Helhest, el caballo de tres patas protagonista de la mitología nórdica

No son pocos los ejemplos de animales mitológicos, muchos de ellos caballos, que cumplen una función moralizante para los humanos. En el caso de la mitología nórdica, Helhest es un caballo de tres patas que acompaña a las almas al reino de los muertos, siendo tan intensa su presencia que el hecho de verse o incluso de oírse el ruido de sus cascos implicaba la llegada de todo tipo de malos augurios.

Helhest mitología

La mitología nórdica es rica en leyendas y cuentos sobre animales y criaturasencargadas de acompañar a los dioses y a los humanos en sus quehaceres y fatigas. Algunos de ellos llegan a ser incluso su montura, como es el caso de Helhest en la tradición danesa.El llamado “caballo de los infiernos” acompaña a Hela,diosa del inframundo, mientras que para los mortales la presencia de Helhest en sus vidas es un signo claro de infortunios y muerte.

En las leyendas antiguas se afirmaba que este corcelera cabalgado por la muerte y que por lo tanto su presencia era anuncio de enfermedadesy malos augurios. Por esta misma razón su apariencia física esla de un caballo decrépito, enfermo y con únicamente tres patas, que se aparecía ante aquellos que iban a realizar su último viaje.

Este caballo ya fue mencionado en el siglo XIX por Jakob Grimm en su estudio sobre mitología nórdica, donde Helhest aparece como elcaballo fantasma que acompaña a la muerte. Junto con esta leyenda existe otra que cuenta que siguiendo una tradición ancestral Helhest fue enterrado vivocon el propósito religioso deguiar el alma de los muertos hacia ultratumba.

En cualquier caso todas las leyendas que rodean a este caballo mitológico coinciden en señalar su cercana relación con la muerte, de forma que nadie quería -ni quiere- escuchar el característico sonido de sus tres cascosal chocar contra el suelo.

El origen de la leyenda

Las leyendas nórdicas defendían que, previamente al entierro de un cuerpo humano, se debía enterrar el cuerpo de un caballo dentro de la sepultura. La razón por la que un equino debía acompañar a los humanos en su último viaje, era para que su alma pudiera ser guiada al galope por Helhesthasta el lugar donde le correspondiera.

Helhest caballo

Por otro lado, en Noruega una leyenda antigua afirma que las personas que sobrevivían a una grave enfermedadhabían hecho un trato con Helhestpara que no se llevase su vida al más allá. En su caso las ofrendas consistían en montones de avena, un alimento que en la creencia popular servía para apaciguar el apetito del “caballo de los infiernos” que de esa forma se desentendía de los humanos.

Pero lo cierto es que las historias asociadas a Helhest se extienden por todos los países escandinavos. En la Catedral de Roskilde, en Dinamarca, es curioso ver cómo las personas que pasan cerca de una determinada piedra escupen sobre ella. Esto se debe a lacreencia de que bajo esa roca se encuentra enterrado un caballo Helhest, por lo que escupir sobre ella era y es un acto ritual de desprecio hacia el animal y todo lo relacionado con la muertey los malos presagios.

Por otra aparte, la leyenda de Helhest está también relacionada con Hellmaer, el “corcel de pesadilla”, un caballo zombi con solo tres patas. Se cuenta que aquellas personas que mueren sin honor antes de fallecer ven en vida a este corcel decrépito.

El destino de las almas llevadas por Helhest

Como si se tratara de una nueva versión del señor de los anillos una vez abandonado el cuerpo las almas de los humanos viajaban hasta Hel, conocido como el reino de la muerte, un territorio que según la mitología nórdicaestaría ubicado en la parte más oscura y lúgubre del Niflheim, uno de los nueve mundos del Yggdrasil.

Helhest caballo mitología nórdica

Allí las personas viles, los asesinos, los perjuros y los mentirosos notorios finalizaban sus días rodeados por el intransitable río Gjöll, quedando atrapados para siempre en un mundo helado donde el sol no brillaba, una representación que de alguna viene a coincidir con el infierno cristiano.

seguro para caballos

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *