Sesenta años del debut y victoria del Maserati Tipo 60

El 12 de julio de 1959 el Maserati Tipo 60 diseñado por el equipo de Giulio Alfieri y conocido popularmente como “Birdcage” por incorporar un bastidor conformado por una red de tubos de acero, debutaba con victoria en la categoría Sport de la mítica carrera de Rouen (Francia).Con Stirling Moss al volante el “Birdcage” consiguió mejor marca que los Lotus 15, que habían sido los dominadores de la prueba hasta esa fecha. Había comenzado la leyenda del Maserati T60.

Maserati Tipo 60 en la actualidad

El Maserati Tipo 60 “Birdcage” fue una creación del ingeniero italiano Giulio Alfieri. Todo comienza cuando en 1958 la familia Orsi, propietaria en aquel momento de la marca del tridente, designó a Alfieri como responsable de encontrar nuevas soluciones técnicas y crear vehículos que ofrecieran un mejor rendimiento en competición. El ingeniero italiano, que tuvo total libertad para la creación, acabó marcando un antes y un después en Maserati.

En un principio Alfieri y su equipo pensaron en diseñar un vehículo con estructura monocasco, pero sin embargo la idea no prosperó. En octubre de 1958, tras discusiones sobre cómo combinar ligereza y rigidez torsional en el nuevo coche, se decidió diseñar un chasis compuesto por doscientos tubos de acero de pequeño diámetro, entre 10 y 15 milímetros, unidos entre sí a modo de red y que creaban algo parecido a una jaula de pájaros. Por esta razón el Maserati Tipo 60 comenzó a ser conocido como “Birdcage”.

Maserati Tipo 60 Bird Cage

El “Birdcage” montaba un motor compacto de cuatro cilindros y dos litros colocado en posición central y con un ángulo de inclinación de 45º, solución que le permitía bajar el baricentro. Este motor era un derivado del popular 200S al que se le realizaron una serie de pequeñas modificaciones y una revisión que hizo que el escape pasase a estar ubicado en el lado derecho. Los dos carburadores que equipaba eran Weber 45 DCO3 y la relación diámetro-carrera pasó a ser de 93,8x72mm. Todo esto permitía que el Maserati Tipo 60 alcanzase los 200 CV de potencia.

Al motor había que sumarle las suspensiones de muelles helicoidales y el puente trasero De Dion con ballesta transversal. Todas las soluciones técnicas adoptadas le permitían limitar su peso en solo 570 kg.

La primera unidad del Maserati Tipo 60 vio la luz en mayo de 1959. Stirling Moss fue el piloto encargado de realizar las pruebas en los circuitos de Módena (Italia) y Nürburgring (Alemania). Durante los test Alfieri fue consciente de que el uso de acero de tanta calidad en los tubos ponía en peligro al piloto, dado que estos no se deformaban y se producían fracturas en las soldaduras.

probando el Maserati Tipo 60 4 cil de 1990,2 cc

Para asombro de todos el ingeniero italiano decidió sustituir el acero utilizado por uno de calidad media que permitiera al chasis absorber las exigencias y evitar roturas en las soldaduras. Alfieri demostró tener razón.

Como sucede con todas las innovaciones, la presentación del Maserati Tipo 60 en competición no estaría exenta de críticas, pero ronto serían acalladas tras la mítica victoria en Rouen.

Rouen: Un debut con victoria

El 12 de julio de 1959 y en el circuito francés de Rouen el “Birdcage” hacía su puesta de largo en competición en la categoría Sport. A los mandos del vehículo diseñado por Alfieri estaba el joven piloto Stirling Moss.

En su debut el Maserati Tipo 60 se hizo con la victoria derrotando a los dos Lotus 15, dominadores de la prueba, marcando la vuelta rápida en 2:28 minutos y consiguiendouna velocidad media de 158,60 Km/h.

Maserati Tipo 60 celebrando su victoria

La victoria de Rouen sería la primera de una larga lista en las que el “Birdcage” también se adjudicó cuatro Campeonatos Italianos de Montaña en 1960, 1961, 1962 con Odoaro Govoni al volante, y 1963 con Nino Todaro; dos Campeonatos Italianos de Velocidad en Pista en 1960 con Mennato Boffa y 1963 con Nino Todaro.

Tipo 61, una evolución igual de competitiva

La victoria en Rouen el año de su debut, junto a otros grandes éxitos provocaron que el Tipo 60 se convirtiera en uno de los vehículos más solicitados por las escuderías privadas y los “Gentleman Drivers” que podían pagar el coste de este modelo.

Además, el “Birdcage” también captó la atención de muchas escuderías en Estados Unidos que competían con vehículos Sport de tres litros. Este nuevo mercado empujo a la marca a desarrollar un motor que se adaptara a sus nuevos clientes.

De esta forma la mecánica de cuatro cilindros se elevó hasta los 2.890 cc con un aumento de potencia de 50 CV.. El peso del nuevo modelo, conocido como Tipo 61, se elevó también hasta los 600 kg, en parte por la incorporación de un nuevo árbol de mayores dimensiones. Sin embargo, aún mantenía en esta materia una gran ventaja frente a otros competidores como Ferrari, Aston Martin y Jaguar.

Los consumos, por su parte, se mantuvieron constantes lo que supuso que el Tipo 61 se convirtiera en un habitual de las carreras de larga duración, dado que se reducían considerablemente el número de paradas de repostaje.

Maserati Tipo 61 Birdcage

En 1960 Maserati decidió apoyar oficialmente a la escudería estadounidense Camordi de Lloyd Casner en lugar de crear un equipo propio. Este equipo llegó a participar con dos coches en los 1.000 Km de Nürburgring. En esta prueba el coche de Stirling Moss y Dan Gurney quedaría primero, mientras que el de Masten Gregory y Gino Munaron sería tercero.

Otro de los hitos conseguidos por el Tipo 61 fue el récord de velocidad en las 24 Horas de LeMans, alcanzando los 270 Km/h, la velocidad más alta conseguida por un vehículo Sport de tres litros. Ese mismo añoun Tipo 61 conducido por Gregory y Casner volvería a ganar la prueba de resistencia de Nürburgring por delante de los Ferrari 250 TR 61.

seguro coche antiguo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *