Euro 7: La UE quiere acabar en 2025 con los vehículos de combustión

La nueva norma anticontaminación, en la que la Comisión Europea esta trabajando actualmente, afectará a los protocolos de homologación de emisiones de los futuros coches. Con esta nueva normativa Euro 7 se pondrá en jaque a todos los automóviles con motor de combustión, ya sean diésel o gasolina, que pueden ver su ocaso en el año 2025. Te contamos todo a continuación.

Euro 7 acabará con los vehículos gasolina y diésel

La lucha de la Unión Europea contra las emisiones contaminantes producidas por los automóviles da otro paso más. En estos momentos la Comisión Europea está trabajando en la elaboración de una nueva normativa anticontaminación que sustituya a la actual Euro 6, vigente desde el 1 de septiembre de 2015.

La nueva normativa sobre emisiones, que se conocerá como Euro 7, afectará directamente a la homologación de los nuevos vehículos, y si se aprueba tan estricta como se plantea inicialmente, en 2025 nos podemos encontrar con el final de los motores de combustión tradicionales, ya sean diesel o gasolina.

Para la redacción de este texto preliminar la Comisión Europea se ha basado en un informe realizado por el Grupo Asesor sobre Normas de Emisión de Vehículos (AGVES). En este informe se recomienda que, independientemente de la motorización, para cumplir con la normativa Euro 7 las emisiones de dióxido de nitrógeno no deben superar los 30 mg/km.

Estas cifras son muy ambiciosas pues los límites actuales se sitúan en 60 mg/km para motores de gasolina y en 80 mg/km para los diesel. Por otro lado, si se trata de un nuevo lanzamiento la cifra se reduce hasta los 10 mg/km.

Por su parte, con la norma Euro 7 el límite en las emisiones de monóxido de carbono (CO) quedaría reducido a niveles entre 100 y 300 mg, una cantidad muy por debajo de la permitida actualmente (500-1000 mg).

gasolinera

Pruebas más estrictas y más vida útil

Hasta el año pasado había una gran diferencia entre las emisiones homologadas y las emitidas en situaciones de conducción real. Esto se debía a que los fabricantes medían las emisiones según los protocolos y condiciones que fueran más favorables para sus vehículos.

Esta brecha se redujo considerablemente cuando los fabricantes comenzaron a utilizar el ciclo WLTP para la homologación de las emisiones. Desde el pasado 1 de enero todas las marcas están obligadas a basarse en este ciclo para medir las emisiones de sus modelos.

Por su parte, el informe de la AGVES también recomienda endurecer las pruebas de conducción real para que los vehículos cumplan con los límites de emisiones en cualquier circunstancia, ya haga frío o calor, se circule cuesta arriba o cuesta abajo, cargado o en vacío, etc.

Además, AGVES también recomienda que para reducir el impacto ambiental durante el proceso de fabricación los coches tengan una vida útil teórica de al menos 15 años ó 240.000 kilómetros.

Una fuerte oposición

Euro 7 acabará con los vehículos gasolina y diésel

Tanto la nueva normativa Euro 7 como el propio informe de la AGVES se han topado con una fuerte oposición. Por un lado la industria automovilística alemana, una de las más potentes a nivel mundial, ha sido la primera en reaccionar ante la posibilidad de encontrarse con el final de los motores de combustión en 2025.

De hecho, Hildegard Müller, Directora de la Asociación Alemana de la industria del Automóvil (VDA), aseguró que Con la introducción del estándar EU 7 planificado, la Comisión de la UE prohibirá de facto los automóviles con motores de combustión interna a partir de 2025”. Además, en su opinión y a pesar de la apuesta de la Unión Europea por la electromovilidad, existe una falta de infraestructura de carga suficiente para los nuevos coches eléctricos en toda Europa”.

Por otro lado, desde el sector automovilístico defienden y ven coherente una reducción de las emisiones, pero sin embargo aseguran que la industria no podrá adaptarse a los nuevos límites en tan solo cuatro años.

Para los fabricantes de automóviles este cambio tan drástico pone un peligro una industria que supone el 8,5% de los empleos europeos, un sector que da trabajo a 2,7 millones de personas y que permite recaudar más de 440.000 millones de euros.

seguro turismo

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *