Frankenbus, el autobús escolar convertido en autocaravana

A quién no le gustaría poder disfrutar de un viejo autobús escolar americano transformado en autocaravana. Por poco más de 8.000 euros puedes hacer posible este sueño, aunque por otro lado deberás invertir tiempo y dinero en su traslado, homologación y adaptación a la legislación española. Lo positivo es que al final de todo dispondrás de un vehículo único y todoterreno con el que viajar a cualquier lugar sea playa o montaña.

frankenbus

Las adaptaciones de vehículos a autocaravanas no conocen límite, sobre todo en países como Estados Unidos donde está permitido realizar todo tipo de transformaciones. Esta vez  el protagonista de una reconversión tiene nombre propio, “Frankenbus”, y como se puede apreciar se trata de un autobús escolar GMC que ha sido convertido en un vehículo camper, que por si fuera poco además es todoterreno.

Uno de los grandes atractivos del “Frankenbus” es la tracción total y la suspensión elevada, lo que le permite una gran maniobrabilidad fuera del asfalto. Esta adaptación y sus neumáticos off-road de 49 pulgadas le permiten desenvolverse sin problema en todo tipo de territorios, siendo un vehículo ideal para playa y montaña.

Un camper que comenzó como autobús escolar

Carrozado por Carpenter el “Frankenbus” inició su existencia prestando servicio como autobús escolar, pero el azar y las manos de varios mecánicos quisieron que acabara siendo modificado para servir de hogar sobre ruedas.

frankenbus

Una de estas manos especializadas sustituyó el motor original por la mecánica de un Chevrolet 454 gasolina, que con la incorporación de un cambio automático 4L80E logra generar una potencia que dependiendo de las versiones se sitúa entre 200 y 400 CV.

La longitud del “Frankebus” (9,7 metros) y sus dimensiones en ancho y alto sirven para ofrecer espacio suficiente para albergar hasta cuatro ocupantes. El dormitorio se encuentra ubicado al final del habitáculo con espacio para dos camas que pueden unirse en una extra grande.

Dado su pasado una de las ventajas del “Frankenbus” es contar con una gran cantidad de ventanas que permiten una iluminación interior difícil de conseguir. La entrada se realiza por el lado derecho, por donde habitualmente entraban los viajeros, donde encontraremos un recibidor que da acceso al salón y a la equipada cocina.

En el lado izquierdo del habitáculo disponemos de una encimera corrida de tres metros  de largo con gran cantidad de espacios de almacenaje y tres fogones de gas encastrados. Junto a ellos disponemos de dos fregaderos de acero inoxidable justo antes de la nevera de casi 100 litros alimentada por propano. El espacio sobre la encimera y nevera nos permitirá completar la cocina añadiendo electrodomésticos extras.

Del lado derecho tenemos un aseo independiente del resto del habitáculo mediante paneles de madera. En su interior disponemos de un lavabo integrado en un mueble de baño y WC, aunque curiosamente el “Frankenbus” no dispone de ducha. El panel anexo al baño tiene un armario incorporado para incrementar el espacio de almacenaje.

Para incrementar el confort interior del vehículo los ocupantes cuentan con aire acondicionado, calefacción y un calentador de agua alimentado por propano. Las tomas eléctricas se nutren de un inversor de energía directo de la batería.

Cómo conseguir la “nacionalidad” española

El precio de este autobús es realmente interesante, ya que por un total de 10.500 dólares (unos 8.600 euros al cambio) obtendremos un vehículo camper todoterreno, lo cual viendo el precio que suelen tener las autocaravanas (unos 40.000 euros de media) puede ser una buena oportunidad, aunque otra cosa es el coste de traerlo a España y cumplir con todos los trámites para que pueda circular legalmente.

Como hemos observado el “Frankenbus” viene bastante equipado, pero necesitará de un proceso de legalización que precisará del cumplimiento de ciertas condiciones:

  • En primer lugar un Ingeniero Técnico Industrial colegiado nos deberá hacer un proyecto en el que se especifiquen todas las instalaciones que se van a instalar en el vehículo siguiendo las indicaciones del Manual de Reformas de Vehículos (Cuarta revisión de Marzo de 2018).
  • Si el vehículo tiene instalación eléctrica (220 V) deberá cumplir con la reglamentación sobre baja tensión (Real Decreto 842/2002), que deberá ser realizada y firmada por un instalador autorizado.
  • En el caso de desear instalación de gas debemos entregar en la ITV un certificado que cumpla las condiciones indicadas en el  Real Decreto 919/2002 y que sea realizado por un instalador autorizado.
  • Por último, un laboratorio de automóviles debe realizar un Informe de conformidad siguiendo las indicaciones del proyecto técnico. El ingeniero responsable deberá certificar la Dirección del proyecto hasta el final de obra, momento en el que el taller responsable de la reforma deberá realizar un Certificado según el anexo III del Real Decreto 866/2010 donde especifique los equipos o sistemas modificados, sustituidos o incorporados, indicando sus referencias (marca, modelo, número de homologación o marcaje) y que reúnan las condiciones del proyecto técnico.
seguro autocaravana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *