Madrid Central reduce el tráfico en muchas calles de la capital

El pasado viernes 30 de noviembre entraba en vigor el área de bajas emisiones Madrid Central, una iniciativa que ha implantado fuertes restricciones de tráfico en el centro de la capital y que según los primeros datos está provocando un descenso del tráfico en muchas calles de Madrid.

Madrid central reduce los coches que circulan por la capital

El pasado viernes 30 de noviembre entraba en vigor el plan del Ayuntamiento de Madrid para reducir el tráfico y la contaminación en Madrid Central, una medida que en la primera semana de funcionamiento se ha traducido en una reducción del tráfico en la zona de bajas emisiones y en una mayor fluidez en la circulación en el interior de esta zona, en su perímetro y en la M-30.

Este análisis preliminar deja cifras muy positivas. En Gran Vía el pasado domingo se vio reducido el tráfico rodado en un 51% con respecto a la configuración normal de tres carriles y en un 1,6% con respecto a los domingos de 2017 con restricciones navideñas.

Los mismos resultados se han obtenido en otras calles y arterias principales de la ciudad. La calle Toledo el tráfico se ha reducido en un 17,4%, mientras que en la calle Alcalá la reducción es de un 1,9%. Por el contrario en San Bernardo el tráfico se ha incrementado un 17%.

En el resto de calles del perímetro de Madrid Central la media de aumento de vehículos ha sido del 8,9%, aunque según datos del Ayuntamiento la mejoría en la fluidez de la circulación ha sido muy notable.

La M-30 ha sido otra de las vías que ha visto incrementado su tráfico tras la activación de Madrid Central. Esta vía de circunvalación ha visto como el número de vehículos aumentaba en un 3,5%.

Los datos contradicen las encuestas

En la víspera de la activación de Madrid Central, RACE y Goodyear presentaban los resultados de una encuesta en la que se afirmaba que el 70% de los madrileños consideraba el coche imprescindible para su día a día.

Esta encuesta, realizada a 3.000 conductores, también dejaba otros datos como que de media los madrileños utilizamos el coche 17 días al mes y que hasta el 54% de los encuestados lo utilizaban tres días o más días por semana.

Los conductores encuestados por RACE y Goodyear también defendían que la puesta en marcha de planes de movilidad tan drásticos y poco consensuados supondría un problema para que los ciudadanos pudiesen realizar sus actividades con normalidad.

Sin embargo, estos resultados se contradicen con los datos aportados por los responsables municipales, De hecho no solo se ha reducido el tráfico en Madrid Central, sino que la fluidez ha mejorado, lo que ha supuesto una reducción del tiempo de recorrido de las líneas de la EMT que circulan por el perímetro de Madrid Central (4,3%) y de un 14,4% en las que atraviesan esta zona.

Información a pie de calle

En esta primera fase de activación de Madrid Central el Ayuntamiento ha preparado un dispositivo especial de información que se prolongará hasta el 9 de enero y que realizan los Agentes de Movilidad y la Policía Municipal. Además, en calles limítrofes del perímetro y dentro de Madrid Central hay sesenta personas de Línea Madrid que ayudan a aclarar las dudas de conductores y peatones.

El Ayuntamiento también ha reforzado el personal en las oficinas de Atención a la Ciudadanía de los distritos de Centro, Arganzuela y Moncloa-Aravaca, para hacer frente a la demanda creciente de información derivada de la activación de Madrid Central.

¿Se debería prohibir el tráfico en el centro de otras ciudades?

Según el Barómetro sobre Neurociencia y Sociedad llevado a cabo por Ipsos, dos de cada tres españoles estarían a favor de prohibir el acceso de los coches al centro de las ciudades. Llama la atención que pese a que el 63% de la ciudadanía defiende este tipo de medidas, son los jóvenes entre 30 y 39 años los que muestran mayores problemas (47%) de cara a prohibir la circulación por el centro de las ciudades.

Si nos fijamos en la distribución por Comunidades Autónomas vemos que es en Galicia donde más se apoyan estas iniciativas, donde un 78% de los gallegos estarían a favor de limitar el tráfico en el centro de las ciudades. Este porcentaje supone que Galicia está 15 puntos por encima de la media nacional.

Por detrás están Cataluña (65%), dónde ya se está desarrollando un plan parecido al de la capital, Madrid (64%) y la Comunidad Valenciana (63%). En el otro extremo se encuentra el País Vasco, donde los defensores de las medidas de restricción del tráfico apenas alcanzan el 55%.

seguro turismo

Madrid Central reduce el tráfico en muchas calles de la capital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *