Scania NXT, el vehículo eléctrico urbano polivalente

Enfrentar el reto de la movilidad en las grandes ciudades va a necesitar de fórmulas muy distintas a las que conocemos actualmente. Scania nos propone con su prototipo eléctrico NXT un vehículo polivalente que podría adaptarse a labores de transporte de mercancías y de viajeros, optimizando recursos y brindando una doble rentabilidad.

SCANIA NXT

Los responsables de todas las grandes ciudades, y de las que no lo son tanto pero que sin embargo apuestan por la sostenibilidad y el respeto por el entorno, están especialmente preocupados por encontrar soluciones al siempre complejo reto de la movilidad urbana, una cuestión fundamental de cara al futuro y al que hay que responder desde el punto de vista de las razones medioambientales, de eficiencia energética y de bienestar social y ciudadano.

Esta necesaria movilidad pasa, entre otras cosas, por un replanteamiento total de las fórmulas tradicionales que hasta el momento han funcionado en lo referente al transporte en los centros urbanos, para lo cual los expertos en logística y los fabricantes de vehículos, convencidos de que no habrá una solución única y universal, han puesto sobre la mesa distintos desarrollos, técnicas y prototipos cuya efectividad deberá ser contrastada en circunstancias operativas reales.

En este escenario Scania nos propone un nuevo e interesante concepto de vehículo de propulsión eléctrica al que han bautizado como NXT. Lo novedoso de esta propuesta es que promueve la idea de optimizar recursos, algo fácil de decir y muy difícil de conseguir, integrando para ello en un mismo conjunto un vehículo que indistintamente puede servir para el transporte de mercancías y de viajeros, aunque en este caso las legislaciones de referencia podrían ser un obstáculo.

Ello permite que fuera de las horas puntas y durante los periodos nocturnos el vehículo puede dedicarse a realizar servicios de logística inversa e incluso de recogida de basuras, dado que su bajo nivel sonoro y sus “cero emisiones” hacen posible que pueda moverse por el centro de las ciudades sin ningún problema, de forma que los operadores podrían obtener un doble rendimiento de sus flotas de vehículos. Con el Scania NXT la marca sueca pone en juego un conjunto vehicular eléctrico de ocho metros de longitud, que bajo el chasis equipa un pack de baterías cilíndricas cuyo peso estaría por debajo de las ocho toneladas y que aportarían al vehículo una autonomía de aproximadamente 245 kilómetros, suficiente para llevar a cabo los distintos servicios para los que ha sido pensado.

Seguro para camiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *