A finales de mes se conocerán los fundamentos de las sanciones a los fabricantes de camiones

A finales de mes se conocerán los fundamentos de las sanciones a los fabricantes de camiones. IMAGEN: Camiones IVECO

A partir de ese momento los transportistas podrán reclamar los sobrecostes que soportaron en la compra de camiones y que en España se calcula que fueron 2.500 millones de euros.

A finales de este mes podrían darse a conocer los fundamentos jurídicos y económicos sobre los que se fundamentarán las sanciones que la Comisión Europea ha aplicado a los fabricantes de camiones DAF, Iveco, MAN, Mercedes-Benz, Renault Trucks y Volvo Trucks, que según las autoridades de la Competencia participaron durante catorce años en un cártel de precios cuya creación coincidió con la celebración del Salón de Bruselas de 1997.

A partir de ese momento todos los transportistas afectados podrán comenzar a presentar las correspondientes reclamaciones con el fin de recuperar los sobrecostes que dicho pacto pudo provocar en los precios de venta de los camiones. En España el volumen de lo reclamado podría alcanzar los 2.500 millones de euros, sin incluir en esta cifra los posibles intereses de demora. Se calcula que en nuestro país puede haber 150.000 clientes y unos 200.000 camiones afectados y los expertos estiman que el sobrecoste en las operaciones de compra osciló entre un 10 y un 20 por ciento.

Todos aquellos transportistas autónomos y empresas de transporte que adquirieran camiones nuevos o usados de 6 a 16 toneladas entre 1997 y 2011, con dos años de extensión hasta 2013, pueden considerarse afectados. Para la Comisión Europea está probado que en esos años los fabricantes sancionados crearon un cártel para pactar el incremento de precios de sus vehículos, estableciendo simultáneamente acuerdos para retrasar la introducción de las tecnologías anticontaminación propuestas por la CE, determinando con ello los tiempos para su puesta en marcha y repercutiendo los costes de dichas tecnologías sobre los compradores de los vehículos.

Sanciones a los fabricantes

Las multas propuestas por la Comisión Europea suman un total de 2.930 millones de euros, de los cuales la mayor cuantía son los 1.008,8 millones que corresponden a Daimler Trucks (Mercedes-Benz). La multa para DAF (Grupo Paccar) ha sido de 752,7 millones; de 670,5 millones para el grupo Renault Trucks/Volvo Trucks y de 494,6 millones para Iveco.

Por su parte, MAN parece haberse salvado de pagar unos 1.200 millones de euros al haber sido la marca que confesó la existencia de tal pacto, mientras que Scania se encuentra todavía sometida a investigación.

A finales de mes se conocerán los fundamentos de las sanciones a los fabricantes de camiones
5 (100%) 1 vote[s]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *