Ford Capri, cincuenta años de un deportivo icónico

El mismo año en el que el hombre pisó la Luna y se celebró el festival de Woodstock, Ford lanzaba a las carreteras europeas su mítico modelo Capri, un equivalente de lo que en Estados Unidos era el Ford Mustang. Para celebrar su 50º aniversario te llevamos en un viaje por el medio siglo de historia de este deportivo que marcó toda una época.

En 1969 Ford lanzaba al mercado europeo el Ford Capri, un vehículo que se presentaba como «el coche que siempre te prometiste a ti mismo”. Los datos comerciales demuestran el éxito de la idea, porque más de 1.8 millones de personas cumplieron la promesa de comprarse un coche pensado para ser el equivalente europeo del Ford Mustang.

El nacimiento de un icono

Coincidiendo con la llegada del hombre a la Luna, con la celebración del mítico festival de Woodstock y con el primer vuelo de un Boeing 747, en 1969 se presentaba en el Salón del Automóvil de Bruselas el Ford Capri. En un primer momento se pensó en bautizar al modelo como Colt, pero este nombre ya estaba registrado por Mitsubishi.

La idea era comercializar en Europa un coche similar al Ford Mustang que tanto había triunfado al otro lado del Atlántico. El modelo Capri utilizaba componentes procedentes del Ford Cortina que fueron ensamblados en las plantes de Dagenham y Halewood (Reino Unido), Genk (Bélgica) y Saarlouis y Colonia (Alemania).

Además, y en busca de alcanzar al gran público con precios asequibles, el Ford Capri se ofreció inicialmente con una gran variedad de motorizaciones. La versión “continental” utilizaba los motores Ford Taunus V4 de 1,3 y 1,7 litros, mientras que en Reino Unido montaba el motor Ford Kent de cuatro cilindros y 1,3 y 1,6 litros. Por otro lado, las versiones más alta de gama equiparon los motores Ford Essex V4 2.0 y Ford Cologne V6 2.0.

Posteriormente, en 1970 la gama Capri se fue ampliando con la introducción de versiones deportivas como el 2300 GT, el 3000 GT y el 3000E. Este último modelo se comercializaría en Norteamérica bajo la marca Mercury. Tan solo un año más tarde llegarían las nuevas versiones con motores más potentes, como el RS2600.

En 1972 el Ford Capri sufriría una remodelación. La conocida como Capri “bis” incluyó una suspensión más confortable, faros rectangulares, pilotos traseros alargados y nuevos asientos. Además, se montó en todos los modelos europeos el motor 3000 GT.

Ford Capri, segunda generación

FORD CAPRI NEGRO

La segunda generación del Ford Capri fue presentada en febrero de 1974 después de haber conseguido vender 1,2 millones de unidades. Este rediseño fue consecuencia de la crisis del petróleo de 1973, que obligó a Ford a crear un vehículo pensado para la vida diaria.

El Ford Capri II era mecánicamente igual que su antecesor, con la salvedad de tener una mayor longitud, un salpicadero más moderno y un volante más pequeño. Además, estaba disponible con motores de 55 CV, 72, 88 y 108 CV en Alemania y de hasta 138 CV en Reino Unido.

En cuanto al equipamiento existían cuatro acabados diferentes para la segunda generación del Ford Capri. El modelo base fue el Capri L, mientras que las versiones XL y GL eran más lujosas. La serie Capri GT siguió manteniéndose como la versión deportiva.

En 1976 las ventas del Capri II cayeron de manera considerable, lo que motivó que la producción quedara limitada a la planta de Saarlouis. En 1977 el Capri dejaría de fabricarse en el mercado norteamericano.

FORD CAPRI EN DOS COLORES

Un mito en declive

En marzo de 1978 la tercera generación del Ford Capri vio la luz, sin embargo, ya había sido presentado como prototipo durante el Salón del Automóvil de Ginebra de 1976. El Mk III, como se le conoció, destacaba por su mejora aerodinámica y el frontal de cuatro faros redondeados.

La apuesta con el Ford Capri III se centró especialmente en Reino Unido, una zona donde prevalecía la compra por parte de compradores privados. A pesar de su popularidad el Mk III se convirtió en uno de los vehículos más robados en las islas durante la década de los ochenta y principios de los noventa.

FORD CAPRI DE COMPETICIÓN EN LA PENRITE CLASSIC CUP

Por desgracia su éxito en el mercado británico no fue suficiente para mantener el Ford Capri en la cadena de producción y el 30 de noviembre de 1984 se puso fin a su fabricación en el continente.

El último aliento del Capri

Dos años después del final de su producción en Europa, en 1986, Ford fabricó para Reino Unido 1.038 unidades de una versión especial del Ford Capri 280 o “Brooklands”. Todos ellos estaban pintados en color “Brooklands Green”, montaban llantas de 15 pulgadas y un interior forrado en cuero.

CAPRI

De estas unidades al menos 130 equiparon un motor sobrealimentado de 200 CV fabricado por la empresa Turbo Techs y se vendían por un precio de 12.000 libras, más de 13.000 euros al cambio. Este precio tan elevado para la época hizo que la última unidad se matriculara el 20 de noviembre de 1989.El mismo año en que salió a la venta esta versión “Brooklands”, la fabricación del Capri en Reino Unido tambiénterminaría. Desde su nacimiento en 1969 hasta su final en 1986 se fabricaron un total de 1.886.647 unidades del Ford Capri en sus diferentes versiones.

seguro coche antiguo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *