Espirulina, el maravilloso suplemento nutricional que viene del mar

La Espirulina es una microalga marina que -en polvo, grageas o en cápsulas- se ha convertido en los últimos años en uno de los suplementos nutricionales más consumidos en España y que no falta en ninguna dieta de adelgazamiento por las muchas propiedades que ofrece este superalimento a la hora de perder peso y quemar las grasas sobrantes.

Espirulina en varios formatos

Vivimos tiempos donde el consumo de suplementos nutricionales se ha convertido en una práctica habitual para muchas personas, sobre todo por aquellas que realizan deporte intenso o que siguen dietas de adelgazamiento.

En este sentido la Espirulina es uno los diferentes productos de este tipo que podemos adquirir en farmacias o comercios especializados. Se trata de una microalga marina muy rica en vitaminas, minerales, antioxidantes y proteínas, y que actualmente está considerada como un superalimento con propiedades muy saludables para nuestro organismo.

Su presencia en las dietas de adelgazamiento tiene que ver con el hecho de que la Espirulina puede mejorar el metabolismo de las grasas y de la glucosa, protegiendo con ello el corazón, favoreciendo la pérdida de peso y reduciendo el porcentaje de grasa que se suele acumular en el hígado.

Actualmente, la Espirulina se comercializa en polvo, cápsulas y grageas, lo que permite que pueda ser ingerida con agua o diluida en zumos, batidos, etc.

En qué puede ayudarnos la Espirulina

Cuando se trata de suplementos nutricionales debemos entender que muchos de sus beneficios carecen de una constatación científica, de ahí que previamente contemos con la orientación de un médico o un nutricionista.

En cualquier caso, los responsables sanitarios aconsejan un consumo moderado frente a eventuales problemas secundarios, al tiempo que desaconsejan su consumo en mujeres embarazadas, niños, adolescentes y personas con enfermedades crónicas.

espirulina en grajeas

En el caso de la Espirulina se considera que esta alga puede prevenir patologías como hipertensión, dislipidemia (incremento de colesterol y triglicéridos), rinitis alérgica, anemia, diabetes y síndrome metabólico.

Estos beneficios vendrían provocados por los altos niveles de vitaminas, minerales, clorofila, proteínas de alta calidad, antioxidantes y ácidos grasos esenciales que podemos encontrarnos en su composición.

Por otro lado, la Espirulina contiene compuestos de carácter inmunoestimulantes (inulina y ficocianina) con propiedades antiinflamatorias y antitumorales.

Cuáles son los beneficios de esta alga

  • Disminuye la presión arterial. Promueve la producción de óxido nítrico y ayuda a relajar los vasos sanguíneos.
  • Reduce los niveles de colesterol y triglicéridos. Inhibe la absorción de lípidos (grasas) y ayuda a incrementar los niveles de colesterol HDL (bueno).
  • Mejora la rinitis alérgica. La Espirulina ayuda a reducir las secreciones nasales, la congestión, los estornudos y fortalece el sistema inmune.
  • Previene y controla la diabetes. Incrementa la sensibilidad a la insulina y reduce los niveles de glucosa.
  • Favorece la pérdida de peso. El consumo de esta alga en dietas de adelgazamiento está aconsejado por su acción depurativa y porque favorece la pérdida de grasa disminuyendo la inflamación del tejido adiposo. Además, la Espirulina tiene un efecto saciante inhibido del apetito.
  • Sensación de bienestar. Los altos niveles de magnesio que contiene la Espirulina favorecen la producción de hormonas que causan la sensación de bienestar.
  • Efectos neuroprotectores. Los antioxidantes son beneficiosos para prevenir problemas neurológicos y para reducir el deterioro cognitivo que sufrimos con la edad. En este sentido las vitaminas A, C y los antioxidantes contribuyen a disminuir el envejecimiento precoz y el daño celular provocado por los radicales libres.
  • Fortalece el sistema inmune. La Espirulina puede tener la facultad de activar las células inmunitarias.
  • Un buen antiinflamatorio. Los ácidos grasos Omega-3 actúan como antioxidantes y como antiinflamatorios.
  • Protección de las articulaciones. Esto hace que la Espirulina pueda ser útil en el tratamiento de la artritis.
  • Facilita la recuperación muscular. Los altos niveles de minerales, proteínas y Omega-3 mejoran el rendimiento en los ejercicios de resistencia.
  • -Efecto hepatoprotector. Los compuestos presentes en la Espirulina evitan que las células del hígado sufran daño, protegiéndolas de la acción de las toxinas.
espirulina

¿Cuál es la dosis adecuada?

La dosis diaria de Espirulina depende del objetivo que queramos conseguir. Previamente debemos contar con la orientación de un médico o nutricionista y las dosis deben ser ingeridas 20 minutos antes de las comidas.

Si el consumo es como suplemento nutricional (1 gramo/día), en el caso de dietas de adelgazamiento (2-3 gramos/día), para controlar el colesterol (1-8 gramos /día), para el tratamiento de la grasa en el hígado (4,5 gramos/día), para controlar la glucemia (2 gramos/día) y para mejorar la resistencia muscular (2-7,5 gramos/día).

Hay que tener en cuenta que desde un punto de vista nutricional la Espirulina contiene 280 kcal por cada 100 gramos, de 60 a 77 gramos de proteínas, de 9 a 15 gramos de grasas y de 10 a 19 gramos de carbohidratos.

seguro médico

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *