La lucha contra el fraude en el seguro multiplica su rentabilidad

Cada euro invertido en luchar contra el fraude en el seguro nos ahorra, a cambio, 48 euros a los clientes honrados de las aseguradoras.

Premiados de ICEA por su lucha contra el fraude en el seguro

Las compañías de seguros logran ahorrar a sus clientes 47,90 euros por cada euro que han destinado a investigar posibles casos de fraude. Así lo ha revelado el informe publicado por Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras (ICEA), bajo el título El fraude al seguro español. Año 2018.

Un trabajo que han llevado a cabo gracias a la información recabada por 41 compañías de seguros que operan en nuestro país. El conjunto de las cuales suma una cuota de mercado superior al 50%. Lo que permite sacar conclusiones muy representativas sobre la tendencia que sigue este fenómeno que nos perjudica a todos y que está tipificado como delito.

Y es que debemos destacar en este punto que las compañías resuelven los problemas de sus clientes con el dinero que éstos les pagan. Por lo que, cuando un defraudador plantea una reclamación indebida o exagerada, se está llevando (o intentando llevarse) el dinero que le corresponde a otros clientes del seguro. Y por tanto, robando a la sociedad

Este conjunto de aseguradoras logró detectar, durante el pasado año, un total de 175.777 intentos de estafa. O lo que es lo mismo: cada hora se producen 20 tentativas de estafa al seguro.

Si bien los últimos 6 años los pequeños fraudes venían creciendo, lo cierto es que el pasado 2018 se estabilizaron: algo más de un tercio (36,2%) de los intentos de engaño conllevaban reclamaciones inferiores a los 500 euros y los dos tercios restantes (un 63,8%) implicaban el pago de importes más elevados.

Más fraudes en el seguro de coche

Además el estudio de ICEA muestra cómo un 62,8% de los casos de fraude detectados se da en el seguro del automóvil. Siendo, claro está, el seguro con más clientes también.

Las líneas de diversos (hogar, comercio, comunidades, pymes y responsabilidad civil) alcanzan un 30,3% de los intentos de estafa. Otro 5,8% se produce en los ramos de vida, accidentes y salud. Y el 1,2% restante corresponde a otras líneas de negocio.

La inversión media en la investigación de un fraude es de 247,90 euros que pone la compañía aseguradora. Aunque varía la media según el ramo: seguros personales 591 euros; seguros de automóviles 379 euros; seguros patrimoniales y de responsabilidad civil 153; y “Otros ramos” 475 euros.

El retorno medio por la investigación es de 47,90 euros por cada euro invertido. Pero también hay variaciones en función del tipo de fraude: en los seguros personales se evita el pago de 181 euros por cada euro, mientras que en la categoría “Otros” sólo son 38 euros.

En cuanto al tipo de fraude, en automóviles, por ejemplo, las reclamaciones desproporcionadas constituyen el tipo de fraude más habitual: un 37,4% de fraudes analizados. Y le siguen la ocultación de las lesiones o los daños preexistentes en un 19% de los casos.

El mejor comparador de seguros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *