La automoción confirma su fortaleza como motor económico

Durante el pasado ejercicio, el sector del automóvil español logró superar los 100.000 millones de euros en facturación y creó 5.300 nuevos puestos de trabajo.

Mario Armero vicepresidente ejecutivo de ANFAC

El sector del automóvil en España -fabricación y componentes- ha logrado superar durante el pasado año los 100.000 millones de euros de facturación. Una cifra simbólicamente significativa que ha sido sobrepasada gracias al crecimiento estable registrado en 2017. Datos que han sido presentados esta semana en el Informe Anual de 2017 de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC) por parte de su vicepresidente ejecutivo, Mario Armero. Quien también anunció la incorporación de Luca de Meo, presidente de SEAT, y de Víctor Sarasola, consejero delegado de FCA España, a la Junta Directiva de la organización.

Si hablamos de la fabricación de automóviles en nuestro país, las cifras revelan un crecimiento que ronda el 4% en facturación respecto al año anterior, tras sobrepasar los 64. 500 millones de euros. Un crecimiento en los ingresos de las empresas automovilísticas instaladas en España que les ha permitido mantenerse como el sector que genera un 8,6% del Producto Interior Bruto (PIB), reforzando una vez más el peso de la automoción en la industria de la nación.

Estas cifras permiten además a España mantener su puesto como el octavo fabricante del mundo pese al descenso del 1,5% en la producción total. Cifra reforzada con la estabilidad que en 2017 han mantenido las exportaciones de vehículos fabricados en nuestro país. Acumulando, de esta forma, un total de 2,3 millones de vehículos vendidos fuera y una facturación que superó los 37.000 millones de euros. 

Actualmente en nuestras fronteras se fabrican un total de 42 modelos distintos. Y en 2017 otros 8 nuevos vehículos fueron adjudicados a plantas de fabricación españolas. Adjudicaciones a las que se espera que se sumen otras 15 en el próximo año y medio. La mitad de ellas con versión alternativa híbrida, eléctrica o de gas.

En cuanto a la aportación del sector a las arcas públicas, el automóvil generó unos ingresos al erario público de más de 28.138 millones de euros el pasado año, un 6% más que en el año precedente.

La Automoción crea más empleo de calidad

Mario Armero, vicepresidente ejecutivo de ANFAC, mostró los datos que confirman a la automoción como motor de empleo y crecimiento económico

Sólo el año pasado, la industria del automóvil española ha logrado generar la nada desdeñable cifra de 5.300 nuevos puestos de trabajo. Lo que se traduce en un crecimiento en la generación de empleo respecto al pasado ejercicio de un 5,7%, según los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA). Si bien el dato más optimista lo ofrecen las características de estos nuevos contratos laborales: el 83% de ellos fueron contratos indefinidos.

Del mismo modo, el directivo de ANFAC señaló el aumento de las inversiones del sector en nuestro país, que crecieron un 11% hasta situarse en los 2.160 millones de euros. Mientras que, en lo referente a las previsiones para este 2018, ANFAC espera que cierre con un crecimiento de las ventas que se sitúe en torno al 8% en todos los canales. Todo ello a pesar de atravesar el periodo más largo sin estímulos estatales a la demanda de los últimos 18 años, cuando estamos a punto de que se cumplan dos años desde que los fondos del último plan PIVE se agotasen definitivamente.

Precisamente el vicepresidente ejecutivo de ANFAC, Mario Armero, quiso expresar en referencia a esto la gran trascendencia que tiene el hecho de que todo el conjunto del sector continúe trabajando para afrontar los grandes retos que en estos años ha de enfrentar la industria del automóvil española. E hizo especial hincapié en la importancia de afrontar reformas que permitan mejorar la competitividad industrial española en un entorno profundamente cambiante, además de iniciar medidas para frenar el envejecimiento del parque automovilístico de nuestro país, darle un impulso real a la movilidad inteligente, eficiente, sostenible y compartida, y la más que evidente necesidad de proyectar un marco regulatorio en la Unión Europea y en España que sea favorable a las implantación de nuevas tecnologías y prepare el terreno para la inminente llegada del vehículo autónomo.

La automoción confirma su fortaleza como motor económico
5 (100%) 1 vote[s]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *