11 millones de mascotas dejan de ser consideradas cosas en España

El Congreso reconoce de manera oficial a los animales de compañía como seres sintientes una vez que se ha aprobado definitivamente la Ley de modificación del Código Civil. De esta forma dejan de ser considerados como cosas o bienes inmuebles desde el 5 de enero de 2022.

Perros y gatos dejan de ser considerados como cosas tras la aprobación definitiva de la Ley de modificación del Código Civil, la Ley Hipotecaria y la Ley de Enjuiciamiento Civil. Si el primer gran paso se produjo cuando el Senado aprobó la Proposición de Ley con el único voto en contra de Vox y la abstención del PP, la confirmación ha llegado cuando el Congreso ha dado luz verde al proyecto.

Todo ello con el objetivo claro de “sentar el importante principio de que la naturaleza de los animales es distinta de la naturaleza de las cosas o bienes”, de acuerdo con la premisa de que los animales son “seres vivos dotados de sensibilidad”.

La aprobación por parte del Congreso de la Proposición de Ley de modificación del Código Civil junto a la modificación de la Ley Hipotecaria excluye a los animales de compañía de ser parte de una hipoteca. Mientras que la Ley de Enjuiciamiento Civil los declarará “inembargables”, por ejemplo, en casos de desahucio.

Tras el impulso por parte de diferentes entidades a lo largo de estos años de diferentes iniciativas para instar a las fuerzas políticas a acometer esta reforma, la labor ha dado sus frutos con la admisión a trámite del Congreso la propuesta para cambiar el régimen jurídico de los animales. Sería en abril de 2021 cuando la Cámara Baja diera luz verde a tramitar el texto legal, que finalmente sería aprobado por la Comisión de Justicia el 5 de octubre. El 17 de noviembre el Senado debatió y votó el texto, siendo aprobado y ratificado por el Congreso en diciembre.

La importancia de su bienestar

Personalidades del ámbito de la mascota se han mostrado exultantes con este nuevo avance, como es el caso de la Catedrática y directora del Máster de Derecho Animal y del ICALP de la Universidad Autónoma de Barcelona, Marita Giménez Candela.

cachorros

“Lo que hace esta ley es reconocer legalmente algo que la ciencia ha demostrado: que los animales son seres vivos dotados de sensibilidad. Y esto jurídicamente es muy importante porque permite vertebrar el trato que el derecho les da y, por tanto, poder proporcionar a los jueces aquellas herramientas que necesitan para poder decidir y dictaminar teniendo en cuenta su condición de ser vivo. Tenemos que estar orgullosos del gran paso que estamos dando como sociedad porque esto no se va a quedar aquí: con esta ley abrimos la puerta a grandes cambios futuros que van a venir dados por esta nueva condición“, asegura.

España se pone a la altura del resto de Europa

La aprobación de esta reforma supone que España siga el ejemplo del resto de países europeos en lo que respecta a la protección de los derechos de los animales. Ya en 2009, la Unión Europea dio un paso destacado al modificar en su Tratado de Funcionamiento reconocer a los animales como seres sintientes (art. 13 TFUE).

De hecho, ya otros países del Viejo Continente ya habían dado el paso para adecuar sus leyes a la situación de los animales en la sociedad, como fue el caso de Austria, Alemania o Suiza. Todas ellas naciones que desde hace más de veinte años especifican en sus leyes que los animales no son cosas. Al igual que en Francia y Portugal, que modernizaron sus legislaciones en este mismo apartado de manera más reciente.

Esta modificación del Código Civil en España servirá de impulso para armonizar la legislación sobre los derechos de los animales que cada comunidad autónoma mantiene vigente. Y es que, mientras en Cataluña los animales son considerados “seres vivos dotados de sensibilidad psíquica” y merecedores por tanto de unos derechos propios desde 2003, el resto de regiones no contaba con ninguna legislación específica al respecto.

11 millones de perros y gatos dejan de ser cosas

En España, prácticamente la mitad de los hogares (47%) convive con un animal de compañía. Más de 11 millones son perros y gatos que desde ya dejan de ser considerados como cosas para pasar a ser legalmente como “seres vivos dotados de sensibilidad por la ley”. Esto significa que, por ejemplo, en casos de divorcio o separación la justicia puede determinar el régimen de custodia del perro o gato en base a lo que estima que sea la opción que más convenga al animal. Además, en procesos de embargo o desahucio, los animales de compañía dejarán de ser considerados como bienes inmuebles y no podrán ser embargados en consecuencia.

seguro veterinario para perro

Jesús Rengel Ortiz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *