Onicomicosis: Cómo prevenir los hongos en las uñas de los pies

La Onicomicosis es una infección que afecta a las uñas de los pies y que viene provocada por varios tipos de hongos. Aunque no es excesivamente problemática desde un punto de vista sanitario, sí que supone un problema estético. Se estima que al menos un 10% de la población, principalmente hombres, está afectado por la onicomicosis.

ONICOMICOSIS O LA ENFERMEDAD DE HONGOS EN LAS UÑAS

La Onicomicosis es una infección producida por hongos que afecta al 10% de la población aproximadamente. Suele aparecer en la zona central de las uñas de los pies y visualmente se manifiesta por una deformidad patente de la uña afectada o por una coloración amarillenta de la misma. En pocas ocasiones la onicomicosis produce dolor.

De forma habitual esta infección afecta más a los hombres que a las mujeres y es frecuente que pueda ir acompañada de otras dolencias, como el llamado pie de atleta. La onicomicosis suele aparecer en el dedo gordo del pie con una frecuencia diez veces mayor que en el resto, provocando desde una alteración antiestética de la uña en los casos más leves a un dolor crónico de difícil solución.

Este tipo de infecciones por hongos pueden aparecer con más facilidad en personas mayores de 55 años, con el sistema inmunológico debilitado, deportistas, diabéticos y trabajadores del campo (ganaderos sobre todo por la facilidad que tiene el entorno laboral para la reproducción de las cepas de hongos).

Cómo podemos contraer hongos en los pies

Como ya hemos comentado la onicomicosis es una infección por hongos, pero la pregunta que nos hacemos es cómo pueden llegar estos hongos hasta nuestro organismo, una circunstancia que puede producirse por diferentes motivos y que por lo tanto debemos conocer y prevenir:

Caminar descalzo en lugares públicos

Los hongos pueden permanecer largo tiempo latentes en un entorno adecuado, especialmente cuando existe suficiente grado de humedad. Por esta razón piscinas y duchas públicas son lugares especialmente delicados.

Onicomicosis EN LOS PIES

Daño en la uña

Si sufrimos un traumatismo en la uña o alguna rozadura producida por el calzado, facilitamos la llegada del hongo al interior de la uña.

Salones de uñas

Suponen un lugar de riesgo si no existe una adecuada higiene. El empleo de herramientas sin desinfectar y su utilización en distintas personas posibilita la trasmisión de los hongos. Asegúrese de realizarse la pedicura en establecimientos que realicen limpieza estéril del material.

Sistema inmunitario débil

Si nos encontramos en situaciones de estrés, tenemos hábitos sedentarios o nuestra alimentación no es correcta, estaremos facilitando que los hongos puedan establecerse en nuestro organismo.

Compartir calzado

Nunca es aconsejable compartir calzado, porque estaremos facilitando la transmisión de hongos.

Qué podemos hacer

El control clínico de la onicomicosis se hace complicado debido a la reticencia de las personas que la sufren a mostrar este tipo de problemas, una circunstancia que provoca su ocultación y el empleo de remedios de poca validez.

Una vez que se ha decidido acudir a un especialista es necesario realizar un estudio microbiológico para confirmar el diagnóstico. La razón de este estudio es que podría tratarse de otras enfermedades de la piel o sistémicas y que pueden afectar a las uñas de manera similar a la onicomicosis.

ONICOMICOSIS EN PIES

Una vez comprobada la presencia de los hongos el paciente se puede someter a distintos tratamientos que dependerán del grado de afectación. En caso de infecciones leves el problema se puede solventar mediante la aplicación en las uñas de lacas de acción antifúngica.

Es de vital importancia cumplir a rajatabla el tratamiento impuesto por el dermatólogo. El abandono de la medicación o su mala aplicación puede provocar la reaparición del hongo, muchas veces desarrollando resistencia al medicamento empleado y obligando al sanitario a emplear métodos más agresivos.

Cuando las afecciones son más graves la opción que se nos presenta es la administración de fármacos por vía oral o tópica. Solo en casos excepcionales se aconsejará la retirada de la uña mediante cirugía podológica y siempre después de haber realizado el tratamiento antifúngico.

Medidas no farmacológicas para combatir los hongos

Adoptar unas buenas prácticas dificulta la aparición y crecimiento de las cepas de hongos, de forma que para prevenir la onicomicosis podemos:

Tener una buena higiene personal

Pero siempre acordándonos de secar correctamente los pies  y prestando especial atención a la zona interdigital. Como ya hemos advertido la humedad y el calor son el caldo de cultivo más adecuado para la aparición de los hongos.

Utilizar calcetines de algodón

Siempre conviene elegir para andar calzado elaborado con materiales transpirables y que no nos apriete el pie.

Evitar que nuestras uñas sufran traumatismos

Para prevenir la aparición de hongos será vital no sufrir traumatismos en las uñas, que pueden ocasionarse con graves golpes o lesiones.

seguro médico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *