El histórico Mini será el protagonista del Rétromobile París 2019

Entre el 6 y el 10 de Febrero de 2019 se celebrará en París el Rétromobile, el salón del vehículo clásico por antonomasia de Francia. En esta edición la estrella principal será la marca británica Mini, que el próximo año celebra su sesenta aniversario.

Rétromobile es una cita marcada en el calendario por todos los amantes de los vehículos clásicos e históricos. Este evento, que se celebrará en la Porte de Versailles de Paris entre los días 6 y 10 de febrero, marcará el inicio de la temporada de concentraciones, shows y “quedadas”.

En esta 44ª edición del Rétromobile el National Motors Museum of Beaulieu, el Haynes International Motor Museum y el Transports Prevost van a homenajear al Mini, un modelo de leyenda convertido a día de hoy en la “niña inglesa” más querida en todo el mundo y que en 2019 celebrará su sesenta cumpleaños.

En la próxima edición del Rétromobile los aficionados y público en general podrán disfrutar de la presencia de veinte modelos diferentes de Mini, entre los que se encuentra el primer prototipo de chasis diseñado por Dechaux en 1947, una versión pick-up utilitario, una pequeña furgoneta y clásicos deportivos como el Mini Cooper S o el Mini Marcos.

Mini Pickup

El pequeño gran coche

Diseñado por el ingeniero griego nacido en Turquía, Alec Issigonis, el Mini es el resultado de una reflexión en torno al concepto de automóvil popular y económico y para ello Issigonis se basó en el chasis diseñado por el ingeniero francés Dechaux.

Este bastidor con tracción delantera y motor transversal, que había sido presentado en el Salón de París de 1947, servía de base a un vehículo cuyo objetivo era optimizar el espacio del pasajero manteniendo las mínimas dimensiones posibles.

Mini Cooper S

En 1959 veía la luz el primer Mini, un vehículo que tenía 3 metros de largo, 1,40 metros de ancho y 1,35 metros de alto, con espacio en su interior para que viajasen cuatro adultos y con las prestaciones de un vehículo de mayor tamaño. Gracias al National Motors Museum of Beaulieu en el Rétromobile 2019 podremos disfrutar de una de las primeras unidades de la primera serie Mini de 1959.

Los modelos más clásicos

Los Mini marcaron toda una época y ello les ha convertido en uno de los automóviles más icónicos para los apasionados de los coches clásicos e históricos. Su éxito es tal que sesenta años después de su aparición ya se han vendido cinco millones de unidades alrededor de todo el mundo de este modelo.

Dentro del “concepto Mini” hay versiones con nombre propio, como es el caso por ejemplo del Mini Moke, el Mini Cooper S o el Mini Marcos. El modelo Moke fue diseñado a petición del ejército británico, que en aquel momento necesitaba un vehículo ligero todoterreno comparable al jeep que los estadounidenses utilizaron durante la Segunda Guerra Mundial.

Sin embargo, no tardó demasiado en ser licenciado debido a su fragilidad, dado que su baja altura y sus ruedas pequeñas lo hacían prácticamente inútil en terrenos complicados. A pesar de ello el Mini Moke si triunfó como vehículo civil. Entre 1963 y 1993 se vendieron para uso particular cerca de 50.000 unidades de este modelo.

Mini Moke

En 1963 Mini asalta el mercado internacional y la marca británica comienza a ser conocida en todo el mundo. Gran culpa de su popularidad la tiene su participación durante varios años consecutivos en el mítico Rally de Montecarlo con distintas versiones del Cooper S, consiguiendo la victoria en las ediciones de 1964, 1965 y 1967. Cuatro años más tarde, en 1971, el Mini Cooper S dejó de fabricarse.

El Mini Marcos fue un vehículo deportivo desarrollado por el fabricante británico Marcos en 1965. El vehículo diseñado por Malcolm Newell tenía una carrocería de fibra de vidrio y una distancia entre ejes de sólo 1.800 mm, lo que le hacía notablemente más corto que otros modelos Mini, detalles que junto a un motor transversal con tracción a las ruedas delanteras le permitieron ser el único coche británico que terminó las 24 Horas de Le Mans en 1966.

Mini Marcos

Diez años después de su aparición -1975- su producción por parte de Marcos finalizó pasando a manos de Harold Dermott, quien continuó produciéndolo con el nombre de Midas. Este modelo volvería al mercado en 1991 y estaría produciéndose hasta 1995 para cubrir las peticiones del mercado japonés. Se calcula que en total se vendieron unas 1.300 unidades del modelo Mini Marcos.

seguro coche antiguo

El histórico Mini será el protagonista del Rétromobile París 2019
5 (100%) 2 vote[s]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *