Nueva tarifa de luz: ¿Cuánto cuesta ahora recargar mi coche eléctrico?

El pasado martes 1 de junio entraba en vigor la nueva tarifa eléctrica de acceso 2.0TD, un nuevo sistema que afecta a los puntos de suministro hasta 15 kW y que hace que para los propietarios de automóviles eléctricos e híbridos enchufables las mejores horas para las recargas sean los “periodos valle” entre las 0 y las 8 horas. Los fines de semana y festivos todas las horas tendrán clasificación de “valle”.

cargar coche eléctrico nueva tarifa luz

Con el anterior sistema de tarificación los clientes domésticos disponíamos de hasta seis peajes de acceso, un concepto que se paga en la factura de la luz y que va destinado a cubrir los costes de acceso a la red eléctrica. A partir de ahora tan sólo habrá un único peaje, concepto que supone el 41,14% del coste de la factura eléctrica.

Por otro lado, la nueva tarifa dispone de tres franjas horarias, Punta, Llano y Valle, pudiéndose contratar un tramo de potencia para los periodos punta y otro para los periodos valle. La potencia media contratada en un domicilio español suele estar entre 3,5 y 5,45 kW y se trata de un término fijo que se paga independientemente del consumo realizado.

A partir del 1 de junio esta potencia se aplica de forma automática a todos los tramos horarios y en el caso de que los clientes quieran reducir la potencia contratada en algunos de ellos las compañías eléctricas ofrecen un año para hacerlo efectivo sin tener que pagar ningún coste. Por el contrario, sí habrá que pagar si se desea aumentar la potencia en alguno de los nuevos tramos.

A la hora de saber cuánto podemos ahorrar en el consumo de la luz lo primero que tenemos que saber es si tenemos una tarificación con discriminación horaria (2.0 DHA o 2.0 DHS) o una tarificación sin discriminación (2.0), porque de ello dependerá el impacto que la nueva tarifa 2.0TD pueda tener en el recibo a la hora de recargar nuestro coche eléctrico en un horario o en otro.

¿Cuándo es más barato recargar mi coche?

La nueva tarifa eléctrica establece tres tramos:

Horas Punta: Todos los días laborables de lunes a viernes entre las 11 y las 14 horas y entre las 19 y las 22 horas.

-Horas Llano: Todos los días laborables de lunes a viernes de 9 a 10 horas, de 15 a 18 horas y de 23 a 24 horas.

cargar coche eléctrico con la nueva tarifa luz ¿Cuánto cuesta?

-Horas Valle: De lunes a viernes de 0 a 8 horas. Este periodo es el que tiene el coste más bajo de kWh.

Fines de semana y festivos: En estos días todas las horas son “valle”, por lo tanto hay que aprovechar para recargar los vehículos eléctricos al precio más económico.

¿Cuánto cuesta recargar un eléctrico con la nueva tarifa de luz?

En cuanto al coste que tiene recargar un coche eléctrico, España es el quinto país más caro del continente. Esta cifra hace referencia a los últimos datos comparativos que toman como referencia 38 países europeos y un automóvil con una batería de 60 kWh, similar a la de un Hyundai Kona (64 kWh), un Volkswagen ID3 (58 kWh) o un Nissan Leaf (62 kWh), modelos con autonomías entre 400 y 500 kilómetros.

Por regla general los puntos de recarga existentes en viviendas se consideran como puntos de “recarga lenta” con potencias entre 2,3 y 7,2 kW. Si queremos saber la duración de una recarga completa es necesario dividir la capacidad de la batería del vehículo entre la potencia contratada en la vivienda.

¿es más caro recargar el coche eléctrico con la nueva tarifa de luz?

De esta forma para recargar un coche con una capacidad de 60 kWh en una instalación con una potencia contratada de 4,5 kW, el tiempo de recarga será de aproximadamente 13,3 horas, tiempo que será de 6,5 horas para un vehículo eléctrico con una capacidad de 30 kWh.

Evidentemente, dependiendo de la potencia del vehículo eléctrico el periodo nocturno de “horas valle” se queda un poco justo a la hora de efectuar una recarga de forma económica.

En estos momentos recargar un coche eléctrico en “horas valle” puede costar unos 2,5-3 euros por recarga, unos 3-3,5 euros en horas llano y unos 5,5-6 euros en horas punta, y al mismo tiempo es necesario tener contratada una potencia fija de aproximadamente 6,9 kW para evitar que durante la carga se active el interruptor de la vivienda que controla la potencia y que cortaría el suministro de luz momentáneamente.

A estos costes hay que sumar la propia instalación y adecuación del punto de recarga en nuestra vivienda, que dependiendo de cada circunstancia concreta puede llegar a costar unos 1.000 euros, aunque en España hay marcas que ya ofrecen a sus clientes de vehículos eléctricos un punto de recarga sin coste.

Finalmente, en España la mayor parte de los consumidores domésticos tiene contratada una potencia entorno a 4,6 kW, por lo que solicitar un incremento de dicha potencia puede suponer un coste aproximado de 115 euros. A su vez hay que señalar que este incremento de potencia tendrá un impacto fijo en la factura mensual de la luz.

seguro turismo

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *