Estas son las infracciones de tráfico que te pueden llevar a la cárcel en 2019

¿Sabías que hay determinadas infracciones de tráfico que te pueden llevar a la cárcel? La velocidad, el consumo de drogas y la conducción temeraria están detrás de estas penas. ¡Descúbrelas es este artículo!

La mayoría de los conductores sabe que hay ciertos límites que no debe sobrepasar. No obstante, hay un número reducido de personas que hacen oídos sordos a las advertencias y a los peligros que existen en la carretera, poniendo en riesgo su vida y la de los demás.

Conductor siendo arrestado por conducción temeraria.

Gracias a esta minoría, la ley actúa muy duramente contra determinadas infracciones de tráfico. El Código Penal manda a prisión a todos aquellos que comentan las infracciones de tráfico que te detallamos en este artículo. ¿Sabrías deducir alguna de ellas?

Exceso de velocidad: delito penal 

¿Eres de los que pisa mucho el acelerador hasta en poblado? Si es así, esperamos que tu coche no supere los límites que refleja el Código Penal. De lo contrario, ¡podrás acabar entre rejas!

Para explicar este punto nos basamos en el artículo 379 de este código reglamentario. El mismo detalla la posibilidad de ir a la cárcel de todo aquel que supere en 60 km/h en vía urbana y en 80 km/h en vía interurbana la velocidad máxima permitida.  Por lo tanto, alguien que circule a 90 km/h o más por ciudad, tiene papeletas para acabar en prisión  “de tres a seis meses”.

Decimos que es una posibilidad, ya que este artículo da otras alternativas a las penas de cárcel comentadas.  Los conductores que sobrepasen estos límites también pueden ser condenados a realizar trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días. En cualquiera de los dos casos, este tipo de infracciones de tráfico siempre acaba con la retirada del permiso de conducir de uno a cuatro años.

Muy rápido tiene que ir el conductor que pueda entrar en la cárcel por exceso de velocidad, sin embargo, se han dado casos. ¡No hay prisa para justificar tanta velocidad!

Preso recordando su exceso de velocidad.

Consumo de alcohol y drogas: ¿cuándo hay cárcel?

Todos sabemos, tal y como explicamos en Multas de tráfico: ¿cómo saber si tengo, dónde pagarlas y cómo recurrirlas?, que conducir bajo los efectos del alcohol y de las drogas tiene como consecuencias, en la mayor parte de los casos, una multa económica y la retirada de determinados puntos del carnet. Estas son las llamadas sanciones administrativas.

Sin embargo, la ley puede castigar con penas de cárcel a todos aquellos conductores que superen los 0,60 mg/L de alcohol en aire espirado o los 1,2 mg/L de alcohol en sangre. Siempre que se superen estas cantidades, el conductor afectado tendrá las mismas sanciones que hemos visto en el apartado anterior.

Es decir, podrá ir de tres a seis meses a la cárcel o será condenado a realizar trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días –también se le retirará entre uno y cuatro años el carnet-.

Otros que podrán enfrentarse a estas penalizaciones serán aquellos que vayan al volante tras haber consumido sustancias psicotrópicas, estupefacientes y drogas tóxicas. En este caso, es el agente de tráfico el encargado de decidir si denuncia al conductor por la comisión de un delito contra la seguridad vial o no. Es decir, que el consumo de drogas puede tener consecuencias penales o no.

En cualquier caso, es evidente que el alcohol y las drogas no son buenos acompañantes. ¡Evita este tipo de infracciones de tráfico!

¿Cuál es la sanción por la conducción temeraria?

Está claro que conducir no puede implicar poner en peligro al resto de personas. Por ello, la conducción temeraria también está castigada por la ley española. Cuando un conductor circule de esta forma, poniendo en riesgo la integridad de las personas, las penas de prisión oscilan entre los seis meses y los dos años.

¿Después de cuánto tiempo podrá volver a conducir la persona que cometa este tipo de infracción? Dependerá de la gravedad de la conducción, pero la retirada del carnet oscilará entre uno y seis años.

Coche sobrepasando el límite de velocidad permitido en vía urbana.

Conducción temeraria con manifiesto desprecio por la vida

Pero existe algo peor que conducir temerariamente: hacerlo con desprecio hacia el resto de personas. Esta actitud de odio hacia los demás se castiga de forma extra en el Código Penal. En estos casos, la persona con manifiesto desprecio sufrirán tres tipos de sanciones penales:

Cárcel: En este caso, el tiempo de condena en prisión variará de los dos a los cinco años.

Retirada de carnet: La persona que sea condenada por actos como estos, se quedará sin permiso de conducir una buena temporada. Su carnet de conducir será confiscado entre los seis y los diez años.

Multa: Además de las otras dos sanciones, a aquellos que circulen de forma temeraria y con odio manifiesto se les impondrá una pena de multa de doce a veinticuatro meses. No sólo estará en la cárcel y no tendrá carnet de conducir, ¡también tendrá la obligación de pagar una sanción durante un periodo de tiempo considerable!

Negación a realizar la prueba de alcoholemia o drogas

Mucha gente se pregunta: ¿y si me niego a hacer la prueba de alcoholemia o drogas? Aunque no lo parezca, tomar esta decisión tiene consecuencias drásticas que no todo el mundo conoce. El hecho de negarse a realizar las pruebas pertinentes de alcohol y de drogas que la Guardia Civil y los agentes de movilidad realizan en las carreteras españolas acaba con penas de cárcel.

¿Cuánto tiempo en prisión puedes estar por una circunstancia como ésta? Hablamos de penas que van de seis meses a un año. A esto hay que sumarle la privación del derecho a conducir vehículos de motor o ciclomotores de uno hasta cuatro años. ¿A que no compensa negarse a realizar estas pruebas? ¡No ganas nada llevando a cabo este tipo de infracciones de tráfico!

Preso agarrando una valla de metal.

Consecuencias de conducir sin puntos

Conducir sin carnet siempre es un acto castigado por la ley. En el caso de que te queden puntos, las sanción solo será económica. No obstante, si no dispones de puntos y, por lo tanto, tu carnet de conducir fue retirado por la DGT, las sanciones llegan a penas de cárcel que oscilan entre los tres y los nueve meses.

En estos casos, hay dos alternativas a la condena entre rejas. Al conductor se le puede imponer bien una multa de doce a veinticuatro meses, o bien la obligación de realizar trabajos en beneficio de la comunidad, de 31 a 90 días.

Otras infracciones de tráfico que te pueden llevar a la cárcel

En este apartado incluimos casos particulares que pueden dificultar la circulación de los demás conductores y que están penalizados, entre otras cosas, con la entrada en prisión del que los comete.

Todo aquel que coloque objetos imprevisibles en las carreteras, derrame sustancias deslizantes o inflamables y oculte la señalización de la calzada, podrá ser condenado de seis meses a dos años de cárcel. No obstante, esta sanción cuenta con una posible alternativa: una multa penal entre uno y dos año, además de trabajos de beneficio de la comunidad entre 10 y 40 días.

También se expondrá a estas sanciones aquel que no establezca la seguridad de la vía, cuando haya obligación de hacerlo. ¡Seguro que no te esperabas tantos casos de tráfico en los que era posible ir a la cárcel!

¿Te ha gustado este artículo sobre infracciones al volante  que te pueden llevar a la cárcel? ¡Compártelo en tus redes sociales! Si te ha parecido un post interesante, te recomendamos:

seguro turismo

Estas son las infracciones de tráfico que te pueden llevar a la cárcel en 2019
4 (80%) 4 vote[s]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *