Karl, un bóxer convertido en el primer “perro judicial”

Los juzgados de Florida han sido los primeros en crear la figura del “perro judicial” encargado de acompañar a los menores que tienen que declarar ante el juez. Un joven bóxer llamado Karl consigue con su presencia tranquilizar a los niños y rebajar sus niveles de estrés y ansiedad.

Antes de convertirse en el primer “perro judicial” de la historia de Florida, Karl ya había vivido una historia de novela. Este pequeño boxer nació sordo por lo cual su criador optó por sacrificarlo al no ser apto para la venta. Sin embargo Karl tuvo la grandísima suerte de ser adoptado y formar parte del equipo de “Companion for Courage”, un grupo de perros y personas voluntarias que acompañan a los menores cuando estos tienen que ir a declarar a un juzgado.

Karl, el primer "perro judicial"

Por regla general todo procedimiento judicial suele generar en los niños estados de ansiedad y estrés y es por ello que en algunos lugares, como es el caso de Florida, se han comenzado a utilizar perros para calmar a los menores y en este nuevo cometido Karl es perfecto, porque seguramente debido a su sordera el animal es capaz de transmitir tranquilidad y serenidad.

Karl ha sido entrenado para entender el lenguaje de signos, el mismo que utilizan las personas sordas, y es capaz de reconocer hasta un centenar de signos diferentes, lo que le permite comunicarse con los menores. Esta interacción, más su nula respuesta frente a los ruidos y su adorable gorra, que Karl se pone siempre que tiene que acompañar a un niño ante un juez de Florida, hacen que los pequeños se sientan cómodos, tranquilos y seguros con la presencia de su perro amigo.

Para su guía, que es además su adoptante, Karl es un educador y una inspiración para la gente que tiene reparos sobre los perros con necesidades especiales. En ningún momento Karl piensa que tenga ninguna discapacidad, porque es feliz conviviendo en familia y realizando el trabajo para el que ha sido entrenado, así que Karl está convencido de que es un perro como los demás perros y ha convertido su sordera en un potencial de posibilidades.

En la Comunidad de Madrid también se está llevando a cabo un programa similar dirigido por Dogtor Animal. Como en el caso de Florida los perros consiguen que los niños que pasan por los juzgados lo hagan en un estado de ánimo de tranquilo y relajado, lo que permite que sus testimonios aporten mayor cantidad de detalles y que todo el procedimiento judicial se realice en un entorno menos hostil.

seguro para perro

Karl, un bóxer convertido en el primer “perro judicial”
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *