La Guardia Civil de Tráfico está multando a los camiones cuyos seguros no aparecen en el FIVA

El Fichero Informático de Vehículos Asegurados fue creado en 2009 y los agentes de la DGT multan con 2.800 euros a todos los camiones cuyos datos no aparezcan en el FIVA y eso a pesar de que los conductores les muestren las pólizas en vigor y los recibos de haber pagado la anualidad correspondiente.

La Guardia Civil de tráfico está poniendo multas a los transportistas cuyos seguros no aparezcan en el FIVA.

En las últimas semanas los agentes de la Guardia Civil de Tráfico están multando a los transportistas con sanciones de hasta 2.800 euros por carecer, presuntamente, de los seguros obligatorios para sus vehículos y eso a pesar de que dichas coberturas están legalmente contratadas y en vigor y que durante las inspecciones los conductores exhiben antes los agentes las pólizas correspondientes.

Lo más extraño de todo y lo que está llamando la atención de las entidades profesionales es que las sanciones impuestas por los agentes en carretera después son ratificadas por las Jefaturas de Tráfico, en un comportamiento que obliga a que los afectados tengan que recurrir las multas e iniciar para ello los trámites legales pertinentes.

Una vez comenzado el trámite de recurso el transportista pierde de entrada la facultad de un descuento del 50% por pronto pago, dado que tiene que renunciar a ello obligatoriamente. A pesar de que se aporta la documentación que acredita la existencia de seguro y el certificado de la aseguradora afirmando la vigencia del mismo, lo habitual es que desde la Administración se hagan oídos sordos a las pruebas presentadas y que la sanción se mantenga.

¿Por qué está sucediendo todo esto? Sencillamente porque los agentes de la DGT no admiten como documentos probatorios y válidos las pólizas y los recibos del seguro que los transportistas llevan a bordo, para a partir de ahí proceder a sancionarles porque los vehículos no figuran como asegurados en el Fichero Informático de Vehículos Asegurados (FIVA) creado por el Ministerio de Economía en 2009 y que está gestionado por el Consorcio de Compensación de Seguros.

El objetivo del FIVA es que las compañías aseguradoras puedan compartir una base de datos común para sus consultas en caso de siniestro, contratación de pólizas, etc, y por lo tanto son las propias compañías las encargadas de introducir los datos de sus clientes. Por este motivo las asociaciones de transportistas ya se han quejado a la DGT, alegando de que se trata de una práctica contraria al principio de imputabilidad, dado que los asegurados no son responsables de que los seguros que han contratado no figuren en el FIVA.

Banner comparador de seguros de todo tipo de vehículos: coches, camiones y motos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *