Los jóvenes huyen del coche en propiedad y prefieren el “carsharing”

Entre las jóvenes generaciones el vehículo en propiedad pierde adeptos frente a las fórmulas del “carsharing”. Un estudio de Acierto pone de manifiesto que por término medio un vehículo cuesta anualmente entre 2.500 y 3.000 euros sumados combustible, mantenimiento y seguros, costes a los que hay que habría que añadir los derivados de la financiación de “nuestro” coche.

carsharing o coche en propiedad ¿qué es más atractivo para los jóvenes?

En los últimos tiempos se imponen las fórmulas de “carsharing” en las principales ciudades de nuestro país y en los sectores más jóvenes de la sociedad la fórmula del vehículo en propiedad pierde adeptos de forma acelerada.

En opinión de los expertos, y junto a una creciente sensibilidad medioambiental, esto se debe a que el sentido de “propiedad” está perdiendo significado entre los jóvenes que viven en ámbitos urbanos y que simplemente ven en los automóviles una solución de movilidad costosa de mantener y que en su caso carece de otros componentes de índole social.

Por otro lado, existen muchos jóvenes urbanitas que no trabajan o que tienen trabajos precarios que no les permiten soportar el coste de un automóvil de forma permanente y que por lo tanto acuden al “carsharing” en aquellos momentos puntuales en los que necesitan un vehículo para moverse por su ciudad.

Cuál es el coste anual de un coche

En relación con el coste anual que tiene un automóvil en propiedad frente al carsharing, han realizado un interesante análisis de lo que sucede en este sentido en España.

carsharing o coche en propiedad ¿qué es más atractivo para los jóvenes?

Para comenzar con el estudio hay que saber que en nuestro país el precio de compra medio de un coche nuevo ronda actualmente los 20.650 euros, cuando en 2019 este PVP medio era de aproximadamente 18.000 euros. Por lo tanto los coches han subido de precio en los últimos dos años.

Cada conductor español rueda con su automóvil una media de 12.600 kilómetros anuales, una cifra que parece inferior a la que seguramente realizamos muchos automovilistas al año, con una edad media del parque nacional de vehículos que supera ligeramente los 13 años y los 165.000 kilómetros totales. A tener en cuenta que a mayor antigüedad se incrementan los costes de mantenimiento.

En los cálculos se contempla un consumo medio de alrededor de 5 litros/100 km, con un coste proporcional del combustible de 1,42 euros (1,48 euros para la gasolina y 1,36 euros para el diésel), lo que viene a suponer que el coste en combustible es de 0,068 euros/km, unos 11.500 euros a lo largo de toda la vida útil y unos 856 euros aproximadamente a lo largo de un año.

Con respecto al mantenimiento se calculan unos 0,06 euros/km en reparaciones, lo que al cabo de 165.000 kilómetros representan 9.900 euros. Lógicamente, este coste es mayor en vehículos antiguos que en unidades más modernas, pero de cualquier forma podemos calcular un coste medio anual en mantenimiento de aproximadamente 756 euros.

En cuanto al precio del seguro, y haciendo una media entre las opciones con mayores coberturas y con menores, podemos estar hablando de 400-500 euros/año y de 5.200 euros como mínimo a lo largo de los trece años de vida útil de nuestro vehículo.

A todos estos costes lógicamente hay que añadirle impuestos, ITV, peajes, etc.

carsharing o coche en propiedad ¿qué es más atractivo para los jóvenes?

Haciendo sumas

Con todas estas cifras sobre la mesa sumamos y comprobamos que el coste anual medio de un vehículo puede situarse en un mínimo de 2.500-3.000 euros, siempre que la distancia recorrida no supere los 12.600 kilómetros y teniendo en cuenta que dependiendo del rango del vehículo habrá valores, como el consumo, el mantenimiento y el seguro, que probablemente contribuirán a incrementar este coste mínimo.

Finalmente, a estos costes por utilización del coche tenemos que sumarle los derivados de la financiación del vehículo, por supuesto siempre que el vehículo se financie, o en caso de pago al contado habrá que sumar aquellos rendimientos del capital que se hayan podido perder al proceder al pago del vehículo en el momento de la compra.

seguro turismo

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *