Europa crea fondo de Reserva de Adaptación al Brexit de 5.000 millones

La UE dirige esta cantidad a bonificar los gastos, inversiones, etc, derivadas del Brexit y a cada país le corresponde un porcentaje similar a la importancia de sus relaciones comerciales con el Reino Unido. El transporte de mercancías por carretera es uno de los sectores más afectados por el Brexit y por lo tanto los transportistas españoles pueden solicitar al Gobierno que inicie los trámites para recibir la parte que nos corresponde de ese fondo de reserva.

Crean fondo de Reserva de Adaptación al Brexit de 5.000 millones

El próximo mes de septiembre el Consejo Europeo tiene previsto acordar y crear una Reserva de Adaptación al Brexit. El objetivo de esta medida de carácter económico es contribuir a contrarrestar las consecuencias negativas que la salida del Reino Unido haya podido tener para los Estados y empresas de la UE.

Este plan, que contará inicialmente con 5.000 millones de euros, se dirige de forma priooritaria a apoyar el gasto público y privado que hayan podido realizar los Estados y sus diferentes sectores industriales y económicos con el fin de adaptar sus estructuras a las nuevas exigencias del Brexit. El periodo a contabilizar para estas ayudas va entre el 1 de enero de 2020 y finales de 2023.

Estas actuaciones a bonificar deberán tener como objetivo aquellas actuaciones dirigidas a paliar los perjuicios económicos y las inversiones extraordinarias que para las empresas han supuesto la adaptación a los nuevos trámites e instalaciones fronterizas provocados por el Brexit.

De estos 5.000 millones a cada país le corresponderá una cantidad que deberá estar en consonancia con la importancia y volumen de sus relaciones comerciales con el Reino Unido. El montante económico previsto por la Unión Europea se distribuirá inicialmente entre los ejercicios 2021, 2022 y 2023.

Para la Unión Europea son de bonificación prioritaria todas aquellas iniciativas que tengan que ver con las empresas y comunidades cuyas actividades pesqueras se llevan a cabo en aguas del Reino Unido; con el fomento de la formación y el empleo para los trabajadores de los sectores más afectados por el Brexit y con los gastos extraordinarios derivados de los nuevos controles fronterizos, aduaneros, sanitarios y fitosanitarios.

Teniendo en cuenta el fuerte impacto que el Brexit ha tenido en las actvidades de buena parte de los operadores europeos de transporte por carretera, la IRU (International Transport Union) recomienda que las asociaciones de transportistas de cada país exijan a sus autoridades que pongan en marcha los trámites necesarios ante la Unión Europea para acceder a estos fondos de Reserva de Adaptación al Brexit y conseguir que parte de estos 5.000 millones puedan beneficiar a las empresas de transporte por carretera.

Seguro para camiones

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *