¿Por qué mi perro muerde muebles, cables o cordones?

Todos los que somos propietarios de mascotas nos hemos encontrado alguna vez con cables o cordones mordisqueados. Incluso en el caso de algunas mascotas más destructivas han llegado a comerse partes de muebles o incluso el yeso de la pared. Existen diversas razones para que realicen estos destrozos, siendo necesario para los propietarios conocer las razones para conseguir poner remedio a esta destrucción.

Los perros y gatos que conviven en nuestras casas tienen una especial predilección por morder los cables de los electrodomésticos, de los teléfonos o los cordones de cortinas y zapatos. ¿Pero sabemos cuál es la causa de esa fijación?

La etapa de cachorro

Muchas son las teorías y para los expertos existen diversas razones que pueden explicar este comportamiento, pero lo cierto es que perros y gatos, sobre todo durante la etapa de cachorros, muestran una tendencia a mordisquear todo lo que encuentran a su paso.

Por problemas dentales

La principal razón de este comportamiento está relacionada con el crecimiento y sustitución de las piezas dentales. Durante la etapa de cachorros esta circunstancia biológica suele crearles importantes molestias, de manera que para aliviar el dolor y la frustración tienden a morder cualquier cosa que tengan a su alcance.

Otra de las causas, sobre todo cuando se trata de felinos, es la posibilidad de que sufran algún problema dental que les genera molestias y dolor que tienden a calmar mediante la masticación. Tanto durante la etapa de cachorro como en la vida adulta debemos realizar con frecuencia una revisión de sus piezas dentales y si nos lo permiten un lavado de dientes.

Cómo evitar que un perro muerda cables o muebles

Una manera de intentar minimizar los daños que puedan producirnos en casa pasa por proporcionarles mordedores y juguetes con los que desahogar sus ansias de morder, así como jugar con ellos para motivarles a desestresarse con esos premios. Es importante que estos sean de buena calidad y seguros para que no puedan romperlos y poner en peligro su salud al ingerir alguna pieza.

Además de problemas con los dientes, otra de las razones que puede llevar a nuestra mascota a mordisquear cables y otros elementos es el aburrimiento. La falta de estímulos y de entretenimiento lleva a nuestras mascotas a buscar otros medios para divertirse, siendo frecuentemente cables, muebles y telas los objetos que acaban pagando las consecuencias.

En estos casos es importante reprimir nuestras ganas de castigarles, ya que muy posiblemente reforzarán el comportamiento negativo. Si quieres que el animal deje de hacer destrozos en casa piensa en invertir en juguetes para mantenerle entretenido, cambiándoselos de vez en cuando para que no descienda su interés por ellos.

Por otro lado, los TOC (Trastornos Obsesivos Compulsivos) pueden aparecer ocasionalmente en nuestras mascotas de forma que no puedan controlar las emociones o expresarlas mediante conductas repetitivas (estereotipias).

Por qué se originan estos trastornos

Muy posiblemente el origen de estos trastornos se encuentre en algún elemento de nuestra casa que le provoque estrés o ansiedad. Además, la falta de espacio y de momentos tranquilos también puede ser el origen de estos comportamientos. En ocasiones es la separación de los propietarios la circunstancia desencadenante que lleva a nuestras mascotas a morder distintos elementos del mobiliario. La ansiedad por separación les genera un estrés que alivian mediante la masticación.

Para evitar que los animales mastiquen y deterioren elementos de nuestra casa existen sprays y productos que se pueden rociar sobre el mobiliario. Estos productos tienen mal sabor y hacen que los objetos impregnados sean menos interesantes de morder.

De cualquier manera la correcta educación de nuestro animal, una dedicación diaria para que no se sientan solos y un ejercicio acorde a las necesidades de nuestra mascota serán factores clave para que dejen de deteriorar el mobiliario y los elementos de la casa.

seguro veterinario para perro

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *