Europa acelera la reducción de emisiones de CO2 en el transporte

La Comisión Europea ha propuesto para 2030 una reducción del 55% en los niveles de gases de efecto invernadero, un porcentaje que en anteriores planes era del 30%. Si el Parlamento Europeo y el Consejo de Europa apoyan estas nuevas propuestas, las furgonetas deberán llegar en 2030 a un ahorro de emisiones de CO2 del 50% y en 2050 todos las furgonetas serán cero emisiones. En el caso de los camiones en 2022 se revisarán al alza las previsiones previstas para 2030 y 2050.

Europa aprieta el acelerador en la reducción de emisiones de CO2 en el transporte

La Comisión Europea aprieta el acelerador en el asunto de las emisiones contaminantes y en este sentido acaba de poner sobre la mesa de discusión una serie de nuevas propuestas sostenibles. Todas ellas comparten el objetivo común de incrementar sustancialmente durante los próximos años los volúmenes de reducción de gases de efecto invernadero.

Los planes de la Unión Europea, expresados en el Pacto Verde Europeo, apuntaban a una reducción inicial en las emisiones de CO2 del 31% para 2030, aunque el nuevo objetivo de la CE propone alcanzar al menos un 55% en 2030 y que en el horizonte temporal de 2050 Europa se convierta en el primer continente climáticamente neutro.

Para alcanzar esta ambiciosa meta entre las nuevas medidas adoptadas por la CE figura, que las furgonetas de nueva matriculación consigan reducir en 2030 un 50% sus emisiones de CO2 (un 15% en 2025) en relación con los niveles de 2021 y que a partir de 2035 tan sólo se puedan comercializar en Europa furgonetas con sistemas de propulsión cero emisiones.

A partir de ahora y antes de su aprobación definitiva estas propuestas de la Comisión Europea tienen que ser tramitadas por el Parlamento Europeo, donde están los representantes de los ciudadanos europeos, y por el Consejo Europeo, órgano de representación de los Estados miembros de la UE), una tramitación que probablemente se alargue en el tiempo.

En el caso de los camiones los planes de reducción de emisiones previstos en el Pacto Verde Europeo siguen apuntando a un 15% para 2025 y a un 30% para 2030, aunque estas previsiones iniciales se revisarán en 2022 con el objetivo de incrementar los porcentajes de reducción.

Los transportistas europeos ya han advertido a sus respectivos gobiernos que en principio están de acuerdo con los planes de sostenibilidad propuestos a nivel comunitario, pero que la necesaria transición energética va a tener unos elevados costes para el sector y que por ello será necesario disponer de fondos públicos para ayudas y subvenciones que permitan que las empresas y autónomos que operan en el sector transporte por carretera puedan realizar esa transición sin poner en riesgo su supervivencia.

Seguro para camiones

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *