Impuesto de Vehículos: Todo lo que hay que saber sobre el “numerito”

Además del Impuesto de Matriculación, que se paga en el momento de la compra, los automóviles también están obligados a pagar anualmente el Impuesto de Circulación, cuyo nombre oficial es en la actualidad el de Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM). Les contamos todo lo que debe saber un conductor sobre el famoso “numerito”.

numerito o impuesto de vehículos de tracción mecánica (ITVM)

El Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM), que suele pagarse en primavera, se encuentra vigente desde enero de 1990, fecha en la que sustituyó al antiguo Impuesto Municipal sobre Circulación de Vehículos, que era conocido popularmente como el “numerito”.

El cobro de este impuesto está cedido a los ayuntamientos, mientras que por el contrario el Impuesto de Matriculación le corresponde al Estado.

Cómo se calculan los caballos fiscales

En este caso es la ley que regula las Haciendas Locales la que se encarga de establecer la tarifa y cuantía del IVTM, aunque estos aspectos se pueden modificar a través de la Ley de Presupuestos Generales del Estado.

Es esta normativa la que permite que cada consistorio pueda fijar la cuantía del IVTM, siempre dentro de los límites fijados por ley. Es precisamente por esta razón que la cantidad a pagar es diferente en función del municipio en el que se encuentre empadronado el vehículo.

El IVTM tiene una parte fija que en el caso de los automóviles se calcula en base a los caballos fiscales, que es un concepto diferente al de caballos o kilowatios de potencia. Para obtener el dato de “caballos fiscales” hay que recurrir a una fórmula matemática algo compleja y que se encuentra expresamente definida en el Reglamento General de Vehículos.

Para un automóvil de combustión esta fórmula es: PF (Potencia Fiscal)= T (0,785 x D x R) x N (número de cilindros). En este caso T se sustituye por 0,08 en los motores de cuatro tiempo y por 0,11 en los de dos tiempos.

Por su parte, D es el diámetro de los cilindros expresado en centímetros y R el recorrido del pistón también en centímetros.

numerito

Finalmente, a la cifra obtenida cada ayuntamiento le puede sumar el incremento que considere oportuno, que siempre debe estar entre un máximo y un mínimo, que es el concepto que marca las diferencias entre ciudades.

Los ayuntamientos calculan el IVTM a comienzos de año, de forma que aunque se venda el vehículo a lo largo del año el responsable de pagar este impuesto será la persona o empresa que era propietaria del mismo a fecha 1 de enero.

Rebajas en el IVTM

En función del tipo de vehículo, su sistema de propulsión, su edad o su lugar de matriculación, existe la posibilidad de rebajas o beneficios en el numerito o IVTM, unos descuentos donde los distintos ayuntamientos tienen libertad de aplicación.

Estas bonificaciones al IVTM son:

  • Descuento del 50%: Vehículos matriculados en Ceuta y Melilla.
  • Hasta el 75%: vehículos Eco y Cero emisiones.
  • Hasta el 100%: Modelos históricos con más de 25 años y placa de matrícula VH.

Por otro lado, existen seis exenciones al IVTM:

  • Vehículos destinados al transporte de personas con movilidad reducida igual o superior al 33%.
  • Vehículos del servicio sanitario.
  • Vehículo de transporte público urbano con más de nueve plazas, incluido el conductor.
  • Vehículos oficiales.
  • Vehículos de delegaciones o representantes diplomáticos.
  • Vehículos con Cartilla de Inspección Agrícola.
seguro turismo

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *