¿Son los huevos un alimento saludable?

Se calcula que los seres humanos llevamos 10.000 años consumiendo huevos, pero después de tanto tiempo nutricionistas y expertos médicos no se ponen de acuerdo sobre sus cualidades beneficiosas o perjudiciales para nuestra salud. Por cierto, cada ciudadano occidental consume unos 280 huevos al año.

huevos con tortitas

Se calcula que de media un ciudadano occidental consume anualmente unos 280 huevos, lo que significa que la producción y consumo de este producto alcanza aproximadamente los 70 millones de toneladas/año, una cifra global que en unidades representaría la cantidad de 1,3 billones de huevos.

Los expertos en nutrición aseguran que a través de los restos arqueológicos encontrados se puede confirmar que el ser humano lleva consumiendo huevos desde hace unos 10.000 años, incluso es posible que mucho antes, lo que no ha evitado que los huevos permanezcan en el centro de una larga polémica que enfrenta a defensores y detractores de este alimento.

Ni tan buenos…

Recientemente científicos de la Universidad Northwestern de Chicago nos han vuelto a alertar sobre los riesgos que tienen los huevos para nuestra salud cardiovascular. Durante los últimos diecisiete años han seguido y analizado los hábitos y estilos de vida de al menos 30.000 adultos, llegando a la conclusión de que el consumo de 3-4 huevos por semana podría incrementar en un 6% los riesgos cardiovasculares.

En su caso la ecuación que hacen es que cada huevo contiene casi 200 mg de colesterol y que cada 300 mg adicionales por encima de los 300 mg que se consideran aceptables en una dieta diaria, incrementan en un 17% la incidencia de patologías asociadas con el corazón y el sistema circulatorio.

huevos a la plancha

Anotar que en estas conclusiones también se tuvo en cuenta el sexo, raza, consumo de alcohol y tabaco y nivel de actividad física de las personas objetos de estudios, aunque distintas investigaciones parecen haber demostrado que la mayor parte del colesterol estaría producido por el hígado estimulado por las grasas saturadas y trans que consumimos habitualmente.

Ni tampoco tan malos

Por el contrario, un estudio de la Universidad de Easthern Finland realizado durante veintiún años sobre un colectivo de 1.950 varones con edades comprendidas entre los 42 y los 60 años, descarta que el hecho de consumir un huevo al día pueda asociarse con el riesgo de sufrir ictus, mientras que otro estudio de la Universidad de British Columbia concluye que un desayuno bajo en carbohidratos y alto en grasas, como las que contienen los huevos, ayuda a que las personas que padecen diabetes tipo 2 puedan controlar mejor sus niveles de azúcar a lo largo del día.

En defensa del huevo el estudio más concienzudo y voluminoso, puesto que en el mismo se estudiaron 500.000 pacientes entre 30 y 79 años, ha sido realizado por el China Kadooire Biobank y en el mismo se recoge que el consumo “razonable” de huevos reduce en un 26% el riesgo de sufrir ictus hemorrágico, un accidente cardiovascular que por diversas razones médicas tiene una especial incidencia en China.

Huevos cocidos con pan tostado

Un alimento básico

Un huevo contiene 1,5 gramos de grasa saturada, 6 gramos de proteínas, 72 calorías y un gran número de nutrientes interesantes para nuestra salud como luteína, zeaxantina, colina y vitaminas A, B y D, lo que le convierte en uno de los alimentos básicos en cualquier dieta equilibrada.

En opinión de muchos nutricionistas el problema de los huevos, al margen de las alergias y de los riesgos de salmonelosis por una manipulación inadecuada, puede no estar en sí mismos, sino en los alimentos que suelen acompañarle como queso, tocino, patatas fritas, salchichas, tostadas, etc.

De cualquier forma es muy probable que dentro de otros 10.000 años los seres humanos continuemos consumiendo huevos de una forma u otra y probablemente la polémica en torno a sus perjuicios y beneficios se mantenga.

seguro médico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *