Gusano del corazón: un peligro para los perros en la playa

La Dirofilaria o gusano del corazón es un parásito que está presente por toda la costa de nuestro país. Afecta al corazón del animal provocando una enfermedad grave que tapona los vasos sanguíneos. Su medio transmisor es un mosquito por lo que hay posibilidades de prevenir el contagio si empleamos correctamente los antiparasitarios y consultamos al veterinario. 

gusano del corazón

El gusano del corazón, llamado Dirofilaria, es un parásito alargado que afecta especialmente a los perros aunque puede infectar también a otros animales e incluso al hombre. Tiene varias fases, siendo las primeras microscópicas mientras que en las adultas pueden llegar a medir hasta 30 centímetros de longitud. 

El parásito está distribuido por casi todo el planeta, a excepción de la Antártida. En España la zona de alto riesgo es todo el litoral, tanto la costa de levante y Andalucía como la costa norte, atlántica y Portugal. En estas áreas se considera una enfermedad endémica frente a la que hay que proteger a las mascotas de forma rutinaria

Para los que viven en las zonas de interior, donde apenas existe riesgo de contagio, la época estival que coincide con las vacaciones de verano es el momento de mayor peligro. Es aquí cuando hay que consultar con el veterinario qué productos específicos debemos usar para viajar seguros. 

Actualmente existen productos en forma de pipeta, comprimido o vacuna. Estos antiparasitarios permiten repeler al mosquito para evitar la picadura o eliminar las larvas de la Dirofilaria que hayan podido entrar en la sangre en caso de contagio. 

¿Cómo se transmite la Dirofilaria? 

La Dirofilaria se transmite por la picadura de ciertos mosquitos, presentes casi exclusivamente en zonas costeras de España. Cuando la larva entra en la sangre pasa varios meses circulando sin provocar síntomas hasta llegar al corazón y a los vasos sanguíneos que van hacia los pulmones, donde crecen hasta formar los adultos. 

Estos adultos provocan una obstrucción del sistema circulatorio, impidiendo que la sangre llegue correctamente a ciertas zonas del cuerpo y causando problemas como cansancio, insuficiencias cardíacas, mareos o desvanecimientos

El tratamiento varía en función de si se detecta durante las primeras fases, momento en el que se pueden eliminar las Dirofilarias con fármacos inyectados. Una vez han alcanzado la fase de adultos el tratamiento suele requerir de cirugía para extraer los gusanos acumulados en el corazón. 

Por esta razón es muy importante prevenir la enfermedad para evitar las secuelas que puede provocar el parásito. Aunque el parásito tiene menos actividad en la época de frío lo más recomendable es utilizar los antiparasitarios durante todo el año.

seguro veterinario para perro

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *