¿Más cerca el final del tráfico ilegal de animales de compañía?

La FFDA reclama que la prohibición de venta de animales de compañía a terceros forme parte de la nueva Ley Marco de Bienestar Animal. En Reino Unido, por ejemplo, únicamente criaderos profesionales y protectoras pueden proporcionar mascotas a particulares.

PERROS RESCATADOS EN COREA

La Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales (FAADA) ha solicitado a la Dirección General de Derechos de los Animales y al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de España incluir la prohibición de la venta de mascotas en la nueva Ley Marco de Bienestar Animal.

La ONG de protección animal denuncia que «las cifras hablan por sí solas. El comercio de animales de compañía es un negocio muy rentable: la venta de perros y gatos en Europa asciende anualmente a 1.300 millones de euros. Se calcula que cada mes se comercializan 46.000 perros entre los estados miembros de la UE. ¿De dónde provienen tantos animales? En su gran mayoría de las granjas de cachorros conocidas como Puppy Mills, que abastecen las tiendas españolas, y de la cría de particulares, cuyo comercio se ha descontrolado debido a la falta de control en los portales de anuncios y redes sociales«.

La fundación justifica su petición aseverando que estas granjas o fábricas de cachorros son instalaciones de cría de perros y gatos que producen animales de forma industrial, a precios sumamente escasos y muy por debajo del mercado. Todo ello en condiciones deplorables y con un control de los estándares de bienestar prácticamente inexistente, lo que supone que muchos animales fallezcan en el traslado o padezcan enfermedades a su llegada, tales como el parvovirus o incluso la Covid-19. Una práctica que, según explican, «se ha trasladado de los países del este a España, donde ya se han desmantelado varios criaderos de ese tipo«.

Lo cierto es que en España, la normativa define claramente como práctica ilegal la difusión de transacciones con animales entre particulares si no el centro no se encuentra registrado como núcleo zoológico.

Seguir la estela de Reino Unido y Francia

La ONG señala como única solución efectiva para detener el tráfico de animales de compañía la prohibición de la venta de perros, gatos y hurones a terceros, en tiendas y en el comercio online. La idea es seguir el modelo que han tomado países como Reino Unido, donde la aprobación de la Lucy’s Law garantiza que únicamente los criaderos profesionales y las protectoras de animales puedan proporcionar mascotas a particulares. Mismos pasos que está siguiendo Francia, cuyo gobierno prevé el fin de este comercio el 1 de enero de 2024.

Anna Estarán, abogada de FAADA, apunta que «cada vez con mayor frecuencia vemos actuaciones de ayuntamientos y cuerpos policiales donde se precintan tiendas y se decomisan animales, y aun así los avisos y quejas que llegan a nuestra fundación por parte de particulares afectados van en aumento. Denuncias por ventas fraudulentas, adquisición de animales enfermos que fallecen al poco tiempo, estafas, falsificación de documentación, etc… animales procedentes de tiendas, pero también a través de portales de internet, páginas que generan un tráfico de animales totalmente descontrolado y en la mayoría de casos ilegal. Por todo ello creemos que ya ha llegado el momento de solicitar al Ministerio que ponga fin a este comercio inmoral de animales como ya han aprobado otros países europeos«.

El lanzamiento de la nueva campaña de petición de firmas #NoTengoPrecio está dirigida a la Dirección General de Derechos de los Animales y al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de España, con el fin de que pueda incluirse la prohibición de la venta de mascotas en la nueva Ley Marco del Bienestar Animal.

seguro veterinario para perro

Jesús Rengel Ortiz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *