Fallece ahogado un jinete al caer con su caballo al río

Un jinete de 45 años ha fallecido ahogado este domingo en el río Jarama tras caerse junto a su caballo y ser arrastrado por el gran caudal y la fuerza del agua.

Jinete ahogado en Madrid.

El suceso ocurrió este domingo alrededor de las 12 horas del mediodía, en la localidad Paracuellos del Jarama, según ha informado el diario ABC.

Un hombre iba paseando en su caballo junto al río, cuándo se ha precipitado en él y la corriente ha arrastrado a ambos, incapaces de salir del agua. Varios testigos, que presenciaban los hechos, han avisado de inmediato a los servicios de emergencias que no han tardado en acudir al lugar del suceso.

Al llegar las fuentes de Emergencias 112, han localizado al jinete a un kilómetro y medio, aproximadamente, del puente de San Fernando de Henares, pero el hombre se había ahogado y su cuerpo se encontraba sin vida. Sin embargo, el caballo ha sobrevivido y ha conseguido salir por sus propios medios del agua sano y salvo.

El 112 ha activado todos los servicios de emergencias al recibir el aviso y han formado parte del operativo el GERA, Grupo Especial de Rescate en Altura, los sanitarios del Summa, la Policía Local de San Fernando de Henares, la Guardia Civil, los bomberos y la Policía Nacional, que han unido fuerzas junto a dos helicópteros para la búsqueda del jinete.

Mientras el GERA sobrevolaba la zona en helicóptero, los bomberos de la Comunidad de Madrid han recorrido gran parte del río en una barca hinchable en busca del jinete. Aunque el despliegue y la actuación ha sido rápida, la corriente del río, con gran caudal y fuerza, ha podido con la vida del hombre de unos 45 años de edad, que todavía no ha sido identificado.

Poco después, el 112 informaba en su cuenta oficial de Twitter con el siguiente mensaje:

Banner de seguros para caballo

Fallece ahogado un jinete al caer con su caballo al río
5 (100%) 1 vote

Un comentario

  1. A LA FERIA DE SOTILLO A la feria de Sotillo, de Sotillo de la Adrada, jinete y mula albardada hacen alto en un cerrillo. La mula que coces daba al sentir los aparejos y del arado trebejos, por los belfos resollaba. De sudor un mar de espuma le corría por las ancas, como el agua de barrancas que por Sotillo rezuma. El camino hizo al galope yendo desde Cenicientos cual Eolo, dios de vientos vertiginosos a tope. Descabalgando el jinete, entre susurros la calma, quita lomillos y enjalma, y ella dócil se somete. La seca lomos e ijares, tripa y remos de las patas, orillado entre unas matas de olorosos tomillares. Después la introduce al paso y en la feria la introduce, y su caminar seduce por su tranco y acompaso. Se interesan compradores y la miran y examinan, y palpándola conminan a que muestre sus errores. Extraños no hace la mula, más mansedumbre no cabe en falso animal que sabe que en la feria se simula. Y en la feria de Sotillo, de Sotillo de la Adrada, de feriantes muy colmada se vendió este animalillo. Saturnino Caraballo Díaz El Poeta Corucho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *