Fomento endurecerá los requisitos de acceso a la profesión y de capacidad económica

Tras el varapalo a la “flota mínima” Fomento se ha reunido con el Comité Nacional para estudiar medidas que impidan una llegada masiva al sector de nuevos transportistas. Las alternativas pasan por endurecer el acceso a la profesión y por elevar las cuantías exigidas para cumplir con la capacidad económica.

profesional del transporte trabajando

La sentencia del Tribunal Europeo de Justicia contraria al requisito de flota mínima ha cogido con el “pie cambiado” al ministerio de Fomento y a las organizaciones empresariales que daban por hecho que los “tres camiones” se iban a mantener en el futuro ROTT, lo que seguramente obligará a realizar una revisión al alza del resto de requisitos de acceso a la profesión si se quiere evitar la entrada de más “actores” en el transporte de mercancías por carretera.

Las alternativas no son muchas y todas pasan por elevar las exigencias en capacitación profesional, en capacidad económica y en el establecimiento de las empresas, dado que la honorabilidad se considera un requisito que sobre el papel permite pocos “retoques”. Para estudiar las posibilidades que existen sobre la mesa la Dirección General de Transporte Terrestre que dirige Joaquín del Moral se ha reunido con representantes del Comité Nacional (CNTC) con el objetivo de consensuar qué medidas adoptar en el futuro ROTT y que, además, no sean incompatibles con la normativa comunitaria.

En lo referente a la capacitación profesional se baraja la doble posibilidad de, por un lado, endurecer las pruebas de acceso para obtener la titulación de transportista y, por otro, pasar a exigir el título de educación secundaria como mínimo para aquellas personas que pretendan acceder a la profesión, un listón que de entrada ya supondría un obstáculo importante y que en el futuro podría elevarse si se pone en marcha la proyectada Formación Profesional obligatoria y específica para transportistas.

En cuanto a la capacidad económica Fomento y CNTC estudian cómo incrementar las actuales condiciones que se exigen a los nuevos transportistas y que son de 9.000 euros para la primera autorización y de 5.000 euros para las siguientes, cantidades que no es necesario desembolsar en metálico y que se pueden acreditar mediante el correspondiente aval bancario.

Tras la decisión del Alto Tribunal la Comisión Europea obligó a que España abandonara la estrategia de flota mínima, aunque dejando la puerta abierta a que cada país pueda introducir o incrementar los requisitos de acceso a la profesión de transportista siempre y cuando las medidas sean razonables y no discriminatorias.

banner comparador seguros motor vehiculos coches camiones y motos


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *