Las matriculaciones de coches caen a niveles de la crisis

Las matriculaciones de vehículos siguen a la baja y cierran uno de los peores cuatrimestres registrados desde la crisis económica.

matriculaciones durante la crisis covid se desploman

Pandemia, incertidumbre, paralización económica, subida del impuesto de matriculación y fin de las ayudas. Son los pilares de un mal ya vaticinado por el propio sector, y que se ha materializado en el número de matriculaciones al cierre del cuarto mes del año. Si comparamos con el mismo mes de 2019, el resultado es uno de los peores cuatrimestres desde los últimos años de la crisis económica.

Según informan ANFAC (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones), la patronal de los concesionarios FACONAUTO, y Ganvam (Grupo Autónomo Nacional de Vendedores de Automóviles, Camiones y Motocicletas), las matriculaciones de turismos y todoterrenos han registrado una gran caída de las ventas, del 34,2% (si se compara con abril de 2019), hasta las 78.595 unidades. Mientras que el acumulado anual registra una caída del 39,3%, hasta las 264.655 unidades, respecto del mismo periodo de hace dos años.

Obviamente los datos sectoriales se están comparando con los del año 2019 debido a que en 2020, la llegada y auge de la pandemia rompió cualquier tipo de representatividad, al paralizarse completamente las ventas durante el confinamiento estricto.

Vuelven a ser los particulares los que más ventas acumulan, pese a una caída del 35% (un 44,6% en el acumulado del año). Le siguen las empresas, que pierden el 20,5% de sus comercializaciones, y los alquiladores, que caen un 46,5%.

Noemi Navas, directora de Comunicación de ANFAC, afirma que “si no hay estímulos a la renovación del parque, por lo menos sería conveniente no penalizar la compra de vehículos nuevos y evitar la incertidumbre de los consumidores, manteniendo estables herramientas tan útiles de cara a reducir la contaminación de las ciudades como son las etiquetas de la DGT. El sistema actual funciona bien, da señales claras a ciudadanos y ayuntamientos y es bueno que se consolide”.

Juan Luis Fernández, responsable de asuntos públicos de FACONAUTO, indica que “en este escenario de crisis sanitaria, que lógicamente tiene un impacto negativo en el consumo, hay dos apuntes preocupantes, uno, lo relegado que se está quedando el canal de particulares, que solo acapara 4 de cada 10 ventas y otro, la preocupación por el retraso en la llegada de vehículos a los concesionarios porque las fábricas están muy afectadas por la falta de semiconductores para la producción de éstos”. 

Mientras que la directora de Comunicación de Ganvam, Tania Puche, “el mercado está muy alejado de las cifras prepandemia y las consecuencias económicas están siendo claras. El sector de la distribución de vehículos, que se caracteriza por ser generador de empleo de calidad, ha perdido más de 8.000 puestos de trabajo en lo que llevamos de año. Esto hace necesario tomar medidas para reactivar la demanda que no solo se centren en los vehículos electrificados, teniendo en cuenta la amplia gama de vehículos eficientes que existen hoy en día en el mercado, máxime después del esfuerzo inversor que ha acometido la automoción en innovación tecnológica, consiguiendo que los motores de última generación emitan un 86% menos de NOx y un 99% menos de partículas”.

seguro turismo

Jorge Monroy Criado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *