Guipúzcoa planea extender la euroviñeta a la A-636

Lejos de dar marcha atrás en el cobro de la euroviñeta, la Diputación Foral de Guipúzcoa planea ampliar los peajes a la A-636 entre Beasaín y Bergara. En este caso la novedad es que los camiones pesados no serán los únicos afectados, porque en este tramo la euroviñeta también afectará a los turismos y a los vehículos de transporte por debajo de 12 toneladas.

Guipúzcoa planea extender la euroviñeta a la A-636

Guipúzcoa está sirviendo de “laboratorio de pruebas” para la aplicación de la euroviñeta en España, algo que nuestro país lleva tiempo evitando y de lo que habrá que hablar largo y tendido a lo largo de esta legislatura.

Actualmente, ésta tasa por uso de infraestructuras continúa estando vigente para camiones, aunque judicialmente se encuentra anulada y a falta de sentencia del Tribunal Supremo, en los tramos de la N-1 y de la A-15 que transcurren por este territorio foral.

Desde un punto de vista judicial estos peajes se encuentran recurridos -recurso de casación- y ya existe sentencia favorable para los transportistas del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, aunque al no existir medidas cautelares el cobro para camiones se mantiene desde comienzos de 2018.

Pero ahora el “experimento” pretende ir más allá, porque la autoridades forales guipuzcoanas planean extender la euroviñeta a la autovía A-636 que une Beasaín y Bergara, aunque en este caso la novedad que llama la atención es que los peajes también afectarán, además de a los camiones, a los turismos y a todos los vehículos de transporte por debajo de 12.000 kg, un detalle que se puede calificar de histórico, puesto que es la primera vez que esto sucede en España.

La Diputación de Guipúzcoa ya tiene muy avanzada la aplicación de esta medida, que entrará en vigor este mismo año o a comienzos de 2021 como muy tarde, y que para los camiones por encima de 12 toneladas supondrá un “impuesto revolucionario” de 6,13 euros por un recorrido de apenas quince kilómetros de autovía.

Los planes son instalar al menos tres pórticos a lo largo de la A-636 para el cobro de la nueva euroviñeta y que la gestión de la misma siga en manos de Bidegi, la empresa pública que actualmente gestiona con mucha polémica los peajes de la N-1 y de la A-15. En los últimos meses Bidegi ha tenido que adaptar el cobro de los peajes a las exigencias de los tribunales y del propio Defensor de los Ciudadanos del País Vasco, aunque en ningún momento desde la Diputación de Guipúzcoa se ha tomado la decisión de paralizar el cobro de los mismos.

Seguro para camiones

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *