El mal estado de las carreteras aumenta el consumo y las emisiones

Un estudio de la Asociación Española de la Carretera demuestra que el mal estado de las infraestructuras viales afecta negativamente consumo de los vehículos y a los niveles de emisiones. La AEC considera que el 53% de las carreteras españolas deben ser repavimentadas, lo que serviría para ahorrar 1,6 millones de CO2 anuales y poder cumplir con los objetivos medioambientales de la Unión Europea para 2030.

El mal estado de las carreteras aumenta el consumo y los niveles de emisiones

Un estudio de la Asociación Española de la Carretera (AEC) en el que han colaborado Mercedes-Benz y la Plataforma Ponle Freno, ha permitido cuantificar las diferencias que existen a nivel de consumo y de emisiones contaminantes cuando los vehículos circulan por una carretera en mal estado o cuando lo hacen por la misma tras ser pavimentada de nuevo.

Las pruebas en tráfico real, que se realizaron con un vehículo ligero y con otro pesado en un tramo de 46 kilómetros, demostraron que repavimentar la mitad de las carreteras españolas que se encuentran en mal estado permitiría ahorrar al año 1,6 millones de toneladas de CO2.

En las pruebas realizadas con un vehículo ligero que circula por una carretera en buen estado las emisiones disminuyeron un 3,5%, mientras que en las mismas circunstancias en el camión pesado se redujeron en un porcentaje del 4%, comprobándose que los consumos pueden incrementarse por razón del mal pavimento en hasta un 9 y un 6%, respectivamente.

La AEC estima que al menos un 53% de las carreteras españolas, aproximadamente unos 53.500 kilómetros, presentan deterioros superficiales y estructurales que pueden calificarse de importantes, cuya repavimentación exigiría una inversión anual de al menos 330 millones de euros durante los próximos diez años.

A cambio nuestro país conseguiría reducir las emisiones de CO2 en un 6% y con ello estar dentro de los objetivos medioambientales que ha marcado la Unión Europea para el horizonte de 2030, a los que se ha comprometido el Gobierno español, y que pasan por reducir en un 32% las emisiones del transporte por carretera en los próximos diez años.

Junto al exceso de consumo provocado por el hecho de circular por un pavimento en mal estado, que los expertos cuantifican en al menos 600 millones de litros anuales de combustible, a consecuencia de este problema los neumáticos de los vehículos sufren también un desgaste extra del 3% en ligeros y del 2% en pesados, sin contabilizar el resto de daños que se pueden llegar a producir en los distintos elementos mecánicos, cuestiones todas ellas que pueden terminar por afectar a la seguridad de los vehículos.

Seguro para camiones

TERRÁNEA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *