Alianza por la Carretera, más Holanda y Suiza, celebraron una reunión previa para consensuar posiciones de cara al Paquete de la Movilidad presentado por la Comisión Europea, cuyo documento no recoge ninguna  de las aportaciones realizadas por España.

Íñigo de la Serna, Ministro de Transportes

Desde el ministerio de Fomento se continua defendiendo como acertada la ausencia de España de la Alianza por la Carretera, pero lo cierto es que nuestro país ha perdido influencia en todas las decisiones que se están tomando a nivel europeo, lo que ha provocado que algunas organizaciones de transportistas exijan que el gobierno español se incorpore a la Alianza cumpliendo con el mandado de la Proposición No de Ley aprobada en el Congreso de los Diputados el pasado mes de marzo.

El 8 de junio los ministros de Transportes de la Unión Europea se reunieron en Luxemburgo para analizar el Paquete de Movilidad propuesto por la Comisión, aunque los nueve países que conforman la Alianza por la Carretera, más Holanda y Suiza que decidieron sumarse a la convocatoria, mantuvieron el día antes una reunión preparatoria para consensuar posiciones, una cita previa a la que no estuvo invitado el ministro de Fomento, Iñigo de la Serna.

En enero nueve países encabezados por Alemania, Francia e Italia, más Dinamarca, Austria, Bélgica, Luxemburgo, Noruega y Suecia, crearon la Alianza por la Carretera. El objetivo era y es hacer converger las distintas normativas europeas con el fin de combatir el “dumping social” y la competencia desleal. Nada más ser nombrado ministro de Fomento una de las primeras decisiones de Iñigo de la Serna fue justificar que España no formaría parte de este grupo.

Durante la última reunión de la Alianza por la Carretera los países miembros acordaron mantener un frente común de cara a las propuestas realizadas por la Comisión Europea, principalmente en lo relativo a la limitación del cabotaje y la regulación de los tiempos de descanso de los conductores y de las condiciones salariales y laborales de los chóferes desplazados, temas sobre los cuales el documento de la CE no recoge ninguna de las aportaciones realizadas por España.

Está previsto que los ministros de Transportes de la Alianza de la Carretera mantengan otro encuentro en Berlín el próximo mes de septiembre, en el que si las cosas no cambian tampoco estará España y ello a pesar de que nuestra flota de camiones es la segunda europea en cabotaje y una de las tres más importantes en transporte internacional.

 

España pierde influencia en Europa en el debate sobre el Tranporte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *