Neumáticos de invierno, ¿una buena opción frente al frío?

Las condiciones climáticas extremas ponen a prueba los neumáticos de nuestros vehículos, modificando su comportamiento y provocando que se comporten de manera distinta a la habitual. La colocación de neumáticos de invierno puede resultar una elección acertada en ciertas zonas de nuestro país por las condiciones meteorológicas dominantes durante la estación fría, pero antes de decidirse por la compra de este tipo de ruedas es conveniente conocer algunos detalles.

Neumáticos de invierno

Durante los últimos días las condiciones climáticas de amplias zonas de nuestro país han cambiado, dando paso a unas temperaturas más bajas y a la aparición de las primeras nevadas. Para afrontar estas condiciones con seguridad muchos nos hemos preguntado: ¿Debemos cambiar nuestros neumáticos para afrontar la nueva estación?

En primer lugar debemos dejar claro que en nuestro país, por su posición geográfica y condiciones climáticas, no es imprescindible el empleo de ruedas de invierno en todos los territorios, aunque si se trata de un interesante elemento de seguridad que debemos tener en cuenta para evitar imprevistos por hielo, nieve o lluvia.

Cuando la temperatura desciende por debajo de 7ºC la adherencia de los neumáticos disminuye por el endurecimiento de la goma, momento en el cual es recomendable utilizar neumáticos de invierno, especialmente ideados para aportar el máximo agarre en condiciones invernales.

Sin embargo, hay que ser conscientes de que en otras condiciones climatológicas este tipo de ruedas reaccionan peor frente a las frenadas, sufriendo un mayor desgaste por lo que a la hora de montar neumáticos de invierno debemos estar convencidos de su idoneidad.

Los neumáticos de invierno pueden sustituir a las cadenas

La publicación del Real Decreto 2822/1998 estableció que los neumáticos de invierno son una alternativa legal al uso de cadenas. Este tipo de ruedas se suelen aconsejar en entornos con bajas temperaturas durante varios meses al año, con duras condiciones de conducción durante olas de frio y que tengan cierta frecuencia de lluvias y nieve.

Neumáticos de invierno para frío

Los compuestos de caucho con los que están fabricados estos neumáticos son más blandos que los habitualmente utilizados, lo que sirve para incrementar la adherencia y el agarre en carretera. Además, el dibujo de estas ruedas ha sido diseñado para optimizar el frenado y la tracción con ranuras proporcionalmente más profundas que permiten dispersar más cantidad de agua.

A la hora de decidirse por equipar neumáticos de invierno para conseguir una mayor efectividad es necesario montar el juego completo de ruedas, ya que la falta de adherencia en uno de los ejes nos puede llevar a perder el control del vehículo.

Dos juegos de neumáticos

Lo aconsejable para una mayor durabilidad y efectividad es sustituir los neumáticos de invierno según finaliza la temporada de mayor frio. Esta opción es cierto que incrementa los costes de montaje y adquisición de ruedas, pero a cambio nos aporta seguridad en todas las épocas del año y nos da la garantía de tener en todo momento un equilibrado perfecto de los neumáticos.

Neumáticos para frío

En este caso es importante saber que el correcto almacenamiento de los neumáticos que no estamos utilizando es muy importante. Por ello los guardaremos en una zona seca, fresca y oscura, apilando los neumáticos en horizontal ya que con ello las gomas y las estructuras interiores sufrirán un menor deterioro y protegeremosla banda de rodadura.

Neumáticos mixtos

Si no deseamos acumular neumáticos en nuestro garaje ni tener que preocuparnos por la sustitución de los mismos tenemos la opción de montar neumáticos mixtos. Este tipo de ruedas tiene un buen comportamiento con meteorología variable, perdiendo efectividad en condiciones extremas.

La desventaja de este tipo de neumáticos mixtos es un menor rendimiento en condiciones secas y un mayor consumo de combustible en verano, pese a no resultar excesivo. Por otro lado, hay que resaltar que durante episodios de nevadas estos neumáticos no están admitidos por el Real Decreto 2822/1998 para sustituir a las cadenas.

seguro turismo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *