Países del Este copan el transporte internacional español

Gran preocupación en el sector transportista español por el hecho de que flotas de transporte establecidas en países del Este de Europa copan ya más del 30% del transporte internacional de nuestro país.

La Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (FENADISMER), que agrupa a 32.000 empresas transportistas españolas, ha revelado la enorme alarma y preocupación que existe en el sector respecto al crecimiento de la actividad  en el mercado español de empresas transportistas con residencia en países del Este del continente Europeo. No en vano, aseguran desde la entidad que este tipo de empresas ya han logrado acaparar más de un 30% del transporte internacional que se realiza en España.

El dumping social de empresas de países del Este preocupa y mucho en España, donde el transporte internacional se está viendo muy afectado

Según el último informe remitido por el Ministerio de Transportes, bajo el título ‘Estudio sobre transporte internacional de mercancías por carretera’, los datos correspondientes a la actividad en el sector el pasado ejercicio 2016 revelan una tendencia que en FENADISMER consideran alarmante sobre la creciente presencia de empresas transportistas radicadas en países del Este de Europa. Empresas que según la asociación son, en un alto porcentaje, «empresas deslocalizadas pertenecientes a grandes flotistas españoles, las cuales ya controlan casi una tercera parte del transporte internacional con origen o destino en España, pese a que el origen o destino de nuestras mercancías no son precisamente los países donde se encuentran radicadas dichas flotas».

En concreto en las importaciones hacia España, estas flotas del Este copan ya más de un 30% del total del mercado. Siendo empresas polacas, rumanas, lituanas y búlgaras, por ese orden, las que dominan este mercado. Desde FENADISMER, de hecho, señalan como «especialmente significativo» el crecimiento experimentado por las empresas rumanas y búlgaras en el año 2016.  Con un incremento del 53% y del 24% respectivamente, respecto al ejercicio anterior.

Si hablamos de exportaciones de España, estas mismas flotas de países del Este se han hecho ya con un 27% del total de mercancías que se transportan. Siendo en este caso las empresas rumanas las que más han crecido, con un 74% de mercado que el año anterior. «Pero es que además resulta muy llamativo que pese a que el origen de las mercancías con destino a España no son precisamente los países del Este de Europa, sin embargo, las flotas de transporte domiciliadas en dichos países transportan de forma desproporcionada nuestras mercancías importadas, y como consecuencia también nuestras exportaciones, lo que evidencia claramente que se tratan de empresas deslocalizadas a los únicos efectos de obtener menores costes fiscales y laborales, pero sin ninguna actividad real en dichos países», denuncian desde FENADISMER. En este sentido, destaca la desproporción existente en las flotas de transporte de los siguientes países en relación al origen de la mercancía transportada: Bulgaria 9’05, Lituania 6’19 y Rumanía 4’59.

También advierten que el crecimiento sin precedentes no sólo se produce en el transporte internacional, sino que ya comienzan a dominar también gran parte del transporte interior en España, pese a la existencia de reglas limitativas sobre acceso al cabotaje. Su crecimiento del 57% en sólo un año, y habiéndose multiplicado por 35 su presencia en España durante los último 6, ha permitido que Rumanía se sitúe en la 2ª posición del ranking de empresas extranjeras que operan en nuestro país, pese a ser uno de los países más alejados de la UE.

Necesidad de reformas legislativas que protejan el transporte profesional

Por todas estas razones desde la asociación de transportistas FENADISMER han vuelto a instar de forma urgente sobre la imperiosa necesidad de acometer reformas y modificaciones legislativas que protejan al sector. Condenando a su vez la posición defendida por otras organizaciones de establecer en el continente un periodo temporal en el que las empresas extranjeras puedan operar en cualquier Estado sin ningún tipo de control gubernamental durante días. Ya que, a juicio de la entidad, esto «supondría perpetuar en el mercado español del transporte por carretera la situación de competencia desleal por el dumping social que ejercen las empresas deslocalizadas». Una preocupación recurrente de la que se ha denunciado en reiteradas ocasiones, y que incluso se ha situado ya como un asunto importante en la agenda del Estado.

Del mismo modo, y con vistas a las reuniones que van a mantenerse para la elaboración del Plan Nacional de Inspección de Transporte para el año 2018, FENADISMER va a solicitar que se priorice el control e inspección de la competencia desleal que llevan a cabo las empresas deslocalizadas que operen tanto en el transporte internacional español como en el de cabotaje.

banner comparador seguros motor vehiculos coches camiones y motos


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *