Los «perros malos» de Megan Parker entrenados para salvar al mundo

Muchos perros con personalidades difíciles son abandonados. Working Dogs for Conservation los rescata y entrena para salvar al mundo.

El trabajo de la Working Dogs for Conservation es rescatar del olvido a estos «perros malos» y convertirlos en perros entrenados para salvar al mundo.

Los "perros malos" de Megan Parker, entrenados para salvar al mundo

¿Quién dijo que los «perros malos» no sirven para nada?

Para Megan Parker, confundadora de la Fundación Working Dogs for Conservation (WD4C), los perros problemáticos llevan años formando parte diaria de su vida. En sus charlas Parker los define como aquellos perros que debido a un exceso de energía o de obsesiones terminan siendo abandonados por las familias con las que inicialmente convivían, de forma que por desconocimiento de cómo tratar su personalidad estos valiosos animales terminan encerrados en perreras donde prácticamente están condenados a un triste final.

Pero es aquí donde la Working Dogs for Conservation entra en juego, porque son precisamente estos “perros malos” los que llaman su atención. Son las cualidades que una vez fueron la causa de su abandono (nerviosismo, obsesión por jugar con pelotas o continua y compulsiva búsqueda olfativa), lo que unido a su increíble inteligencia les transforma de malos perros en unos perros perfectos para desempeñar complicadas tareas de rastreo. Cómo es posible este cambio? Fácil, superado un específico programa de entrenamiento de la WD4C.

Todos conocemos casos en los que perros abandonados han rehecho sus vidas y se han convertido en auténticos perros salvadores. Pues muchos de ellos han pasado por las manos de Megan Parker. Algunos están ahora mismo luchando contra los cazadores furtivos que acaban en África con las últimas poblaciones de rinocerontes blancos. Otros han sido entrenados para detectar bacterias o células cancerígenas y los hay que son capaces de localizar hasta la más minúscula partícula de gluten escondida en los alimentos.

Como explica Megan Parker, una vez correctamente entrenados estos perros pueden detectar cualquier cosa, desde animales que viven bajo tierra a organismos acuáticos invisibles para los humanos, así como plantas, insectos o peces de especies invasoras, además de venenos, trampas, etc. La naturaleza concede a algunos perros un olfato excepcional, afirma Parker, y nuestra obligación es detectar a estos animales y entrenarlos para aprovechar en nuestro beneficio todas sus cualidades.

Con todo esto la WD4C pretende demostrar que no hay “perros malos” y que todos los perros son buenos por naturaleza. Tan sólo es necesario encontrar algo que les motive y que canalice de forma positiva su exceso de energía.

Calcula el seguro para tu perro

Los «perros malos» de Megan Parker entrenados para salvar al mundo
5 (100%) 1 vote[s]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *