Alerta sanitaria por los casos de hepatitis aguda en niños

Un cuadro de hepatitis aguda de origen desconocido está afectando en Europa a numerosos niños de dos a dieciséis años. Debido a su origen no determinado el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) ha modificado los protocolos a seguir y aconseja que ante un cuadro compatible con la enfermedad se acuda rápidamente al pediatra, ya que a falta de tratamiento esta patología puede ocasionar un fallo hepático de carácter grave.

Un cuadro de hepatitis aguda de origen desconocido está afectando en Europa a numerosos niños de dos a dieciséis años

La alarma sanitaria saltó a primeros de abril cuando las autoridades del Reino Unido notificaron un aumento de casos de hepatitis aguda grave en niños sin patologías previas. El origen desconocido de la enfermedad puso en alerta a los responsables sanitarios de toda Europa, contabilizándose a partir de ese momento nuevos casos en otros países.

Hasta ahora se han comunicado un total de doscientos casos en doce países, aunque los epidemiólogos esperan que esta cifra de pacientes pueda incrementarse. El país más afectado es Reino Unido con al menos 125 casos confirmados, y España ocupa la segunda posición con veintidós niños afectados. La Comunidad de Madrid y Cataluña son los territorios que registran el mayor número de casos.

Los primeros síntomas de esta enfermedad comienzan con trastornos gastrointestinales (náuseas, vómitos, diarrea, etc.), para evolucionar hacia una segunda fase donde la piel adquiere un color amarillento (ictericia).

¿Cómo se la hepatitis aguda en niños?

Al igual que ocurre con otras hepatitis el contagio puede producirse mediante la ingesta de alimentos contaminados, o bien por contacto directo entre un paciente infectado y otro sano. Al contrario de lo que sucede con los coronavirus o los adenovirus no está probado que la trasmisión de la hepatitis se produzca a través del aire.

Por el momento la forma de contagio de esta variedad de hepatitis es aún desconocida para los expertos sanitarios, por lo que no se pueden proponer medidas de control que sean realmente efectivas. Desde el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades nos recuerdan, que uno de los medios de transmisión de adenovirus en niños es la exposición fecal-oral, por lo que nos aconsejan extremar las medidas de higiene y desinfectar las superficies de guarderías y colegios.

Todas las precauciones que tomemos en cuanto a higiene son necesarias, ya que los cuadros clínicos más agudos de esta enfermedad necesitan un trasplante de hígado (alrededor del 10% de los niños afectados).

hepatitis aguda en niños europeos y españoles

Por qué hay alerta sanitaria por hepatitis aguda infantil

Frente a un tipo de hepatitis como este, donde no se conoce con seguridad la causa exacta que genera la enfermedad, la alerta sanitaria debe ser declarada por dos motivos principales:

  • Un incremento destacable de los casos difíciles de catalogar. Hasta este momento tan sólo existían 4 ó 5 casos de este tipo cada año en Europa.
  • Por la gravedad del cuadro que origina la enfermedad, donde uno de cada diez niños afectados precisa de un trasplante de hígado.

Es por ello que con fecha del 28 de abril el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) modificó los protocolos que regulan los casos de hepatitis infantil aguda, haciendo especial hincapié en los niveles de transaminasas, la cantidad de casos y las edades de los afectados.

Con los nuevos protocolos la calificación y diagnóstico de hepatitis aguda se produce cuando las cantidades de una de las dos transaminasas supere el umbral de las 500 unidades/litro. Además, estos protocolos incrementan la edad de los afectados de los 10 a los 16 años, ya que la nueva enfermedad afecta a esta horquilla de edad.

Las transaminasas son unas enzimas hepáticas que participan en los procesos metabólicos y que tan sólo en circunstancias anormales pasan a la sangre. Su detección en el torrente sanguíneo es prueba de que existe un trastorno en el hígado.

Cuáles son las causas

Las causas que generan este tipo de hepatitis aún se desconocen, aunque la hipótesis que más fuerza toma es la asociada a una infección por adenovirus unida a algún tipo de cofactor que provoca una mayor gravedad entre los afectados.

Las investigaciones epidemiológicas llevadas a cabo han hallado diversas causas infecciosas entre los afectados, siendo los patógenos más comunes el adenovirus y el SARS-CoV-2. En Inglaterra y Escocia los resultados de epidemiología mostraron que el 75,5% y el 50% de los casos, respectivamente, eran positivos a la presencia del adenovirus en los niños afectados.

Por otro lado, estas investigaciones no permiten definir un patrón alimenticio ni conductual (toxinas, alimentos, medicamentos) que explicase la exposición de los pacientes al patógeno, siendo también descartado que la infección tenga algo que ver con la vacuna contra la COVID-19.

seguro médico

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.