Editan una guía de razas de perro autóctonas de España

Son muchas las razas caninas autóctonas en nuestro país, pero en la actualidad un buen número de ellas tan sólo sobreviven en entornos rurales y con un futuro bastante incierto. Para su protección y conocimiento la Real Sociedad Canina Española, junto con el Ministerio de Agricultura, ha publicado la guía “España a través de sus razas caninas: Origen, historial y funcionalidad”. Se trata de un esfuerzo por conocer y preservar dichas razas originadas en España.

podenco ibicenco:  raza autóctona española

En España existen 33 razas caninas autóctonas, que sobreviven especialmente en las zonas rurales, y muchas de ellas se encuentran en peligro de extinción. Para la Real Sociedad Canina Española (RSCE) a excepción del Perro de Agua Español, el Mastín Español y el Podenco Ibicenco el resto de razas necesitarían una protección especial para evitar su desaparición.

Por esta razón la RSCE ha pedido al Gobierno, que está trabajando en una nueva ley de bienestar y protección animal, que declare a estas razas Patrimonio Inmaterial, Cultural, Histórico, Genético y Etnológico, al igual que hizo en su día Jerez de la Frontera con el Ratonero Bodeguero Andaluz y como hizo hace unos meses el Gobierno Canario con sus razas autóctonas.

Sin embargo, para algunas de ellas esta solicitud llega demasiado tarde, ya que en el último siglo son dos las razas caninas autóctonas consideradas como desaparecidas al no tenerse registro de ejemplares puros y varias las que se encuentran el borde de la extinción.

Un ejemplo es el Perro de Punta Español, una raza de caza originaria de nuestro país y que se cree que puede ser el orígen de todas las razas de muestra actuales. Este dato se basa en una pintura de 1725 que demuestra la existencia del “Spanish Pointer” en Inglaterra.

Otra de las razas que se considera desaparecida es el Gorgas Alicantino o Perro de Gorgas, raza de muestra de tamaño mediano-grande y gran corpulencia que guarda una gran similitud con el Pointer de Fiaske. De hecho, algunas fuentes consideran que existen ejemplares aún vivos a falta de reconocimiento de la raza.

Con el objetivo de que esto no se repita, la RSCE junto con el Ministerio de Agricultura publicó el pasado mes de diciembre la guía “España a través de sus razas caninas: Origen, historial y funcionalidad”. Su objetivo es preservar el legado que suponen estos perros para la cultura y las tradiciones de nuestro país.

De hecho, ha sido gracias a aficionados y amantes de los perros que algunas razas al borde de la extinción están viendo aumentadas sus poblaciones. Es el ejemplo del Dogo Español, prácticamente desaparecido a finales del siglo XX y que gracias a un pequeño grupo de ejemplares conservados en Sevilla iniciaron hace ya veinte años la recuperación de la raza. En la actualidad el Club Nacional del Dogo Español ha logrado el reconocimiento de la raza en más de noventa países.

seguro veterinario para perro

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *