¿Pueden multarme en el parking del centro comercial?

De acuerdo con la Ley de Seguridad Vial en el interior de un parking público o de un parking privado que es utilizado por una colectividad indeterminada de usuarios, como sería el caso del parking de un centro comercial, podemos ser sancionados si no respetamos la normativa de tráfico y si no hacemos caso de las señalizaciones verticales u horizontales.

parking de centro comercial

El tráfico rodado es un auténtico laberinto en las grandes ciudades, donde es fácil incumplir de forma voluntaria o involuntaria alguna norma de circulación, que puede provocar que nos encontremos con una indeseada multa.

En nuestro día a día también es frecuente acceder con nuestro vehículo al parking de un centro comercial o de una gran superficie, donde erróneamente podemos tener la sensación de que se trata de un “espacio sin ley”. Y no es así precisamente.

Cuando circulamos por el interior del parking de un centro comercial estamos obligados a cumplir con las normas de circulación y aparcamiento vigentes en el exterior del mismo y con las propias que pueda tener dicho espacio, porque aunque pensemos lo contrario también podemos ser multados si no lo hacemos correctamente.

No es la ley de la selva

Aunque a veces pueda parecerlo en el interior de un parking público no impera la ley de la selva. De acuerdo con la Ley de Seguridad Vial esta normativa es de aplicación en todo el territorio español y su cumplimiento es obligatorio para todos los titulares y usuarios de vías y terrenos públicos -urbanos e interurbanos- aptos para la circulación de vehículos o que en su defecto sean de uso común.

parking público

Esta obligatoriedad también alcanza a aquellas vías y terrenos de índole privada que puedan ser utilizados por una colectividad indeterminada de usuarios. De esta forma cuándo circulamos por el interior del parking de un centro comercial, aunque pueda entenderse que podría tener un carácter privado, no estamos exentos de tener que cumplir las normas de tráfico.

Un parking público es una vía pública

Lo primero que debemos tener en cuenta en el interior de un parking público es precisamente eso, que se trata de una vía pública donde podemos ser sancionados como si estuviéramos circulando o aparcando en cualquier calle.

Así que mucho cuidado con circular en dirección contraria -una maniobra muy frecuente- o aparcar de forma indebida en una plaza reservada para personas con movilidad reducida. Este tipo de comportamientos nos pueden traer consigo una sanción.

Hay que tener en cuenta que cualquier parking público tiene su sistema de vigilancia o sus agentes encargados de ello, de forma que ellos mismos pueden llamar a la grúa o a la policía municipal si detectan un vehículo ocupando irregularmente una plaza de aparcamiento reservada.

centro comercial

En estos casos ya existe alguna jurisprudencia al respecto y las sanciones han alcanzado cifras de hasta 200 euros, por no incidir en que diferentes tribunales ya han considerado a los parking públicos como vías públicas donde es obligatorio respetar las normas de circulación vigentes en cada momento.

Por otro lado, circular en “contradirección” es una maniobra irregular que todos hemos realizado en alguna ocasión en el interior de un parking. Debemos tener mucho cuidado en estos casos, porque si se produce un incidente tendremos que asumir la culpa de nuestro comportamiento y lógicamente cargar con la correspondiente sanción si somos descubiertos.

Finalmente, a la hora de aparcar deberemos comprobar que lo hacemos dejando suficiente espacio para que otros usuarios puedan acceder a sus vehículos y sin exceder los límites de nuestra plaza, dado que también podemos ser sancionados si no lo hacemos correctamente.

seguro turismo

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *