EL Gobierno aprueba las 44 toneladas y una altura máxima de 4,5 metros

Las medidas aprobadas por el Gobierno sobre el aumento de la Masa Máxima Autorizada (MMA) y de altura máxima serán incluidas en el Plan de Impulso de la Cadena de Valor de la Industria de la Automoción para mayo de 2021. De esta forma, se pretende impulsar la mejora de la eficiencia enérgetica y reducir las emisiones de CO2. Frente a esta decisión el Comité Nacional del Transporte ya se ha mostrado contrario a su aplicación.

Se aprueban finalmente las 44 toneladas

El Gobierno incluirá en el «Plan de Impulso de la Cadena de Valor de la Industria de la Automoción« un aumento de la Masa Máxima Autorizada (MMA) y de altura máxima para mayo de 2021. El peso y las nuevas medidas, que serán 44 toneladas y los 4,5 metros de altura, se notificarán en el apartado 2.4 denominado «Mejora de la competitividad en logística de transporte».

El objetivo no es otro que tratar de impulsar la mejora de la eficiencia energética y reducir las emisiones contaminantes de CO2. El plan incluye un total de 20 medidas de diferentes ámbitos, ya sean económico, logístico o fiscal, con el fin de mejorar toda la cadena de valor de la industria automovilística.

En este sentido el presidente del Gobierno anunció, que a partir de mayo de 2021 se permitirá que los tráiler y trenes de carretera puedan alcanzar las 44 toneladas de MMA, cuatro más que las actuales 40 toneladas, y que la altura máxima de los camiones pase de 4 a 4,5 metros, lo que en su opinión servirá para reducir los costes logísticos, el número de camiones en circulación y por lo tanto las emisiones de CO2.

En nuestro país la automoción supone un 10% del PIB y uno 19% de las exportaciones “made in Spain”, empleando a 650.000 trabajadores de forma directa y a dos millones más de manera indirecta. Este Plan, que cuenta con un apoyo económico del Estado cifrado en 3.750 millones de euros, contempla una veintena de medidas fiscales, logísticas y financieras, que incluyen entre otras importantes novedades en lo referente al transporte de mercancías por carretera.

En busca de este cambio se encontraba desde hace más de un año la Asociación Nacional de Transportistas de Animales Vivos (ANTA), que ha reconocido haber empleado ese tiempo de trabajo para conseguir la aprobación de las 44 toneladas y los 4,5 metros de altura para el sector de transporte de animales vivos.

Un fin para el que ha contado con la colaboración de otras entidades como Aeutransmer (asociación de cargadores), UNE madera (Unión Empresarial de la Madera y Mueble de España) y AEFA (Asociación Española de Fabricantes de Alfalfa deshidratada). De hecho, ya fue aplazada a septiembre una reunión prevista para marzo en la que se pretendía tratar estos trámites en la que debían participar estas asociaciones junto con DGT, MITMA y el Ministerio de Agricultura, que finalmente no tuvo lugar por la crisis sanitaria del coronavirus.

Gobierno amplía medidas para el transporte de animales

ANTA se unió precisamente durante los momentos más críticos del estado de alarma a la iniciativa promovida por el Jorge de Saja, director general de CESFAC, y que incluía a otras asociaciones del sector agroalimentario para pedir la ampliación del peso y las medidas de altura, y llegar de esta forma a las 44 toneladas y los 4,5 metros de altura a través del MAPA.

El gerente de ANTA, Pedro Martínez, destacó de esta medida adoptada por el Gobierno que «liberaliza la presión del transporte animal ante posibles sanciones por exceso de carga. Como ya es sabido, los transportistas de nuestro sector no saben con exactitud el peso que se va a cargar por realizarse cálculos estimados de peso por partida de animales«. Además, Martínez aboga por «seguir trabajando para mejorar las condiciones de los operadores logísticos del transporte de animales vivos».

Estas nuevas medidas ya se contemplaban en el borrador con fecha del 20 de enero del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030, por lo que su implantación ya se esperaba para los próximos años. El ANTA reconoce además que se trata de una demanda histórica, puesto que siempre ha pretendido que el sector del transporte de los animales vivos fuera de los primeros sectores logísticos del transporte que la implantarla. De hecho, se trata de algo que ya se lleva a cabo en otros países como Francia y Portugal.

Frente a esta decisión del Gobierno, que apoya las tesis defendidas por los cargadores frente a los transportistas, el Comité Nacional del Transporartes (CNTC) ya se ha posicionado en contra, una postura que Carmelo González, presidente del CNTC, ya mostró durante su intervención en la pasada “cumbre” organizada por la CEOE bajo el título de “Empresas españolas: liderando el futuro”.

Carmelo González, que es a su vez vicepresidente de la CETM, hizo hincapié en el hecho de que en transporte internacional no están autorizadas las 44 toneladas y los 4,5 metros de altura, lo que significa que se tratará de una medida de ámbito doméstico y que en su puesta en marcha no se han valorado criterios de seguridad vial y de desgaste de infraestructuras, ya que con la actual configuración de dos ejes en los vehículos tractores el impacto por rueda sobre el asfalto se va a incrementar en un porcentaje importante, por no hablar de los mayores costes en consumo de combustible, en neumáticos y en mantenimiento que tendrán que soportar los transportistas.

Seguro para camiones

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *