Muere Lupo, el perro de los duques de Cambridge Guillermo y Kate Middleton

Los duques de Cambridge han despedido públicamente a uno de sus perros, un cocker spaniel de color negro llamado Lupo muy querido por la familia británica. Ambos le han dedicado un emotivo post en Instagram en el que reconocen que ambos añorarán al animal tras convivir junto a él nueve años desde su ceremonia matrimonial.

Lupo el perro del príncipe Guillermo y Kate Middleton

Si no hace mucho hablábamos del amor incondicional que sienten muchas figuras políticas por sus mascotas, utilizando el ejemplo de la estatua de oro construida en Turkmenistán a petición de su presidente por el perro Alabai, de nuevo toca referirnos a una nueva referencia a su mascota por parte de una personalidad destacada de un país. En este caso se trata de Lupo, el perro del príncipe Guillermo y su esposa Kate Middleton (Catalina de Cambridge) que ha fallecido tristemente a la edad de nueve años, suceso doloroso para sus dueños como así lo han expresado en sus redes sociales.

Concretamente ha sido a través de la cuenta de Kensington Royal mediante la que el matrimonio ha compartido su dolor provocado por la gran pérdida que supone el fallecimiento del animal: «Con mucha tristeza, este fin de semana nuestro perro Lupo ha fallecido. Ha estado en el corazón de nuestra familia los últimos nueve años y le echaremos mucho de menos». Firmada con las iniciales de ambos, la publicación ya ha superado los 850.000 me gusta en menos de 24 horas, así como multitud de comentarios de seguidores de los royalties para enviar sus condolencias por la pérdida de la mascota.

El cocker spaniel de color negro ha formado parte de la familia británica desde la ceremonia matrimonial de los duques de Cambridge en 2011, tras la que fue adoptado para no separarse más de su nueva familia hasta ahora. La presencia del animal en la vida de los duques no ha sido ni mucho menos testimonial, como se ha comprobado en muchas imágenes y posados familiares que han compartido a lo largo de estos años sus propietarios en redes sociales. Ejemplos de ellos son las sesiones de fotos para los primeros cumpleaños del George o para el evento del centenario de la revista Vogue, en el que participó la duquesa de Cambridge. De hecho, tras el nacimiento del pequeño en 2013, Guillermo aseguró que «para mí, Catherine y ahora el pequeño George son mis prioridades, y Lupo».

Perteneciente a una camada del padre de Kate, Michael, corre el rumor de que incluso fue el propio perro Lupo el que tomó la decisión del nombre que llevaría el futuro rey George. Una elección que tomaría al esparcir sus padres varios papeles con diversas posibilidades para que la mascota terminara por decantarse por uno para bautizar al futuro ocupante del trono de Reino Unido.

Lupo, muy querido en una familia con varias mascotas

A pesar de no ser el único animal de compañía que convivía con los duques, destacando la presencia del hámster Marvin, lo cierto es que el amor por Lupo era especial dado que formaba parte de la familia desde hacía ya tiempo y se había ganado el corazón de todos por su bondad y compañía en todo tipo de momentos durante estos años. De hecho, otro familiar que ha sentido mucho su pérdida ha sido James Middleton, hermano de Kate, gran amante de los perros que tampoco dudó en regalarle una sincera despedida a través de su perfil de Instagram.

«Con enorme pena, anuncio que Lupo, el querido perro de mi hermana Catherine y su familia, ha muerto. Lupo era el hijo de ella, hermano de Zulu, Inka y Luna. Tenía 9 años. Nada te prepara para la pérdida de un perro. Para quienes nunca han tenido uno puede ser difícil comprender esta pérdida. Sin embargo, aquellos que han amado a uno saben lo que significa: un perro no es sólo una mascota, es un miembro de la familia, un mejor amigo, un fiel compañero, un maestro y un terapeuta. Muchas personas a lo largo de los años me han hablado sobre el dolor de perder a un perro y, para la gran mayoría, la muerte de un perro es, en casi todos los sentidos, comparable a la pérdida de uno de tus seres queridos humanos», compartió James en su publicación.

A través de la misma recordó a su perra Tilly, también fallecida, y apuntó que llevó a dar un paseo a la madre de Lupo, Ella, «para pasar tiempo recordándole» y finalizó: «Descansa en paz Lupo. Tilly y Mini te estarán esperando. Siempre serás recordado y tu legado vivirá para siempre. Buen chico».

seguro veterinario para perro

Jesús Rengel Ortiz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *