La UE impondrá un seguro obligatorio para robots

El seguro necesario para robots por el desarrollo de la IA

El seguro obligatorio para robots será una realidad en breve si se cumplen las previsiones de la Comisión Jurídica del Parlamento Europeo

La eclosión de la Inteligencia Artificial (IA) ha hecho que los robots, los drones y los coches autónomos pasen de ser mera ciencia ficción a convertirse en realidad en sólo unos años.

Tanto es así que la actual legislación tiene grandes lagunas en lo que se refiere a dirimir la responsabilidad de, por ejemplo, un accidente de tráfico con un coche autónomo implicado. ¿Quién es el responsable del accidente? ¿El propietario? ¿El fabricante? ¿El distribuidor? Son preguntas aún sin respuesta. A las que hay que sumar las cuestiones éticas que plantea la cada vez mayor presencia de mecanismos y sistemas autómatas cuya IA les permite suplantar a los humanos en muchas tareas.

Según explican desde la Comisión de Asuntos Jurídicos del Europarlamento, es necesario comenzar a regular la aplicación de la Inteligencia Artificial a los procesos productivos y la irrupción de la robótica en mercados como el automovilístico. Dado que si la UE no toma la delantera en la legislación de estas actividades, «podría verse obligada a seguir las establecidas por terceros estados». Así lo asevera el informe aprobado la pasada semana en dicha comisión, resultante de la labor del Grupo de Trabajo que se constituyó a inicios del año 2015 para estudiar la necesidad de un marco legal común sobre la Robótica y la Inteligencia Artificial.

¿Liderar el desarrollo de la Robótica es liderar el crecimiento económico?

De este modo, consideran que una legislación comunitaria permitiría a Europa liderar el campo de la robótica, una industria en plena efervescencia que favorecería el crecimiento económico de la Unión. En un mundo donde el uso de los drones es cada vez mayor, los robots son ya algo «estándar» en las cadenas de montaje, y los coches 100% autónomos parecen estar a la vuelta de la esquina, es necesario, según los eurodiputados, tomar la delantera. La UE no puede quedarse rezagada en la actual carrera tecnológica.

el uso de robots en la industria ya obligó a realizar seguros para este tipo de maquinaria

Los robots llevan años funcionando en las cadenas de montaje de la industria de la automoción

Pero Europa tampoco puede lanzarse a este mercado sin asegurar la estabilidad social y económica que supondrá su desarrollo. Al menos así lo entiende la citada Comisión de Asuntos Jurídicos. Las previsiones marcan la previsible destrucción de millones de empleos a causa de la automatización de procesos mediante IA. Hasta el 64% de los puestos de trabajo de algunos sectores podrían ser sustituidos en los próximos años por la robótica, según los últimos estudios de McKinsey Global Institute.

La socialdemócrata luxemburguesa Mady Delvaux, coautora del informe, señala que «para abordar esta realidad y garantizar que los robots estén y seguirán estando al servicio de los seres humanos, necesitamos urgentemente crear un marco jurídico europeo sólido». Lo hace en una entrevista publicada recientemente, donde además señala que, aunque «no sabemos qué pasará», en Europa debemos «estar preparados para cualquier escenario».

Y aunque la eurodiputada cree que «no sustituirán a los humanos», sino que «habrá una cooperación entre ambos», lo cierto es que gran parte del planeta podría verse relegada al desempleo debido a la mayor productividad que pueden aportar las inteligencias artificiales y los robots en muchos campos de producción y en áreas como el transporte o la logística.

En cualquier caso, dado el crecimiento de la industria tecnológica y su importancia para la economía mundial, la eurodiputada señala que «Europa es líder en robótica, pero si quiere seguir siéndolo, necesitamos tener normas comunes para la industria«.

Ética: responsabilidad del impacto de los robots

¿Quién debe responder ante las consecuencias del uso de robots? El impacto social de su implantación en cada vez más áreas productivas (dejando sin empleo a millones de personas en las próximas décadas), las consecuencias para el medio ambiente (tal y como ocurre con la actual industria) y las que podría tener incluso para la vida humana hacen necesario, según la Comisión, que los estados miembro que están desarrollando estas nuevas tecnologías se rijan por un código ético y legal, así como unas normas de seguridad que garanticen que el impacto de los robots no haga resquebrajarse los pilares del Estado del Bienestar.

Las instituciones públicas de la Unión deberán contar con los conocimientos y herramientas suficientes para afrontar los cambios que estamos viviendo. De sobra conocidos son los problemas iniciales que se han dado con el uso masivo de los drones en España, debido precisamente a una legislación que en sus inicios estaba incompleta, dificultando la labor de las autoridades a la hora de actuar ante los usos indebidos de estos dispositivos.

Habrá un seguro obligatorio para robots como el que existe para los drones

Tuvo que pasar bastante tiempo hasta que las propias autoridades han tenido claro cómo actuar ante determinados usos de los drones

En lo referente al código ético, desde la Comisión Jurídica del Europarlamento señalan que «sería recomendable» que los diseñadores de robots, por ejemplo, incluyesen «interruptores del pánico» para apagarlos en caso de emergencia por un mal funcionamiento de los mismos.

Responsabilidad y seguridad: Seguro obligatorio para robots

Probablemente la responsabilidad civil de los actos de los robots sea uno de los puntos más preocupantes y polémicos. Y es precisamente uno de los puntos sobre los que llama la atención el informe europarlamentario. En él, señalan la urgencia de una normativa que legisle la responsabilidad en el caso de los coches eléctricos de conducción automática, más conocidos como coches autónomos. Tesla es uno de los fabricantes que más fuerte está apostando por esta nueva tecnología y que está haciendo grandes avances en este área. Por lo que se espera que los coches 100% autónomos sean una opción muy extendida en menos de un lustro. De ahí la prioritaria necesidad de legislar en este área.

¿Quién es el responsable del accidente mortal del coche TESLA?

Los accidentes con coches en piloto automático han desatado la polémica en EEUU

De hecho ya se han producido varios accidentes con vehículos de la citada marca de automóviles en los que la opción de conducción autónoma o «Autopilot» estaba activada. Aunque todavía no se han esclarecido del todo las circunstancias del primer muerto en un coche con piloto automático. Estas son algunas de las razones que han llevado a que estos diputados europeos planteen la necesidad de un seguro obligatorio para robots y mecanismos autónomos como los coches con piloto automático. Incidiendo además en que sería prioritario crear un fondo para asegurar que las víctimas de este tipo de accidentes o los relacionados con los robots sean debidamente indemnizadas.

Queda por dirimir quién es el responsable de un accidente o una muerte provocada por un mecanismo autónomo o un robot. Si los fabricantes, los diseñadores de su software, su propietario o su distribuidor. Pero en estos momentos la prioridad absoluta es garantizar la protección y debida cobertura de las víctimas de este tipo de accidentes.

También, y a largo plazo, la propia Delvaux señala la posibilidad de «crear un estatus jurídico específico de  para personas electrónicas», en el caso de los robots autónomos más sofisticados que, previsiblemente, acaben desarrollándose en los próximos años.

Sea como fuere, el seguro obligatorio para robots es el primer paso para avanzar en este área donde, una vez más, los avances de la ciencia han ido muy por delante de los legisladores. Ahora sólo queda que la Eurocámara decida sobre el informe presentado. Lo hará previsiblemente en febrero. Cuando deberá ser aprobado por mayoría para que la iniciativa legislativa sea vinculante y se inicie el camino para una normativa común europea sobre robótica e inteligencia artificial.

Jorge Monroy Criado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *