¿Pueden los perros diferenciar entre idiomas?

Un grupo de etólogos ha profundizado en el estudio del cerebro canino y desvela que presenta patrones diversos cuando escucha diferentes idiomas, uno que le es familiar y otro que desconoce.

Etólogos de la Universidad húngara Eötvös Loránd (ELTE) han centrado su última investigación en el cerebro del perro y su reacción cuando escucha tanto idiomas que le son familiares como aquellos de los que no tiene conocimiento alguno.

Los resultados concluyen que el cerebro del animal detecta cuando escucha el habla humana y muestra diferentes patrones cuando escucha un idioma que conoce y otro que no. En este sentido, los expertos remarcan que se trata de la primera ocasión en la que se demuestra que un cerebro no humano cuenta con la capacidad de distinguir entre dos idiomas.

El de su propietario, el idioma familiar

El informe del estudio ha sido publicado en la revista Neurolmage y la principal autora del mismo, Laura V. Cuaya, ha explicado los detalles más reveladores de la investigación en la que tomó como principal participante a su perro Kun-Kun. Procedente de México, se trasladó a Hungría para iniciar su posdoctorado, de ahí que su mascota estuviera familiarizada en primer lugar con el español.

Sabemos que los humanos pueden distinguir entre idiomas desde una edad temprana, pero ¿los perros pueden hacer eso?“, se preguntaba la investigadora. Además, añade que todos los perros participantes estaban entrenados para permanecer inmóviles en el dispositivo de resonancia magnética, en el que escucharon en su interior audios en húngaro y en español, siendo así un idioma familiar y otro que desconocen.

Los perros distinguen entre idiomas

Una vez realizadas las pruebas, los etólogos compararon las respuestas cerebrales con el idioma que conocían y el que no. También se comprobó la posibilidad de que los perros reconocieran la diferencia entre hablar y no hablar.

Los resultados mostraron que el patrón de las respuestas cerebrales a sonidos de habla y de no habla en los perros difería en la corteza auditiva primaria, independientemente de si los estímulos formaban parte de un idioma conocido o desconocido. Sin embargo, no se halló evidencia alguna en cuanto a que el cerebro del perro muestre preferencia alguna por un sonido de habla sobre uno de no habla.

Perciben sólo los estímulos sonoros

Sobre esto, el coautor del artículo Raúl Hernández Pérez explica que “el cerebro del perro, como los humanos, es capaz de separar el habla de la no habla. Sin embargo, el mecanismo para percibir la semejanza del habla puede ser diferente al de los humanos: mientras que el cerebro humano presta especial atención al habla, el cerebro de los perros presumiblemente percibe simplemente la naturalidad de los estímulos sonoros“.

Los cerebros de los perros del estudio pudieron distinguir entre húngaro y español. De hecho, el informe señala que cuanto mayor era un perro, mejor podía su cerebro separar las dos lenguas: “Cada idioma tiene sus propias características fonéticas. Nuestros resultados sugieren que los perros aprenden cada vez más sobre el lenguaje de su propietario“, concreta Luis.

Por último, Attila Andics, jefe del Grupo de Investigación de Neuroetología Momemtun de MTA-ELTE, concluye que “este descubrimiento es emocionante porque muestra que no sólo el hombre puede dar cuenta de las características auditivas de las lenguas. Sin embargo, aún no sabemos si sólo los perros u otras especies pueden hacerlo. ¿Los cambios cerebrales que tuvieron lugar durante decenas de miles de años cerca de los humanos ayudaron a los perros a escuchar el habla con oídos más inteligentes en la actualidad? Se necesitan más experimentos para responder a esto”.

seguro veterinario para perro

Jesús Rengel Ortiz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *