Estados Unidos utiliza perros para luchar contra el “dragón amarillo”

Hace unos diez años una temible bacteria de origen asiático llegó a Florida y comenzó a infestar los miles de cítricos que existen en esta zona. Desde entonces el “dragón amarillo” ha destruido el 70% de la producción de naranjas y para su detección y erradicación las autoridades norteamericanas están utilizando perros entrenados para esta labor.

Gracias a su fino olfato los perros se están convirtiendo en importantes colaboradores y aliados del hombre en multitud de nuevas tareas, pero lo último que ha llamado la atención de los expertos caninos es su presencia en los equipos que trabajan para erradicar la peste agrícola conocida como “huanglonging”.

El temible “dragón amarillo”, como es conocida esta infección popularmente, está arrasando con los cítricos, principalmente naranjos, de todo el mundo, pero son las autoridades norteamericanas las primeras que están utilizando perros para su detección y erradicación.

Los primeros en darse cuenta del papel protagonista que tienen los perros en esta tarea, han sido los científicos del Servicio de Investigación Agrícola de Estados Unidos, que llevan una década luchando contra el “huanglonging”. Lo que distingue a los perros y los convierte en insustituibles es que su olfato es capaz de detectar la enfermedad antes, incluso, de que sus síntomas comiencen a manifestarse en los frutos.

El “dragón amarillo” está provocado por una bacteria de origen asiático . Se trata de una una infección que deforma y amarga los frutos de naranjos, mandarinos y limoneros y que llegó a Florida hace unos diez años. Desde entonces la producción de naranjas ha descendido en un 70%. Si esta bacteria alcanza territorio de la Unión Europea el “huanglonging” podría llegar a causar pérdidas por valor de 2.500 millones de euros anuales.

El “dragón amarillo” no tiene tratamiento y la prevención y frenar su propagación de forma rápida es la mejor opción, puesto que una vez que la enfermedad se asienta se hace necesario eliminar los árboles afectados, de ahí que los perros adiestrados para detectar la bacteria que provoca el “dragón amarillo” sean fundamentales, ya que tan sólo dos semanas después de que hayan resultado afectados su olfato les permite identificar los árboles infectados con un porcentaje de acierto del 99%.

Por el momento las autoridades agrícolas norteamericanas disponen en el área de Florida de un total de diecinueve perros, que han sido entrenados de forma muy similar a cómo se hace con los ejemplares encargados de detectar explosivos, ya que lo que tienen que hacer es reconocer un olor particular y marcar su posición.

seguro veterinario para perro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *