El huracán Irma podría dejar un coste de 50.000 millones a las aseguradoras

Los expertos consideran que el paso del huracán Irma provocará pérdidas a las aseguradoras que oscilarán entre los 20.000 y 50.000 millones de dólares, un siniestro costoso que, según las estimaciones, no necesitaría de capital adicional.

Huracán Dennis, en Florida

Según el estudio realizado por AIR Worldwide, firma de modelización de riesgos de catástrofes, los costes de siniestralidad a los que harían frente las compañías de seguros por el huracán Irma podrían abarcar desde 20.000 hasta 40.000 millones de dólares. En ellos se englobarían los daños por viento y tormenta tanto a propiedades residenciales como a comercios, centros industriales y automóviles, sin contar las viviendas sin asegurar ni lo afectado en embarcaciones marítimas o infraestructuras.

Estos cálculos se encuentran en continua actualización según se desarrolle la tormenta tropical. De hecho, las últimas estimaciones adelantaban pérdidas de 65.000 millones, mientras que en estos momentos la cifra ya es inferior.

Por otra parte, los cálculos de Citi alcanzan los 50.000 millones de dólares de coste para las aseguradoras de Miami (entre 20.000 y 50.000), aunque sus primeras previsiones adelantaban cifras de hasta 150.000 millones máximo de pérdidas, aunque ya pasado el huracán no se contempla una situación tan extrema.

La entidad asegura que las aseguradoras continuarán con incertidumbre hasta que finalice la temporada de huracanes, posiblemente durante el próximo mes de noviembre, y vaticina además que sería lógico que los precios de los reaseguros de catástrofes en Miami aumenten un 5% el próximo año, por la necesidad de aumentar el capital mínimo para demostrar su solvencia.

Según ha adelantado Expansión, el huracán Irma y los ciclones José y Katia, además del huracán Harvey en Estados Unidos y el terremoto que asoló México, han provocado que el mercado de bonos catástrofes se encuentre ante su mayor caída de la historia del índice Swiss Re Cat Bond Total Return (15,7%).

El mercado de bonos catástrofe mueve unos 90.000 millones de dólares (alrededor de 75.000 millones de euros), de los que aproximadamente la mitad de las emisiones forman parte de riesgos en Florida. Las consecuencias del paso del huracán Andrew en 1992 en la costa de Florida, que dejó 11 aseguradoras fuera de combate, provocaron la creación de estos productos poco tiempo después.

Para más información, puedes consultar estas noticias:

El huracán Irma podría dejar un coste de 50.000 millones a las aseguradoras
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *