Paquete de Movilidad: Acuerdo sobre cabotaje y trabajadores desplazados

A punto de que concluya la actual legislatura el Parlamento Europeo llegaba el pasado día 4 a un principio de acuerdo sobre el Paquete de Movilidad, un consenso que ahora tendrá que convertirse en Directiva antes de que se disuelvan los organismos comunitarios, con novedades entorno al cabotaje y al salario de los conductores desplazados.

Acuerdo sobre cabotaje y trabajadores desplazados

El pasado jueves día 4 el Pleno del Parlamento Europeo alcanzó un principio de acuerdo con respecto a los aspectos más polémicos y conflictivos del Paquete de Movilidad que viene promovido desde 2017 por la Comisión Europea. Se trata de un difícil consenso que probablemente permitirá su aprobación antes de que concluya la actual legislatura.

El pasado mes de diciembre el Consejo Europeo, integrado por los ministros de Transporte de los países de la UE, ya llegó a una postura conjunta con respecto al Paquete de Movilidad, aunque con posterioridad la tramitación en el Parlamento Europeo ha continuado bloqueada durante estos últimos meses por la falta de una mayoría suficiente.

El acuerdo suscrito incluye una nueva regulación con respecto a los trabajadores desplazados en el sector del transporte por carretera, normativa que hace referencia al salario mínimo que se aplicará a los conductores que ejerzan su actividad laboral en otros países realizando tráficos de transporte internacional o de cabotaje, quedando excluidos de esta regulación los transportes en tránsito.

Como novedad el acuerdo del Parlamento Europeo también contempla la exclusión de los transportes internacionales bilaterales entre España y otros países de la UE y viceversa, lo que permitirá eliminar cargas burocráticas y posibilitará un mayor control de las empresas deslocalizadas en países del Este.

Otras medidas aprobadas son las relativas al mantenimiento de la actual prohibición de realizar el descanso semanal normal a bordo de los vehículos, así como la modificación de la actual regulación sobre el cabotaje, para lo cual se establece un máximo continuado de tres días, frente a los siete actuales, sin que existan limitaciones sobre el número de operaciones de cabotaje que se puedan realizar durante dicho periodo. Asimismo, tras dichos tres días se establecen 2’5 días  de “periodo de enfriamiento” durante los cuales no se podrá hacer cabotaje en el mismo país donde se ha realizado previamente. Por otro lado y para evitar que algunas empresas abusen de sus conductores desplazándoles de forma permanente, se establece la obligatoriedad de que el vehículo retorne periódicamente a su país de residencia en un plazo máximo de cuatro semanas.

Seguro para camiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *