Las nueve infracciones que más cometemos los conductores españoles

Un estudio de la DGT analiza el comportamiento de los conductores españoles y hace balance de cuáles son las infracciones de tráfico que se cometen con mayor frecuencia.

Cuáles piensas que son las nueve infracciones que los conductores españoles cometemos con mayor frecuencia. ¿No respetar los límites de velocidad? ¿Conducir bajo los efectos del alcohol? La DGT ha realizado un estudio en el que aparecen las infracciones de tráfico más frecuentes en nuestro país.

Las nueve infracciones que más cometemos los conductores españoles

1.- Equipar neumáticos en mal estado

Circular con los neumáticos en mal estado, ya sea por desgaste excesivo o con la presión inadecuada, está considerado como una infracción muy grave en el artículo 12 del Reglamento General de Vehículos. Llevar las ruedas con un dibujo inferior a 1,6 milímetros acarrea una multa de 200 euros por cada uno de los neumáticos que incumpla la normativa vigente. Además, unos neumáticos deficientes ponen en riesgo la seguridad vial, pues el vehículo pierde adherencia en superficies deslizantes por lluvia, hielo, nieve, etc.

2.- No utilizar los intermitentes

Hay un chiste que dice que las luces de los intermitentes funcionan “ahora sí, ahora no…” pero según la DGT a una buena parte de los conductores no le deben funcionar nunca. No utilizar los intermitentes es una práctica demasiado habitual que pone en riesgo al resto de usuarios de la vía.

El uso de los intermitentes es obligatorio para señalizar y advertir de cualquier maniobra que implique cambio de dirección o carril y no hacerlo supone cometer una infracción grave castigada con multa de 200 euros.

3.- Abusar del carril izquierdo

Otra práctica extendida entre muchos conductores es circular por el carril izquierdo cuando el resto están libres. Este hábito también es considerado falta grave con los correspondientes 200 euros de sanción para los infractores.

La norma dice que en las vías interurbanas (autopistas y autovías) de más de un carril por sentido se debe circular por el de la derecha preferentemente, utilizando el resto de carriles para adelantar a otros vehículos que circulen más despacio.

4.- Conducir sin luces

Parece una broma pero no. ¿Cuántas veces nos hemos cruzado por la noche con un vehículo que no lleva en funcionamiento los faros ni las luces de posición? Para la DGT son muchas y por ello esta infracción se cuela en el Top 9 de las más comunes.

No llevar las luces puestas o circular con un alumbrado deficiente o incorrecto también se considera infracción grave según el artículo 12 Reglamento General de Vehículos y supone una sanción de 200 euros.

5.- No aminorar la velocidad

Todos sabemos que sobrepasar la velocidad permitida es motivo de sanción, pero no reducirla en los casos en que sea necesario también lo es. Cuando nos acercamos a un paso de peatones, una zona escolar, paradas de autobús o zonas residenciales es necesario reducir la velocidad, incluso hasta detener totalmente el vehículo cuando se trate de evitar atropellos.

Parece ser que no mucha gente conoce esta norma, pero el artículo 3 del Reglamento General de Vehículos la tipifica como una infracción grave que conlleva multas de hasta 260 euros.

6.- No parar en un STOP

No detener el vehículo completamente cuando nos encontramos ante una señal de STOP es una infracción que en alguna ocasión ha cometido el cien por cien de los conductores. Esta señal se diferencia de la de “Ceda el Paso” porque obliga a detener del todo el vehículo, ya que suelen estar colocadas en intersecciones complicadas y con grave riesgo de accidente.

Saltarse una señal de STOP o no detener el vehículo puede poner en riesgo la seguridad de otros usuarios con preferencia y por lo tanto se considera una infracción grave con una sanción de 200 euros y la retirada de cuatro puntos del carnet de conducir.

7.- No mirar al abrir las puertas

Cuando estacionamos nuestro vehículo y nos disponemos a salir, ¿cuántos de nosotros miramos por el retrovisor a ver si viene alguien? Esta mala práctica pone en riesgo a otros usuarios, sobre todo cuando se trata de ciclistas y motoristas.

Según el artículo 114 del Reglamento General de Vehículos es obligatorio comprobar que no venga nadie antes de abrir las puertas para salir del vehículo. No realizar esta acción y poner en riesgo la seguridad de otros usuarios puede acarrear sanciones de 260 euros.

8.- Estacionar en las paradas del autobús

Detener o estacionar el coche en una parada de autobús no solo es una falta de respeto hacia los usuarios del transporte público, sino que como reza el artículo 94 del Reglamento General de Vehículos es una infracción grave. Esta clasificación viene dada porque los peatones se ven obligados a invadir la calzada con el consiguiente riesgo para su seguridad al bajar o subir del autobús.

9.- Parar o estacionar en las aceras

Otra de las prácticas habituales de los conductores es subirse a la acera cuando no encuentra un sitio donde aparcar. Al igual que detenerse en una parada de autobús este comportamiento supone una falta de respeto y pone en riesgo a los peatones que deben invadir la calzada para continuar su camino. Por ello parar o estacionar en la acera supone una infracción grave con multa de 200 euros.

seguro turismo

Las nueve infracciones que más cometemos los conductores españoles
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *