Perros de políticos: las mascotas más famosas de los gobiernos

Uno de los compañeros más fieles y en el que cada vez más políticos y figuras presidenciales se apoyan es el perro. Tener una mascota nos proporciona innumerables ventajas. Muchos de los actuales gobernantes (y aspirantes) son conscientes de ello y cuentan con un animal doméstico en su vida.

Tras su llegada a La Moncloa, Pedro Sánchez no tardó en presentar a su mascota a todo el país. Una sorpresa agradable por parte del presidente en funciones, si bien es cierto que no es el único que cuenta con la compañía de un perro en su vida.

Desde hace décadas, tanto algunos de los políticos más influyentes como los máximos mandatarios del mundo han mostrado su afición y pasión por los animales, acogiendo en su hogar una mascota con la que compartir su escaso tiempo libre. Una compañía de la que se enorgullecen, como podemos comprobar en sus perfiles oficiales de redes sociales, en los que se pueden encontrar fotos de los líderes mundiales junto a sus mejores amigos peludos.

Por tanto, es evidente que el nuevo gobernante español se ha unido a otros que ya han presumido de tener un perro como animal de compañía.

Como ya hiciéramos con los perros de futbolistas, te invitamos a que descubras cuáles son los perros de políticos y de presidentes que actualmente ejercen en el mundo, junto con algún otro que lo hizo en su día y que demostró igualmente su devoción por los animales domésticos.

Turca, la perra de aguas de Pedro Sánchez

Aunque es muy posible que muchos de nosotros hayamos conocido a Turca con la llegada de Pedro Sánchez a la presidencia del Gobierno español, lo cierto es que esta perrita de aguas llegó a la familia del gobernante español el pasado año 2017.

Por aquel entonces, el Secretario General del PSOE ya lo anunció en su perfil oficial de Instagram: “Este año 2017 nos deja un nuevo miembro en la familia. Turca es una preciosa perrita de aguas, toda nobleza y dulzura“, publicó Sánchez.

Recién convertida Turca en la mascota del presidente del Gobierno, no se hizo esperar la foto en la que ambos, dueño y perro, posaron juntos en las escaleras del Palacio de la Moncloa. Publicada en un tuit, se muestra de esta manera una parte de un día cualquiera de la nueva vida del mandatario socialista.

El perro de agua español de Felipe González

El que fuera presidente del Gobierno en España desde 1982 a 1996 siempre mostró una curiosidad especial por la raza del perro de agua español desde su juventud.

Felipe González

Una vez fue reconocida de manera oficial, la RSCE le regaló a Felipe González un cachorro llamado Rabón, con el que el ex-secretario general del PSOE conviviría durante parte de su mandato.

Perro de agua no da alergia

Rico, el perro corredor de Rajoy

Nada más conocer a Turca, las comparaciones con otros perros de políticos no tardaron en llegar a las redes sociales. Empezando por la mascota de su antecesor. A Rico, el pointer inglés del que fuera presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, pudimos verlo en algunas carreras de footing que el anterior líder del PP realizaba con su compañero peludo.

PERRO DE RAJOY

Los perros de José María Aznar

Si nos referimos a otros presidentes del Gobierno en España, además de los más recientes como Sánchez y Rajoy, otro al que también se le pudo ver conviviendo con mascotas fue José María Aznar. El que fuera presidente con el PP de 1996 a 2004 disfrutaba de la compañía de varios perros de raza golden en su tiempo libre.

aznar con sus perros golden

Tirso, el mejor amigo de Pablo Iglesias

No vamos a hablar en este caso de un perro que acompañe a un presidente. Pero como candidato a la presidencia y líder de su partido, la mascota del Secretario General de Unidas Podemos forma parte de nuestra lista de perros de políticos más influyentes.

Tirso es el nombre del perro de Pablo Iglesias, al cual presentó a través de su perfil oficial de Twitter en uno de sus vídeos en el que compartía información del partido relacionada con una votación en Madrid.

Iglesias siempre ha demostrado su compromiso y amor con las mascotas, puesto que se dejó ver con su cánido en televisión, provocando multitud de reacciones en redes sociales. Además, convive con otros dos perros con los que también ha acudido a manifestaciones y eventos relacionados con los animales. Lugares en los que ha defendido sus derechos como seres vivos junto con la inclusión de aquellas medidas que pongan fin al abandono y al maltrato animal.

Lucas, el “arma secreta” de Albert Rivera

El mismo caso que Pablo Iglesias y las mismas razones por las que incluimos a este animal en nuestro post de perros de políticos. Como candidato a la presidencia del Gobierno y líder de Ciudadanos, el vídeo compartido por Albert Rivera en el que presenta a un caniche toy de nombre Lucas se ha convertido en viral prácticamente al instante.

Además, como previa de un importante debate político, el impacto de dicho vídeo ha sido incluso mayor y ha servido para que un importante número de usuarios conociera a Lucas.

En realidad el animal no es la mascota del líder naranja, sino de Pablo Sarrión, uno de sus compañeros de partido y miembro del equipo de comunicación. Lo que por otra parte no impidió a Rivera reconocer que Lucas era, sin duda, su “arma secreta” para el debate, afirmando además que “quien le atacara, tendría que vérselas con Lucas”.

No es la primera vez que el líder del Ciudadanos se ha dejado ver con perros en diferentes actos y eventos para defender los derechos de los animales y las políticas contra el abandono y el maltrato de los mismos.

Bo y Sunny, los compañeros de Obama en la Casa Blanca

De España pasamos el charco para referirnos a Bo y Sunny, los perros de Obama y su familia. Con los que conocimos su convivencia durante el mandato del 44º presidente de los Estados Unidos de América de 2008 a 2017.

Obama jugando con su perro.

Las mascotas del ya ex-mandatario alcanzaron una fama notoria al comparecer junto a sus dueños en actos públicos en más de una ocasión, cuando la vida de la familia Obama aún tenía lugar en la Casa Blanca.

 

Hat trick: Sunny, Stanley, and Bo. #GoHawks (HT: @aviva625)

Una publicación compartida de Barack Obama (@barackobama) el

Recientemente, el congreso de los Estados Unidos y la Cámara de Representantes han aprobado un nuevo proyecto de ley para sancionar las acciones de maltrato animal y considerarlas como delitos federales.

Nemo, la mascota del presidente francés Emmanuel Macron

Otro de los políticos y presidentes que ha demostrado de igual forma su amor hacia los animales es el francés Emmanuel Macron.

El máximo mandatario de la República francesa adoptó a un cruce de labrador y grifón de color negro, el cual se encontraba sin una familia en una protectora de animales. El presidente no lo dudó y lo acogió en su familia bautizándole con el nombre de Nemo, en honor al famoso personaje de la novela de Julio Verne, “20.000 leguas de viaje submarino”.

Lo cierto es que la vida de este can ha cambiado por completo, y ahora no sólo tiene una nueva familia en el Palacio del Elíseo, sino que incluso ha estado presente en algunas de las reuniones importantes que su dueño ha mantenido con miembros de su gobierno.

Nemo se une a otros perros que también pertenecieron a anteriores presidentes de la República Francesa, como Philae (François Hollande) o Sumo (Jacques Chirac). Y es que es considerada prácticamente como una tradición el hecho que el líder político del país francés tenga la compañía de una mascota.

Kenzie, el cachorro que adoptó Justin Trudeau

El primer ministro canadiense es otro de los políticos y líderes mundiales que no contempla los descansos de su ajetreada vida sin una mascota.

Fue en abril de 2016 cuando Justin Trudeau presentó, a través de una publicación en su perfil de Twitter, al por entonces cachorro de 11 meses (perro de agua portugués), al que la familia había adoptado y al que bautizaron como Kenzie.

A diferencia de Nemo o Bo y Sunny (perros de la misma raza que el del mandatario canadiense), Kenzie no suele aparecer junto a su propietario en actos públicos, y tan sólo podemos conocerle a través de escasas imágenes que Trudeau publica en sus perfiles oficiales de redes sociales.

Guy y los corgis de la realeza británica

Aunque se trate de una Casa Real y no de un gobierno, hemos incluido a la lista de perros de la política a los corgis de la familia real británica.

Y es que la llegada del nuevo perro a la realeza ha supuesto todo un acontecimiento tras el compromiso matrimonial que sellaron el príncipe Harry y su esposa Meghan Markle. Y es que la conmovedora historia del can ha sorprendido a muchos, al pasar de vivir en un refugio de animales sin pertenecer a una familia, a formar parte de la realeza.

Guy, el perro de Meghan Markle.

La pasión de la nueva princesa de Reino Unido por los animales es similar a la que siente la reina Isabel II, demostrada durante años y años con su larga familia canina de corgis. Desde que era niña, cuando recibió su primer perro como regalo, la monarca británica ha tenido más de 30 corgis en los últimos 60 años.

Isabel recibió eso sí la triste noticia del fallecimiento de su último perro corgi, Willow, famoso por participar en el anuncio televisivo para promocionar los Juegos Olímpicos de 2012, junto a Daniel Craig en el papel de James Bond.

Bond, la reina Isabel II y el perro corgi Willow, en el anuncio de los JJOO de Londres 2012.

La emocional y duradera relación que ha mantenido la Reina Isabel II con sus perros corgi durante toda su vida ha dado pie al estreno de Corgi, las mascotas de la Reina, una película de animación en la que una de sus mascotas es la protagonista.

Balcarce, el perro del sillón presidencial de Mauricio Macri

Adoptado en 2014, la presentación que llevó a cabo el presidente argentino Mauricio Macri de su perro Balcarce convirtió automáticamente a éste en toda una celebridad en redes sociales.

La noticia de la nueva mascota del máximo dirigente argentino y uno de los políticos más importantes de América del Sur se viralizó tanto sobre todo por la curiosa imagen que Macri compartió a través de Facebook, en la que mostraba al can sentado en la silla presidencial de su dueño, en la Casa Rosada.

La fama de este singular perro aumentó todavía más durante la campaña presidencial, en la que prácticamente pasó a ser el perro del Partido Propuesta Republicana, que lidera su propietario.

Simón, la compañía más fiel de Cristina Kirchner

Antes que políticos como Macri y Balcarce, era Cristina Kirchner quien presidía la nación argentina, quien también convivía con una mascota, su perro Simón.

Todos los perros de Putin

Si bien solemos tener la impresión de que Vladimir Putin es uno de los políticos más serios, lo cierto es que su carácter parece ser totalmente diferente cuando hay una mascota de por medio.

El presidente ruso es un reconocido apasionado de los animales y presume de sus dos perros incluso en algunos actos públicos.

Pero el pastor búlgaro Buffy y el akita Yume no han sido los únicos canes en la vida de Putin. Y es que todos recordaremos a la perrita labradora de color negro Connie, que acompañó al presidente ruso en varias reuniones con otros políticos, incluida la canciller alemana Angela Merkel. Un episodio que, como era de esperar, no tardó en convertirse en viral.

Putin y su perro Buffy.

Recientemente, Putin ha recibido como regalo por su 65 cumpleaños un nuevo cachorro por parte del presidente de Turkmenistán.

Como amante de los animales, Vladimir Putin convive en su tiempo libre con varias mascotas caninas de las que incluso presume en varios actos públicos. El pastor búlgaro Buffy, el akita Yume y la labradora Connie han sido algunos de los perros que el jefe de Estado ruso ha presentado en diversas ocasiones, y en reuniones de tal índole como la mantenida con Angela Merkel.

Tan conocido es su apego a las mascotas que otros presidentes, conscientes de ello, han regalado algún que otro perro al máximo mandatario ruso. Por su 65 cumpleaños fue su homólogo de Turkmenistán quien le regaló un can recién nacido, pero no ha sido el último.

Ese es, hasta el momento, un nuevo cachorro que ha llegado a la sede central del gobierno ruso como presente del presidente serbio Aleksandar Vucic, en una visita realizada con motivo de una reunión política. Se trata de Pasha, un pastor de Charplanina (Šarplaninac), un perro montañés que destaca por un tamaño mediano que habita en regiones tanto de Serbia como de Macedonia. Dada su robustez y su gran resistencia a las bajas temperaturas, esta raza llegó a ser empleada antiguamente para enfrentarse a osos, lobos y otros animales. Respecto a su carácter, se caracteriza por ser un perro tranquilo, independiente y protector.

Александр Вучич подарил Владимиру Путину щенка шарпланинской овчарки pic.twitter.com/QsOMh6h5zk

— Президент России (@KremlinRussia) 17 de enero de 2019

🎥 El presidente serbio Vucic le regala a Putin un cachorro sarplaninac https://t.co/kupAyhsYxX pic.twitter.com/yfg0qoG5W0

— Sputnik Mundo (@SputnikMundo) 17 de enero de 2019

Вучич подарил Путину Пашу – щенка шарпланинской овчарки. Умная и преданная собака, но с упрямым характером. Когда подрастет, будет весить до 40 килограммов pic.twitter.com/jOTn4q9AVM

— Кремлевский пул РИА (@Kremlinpool_RIA) 17 de enero de 2019

Un nuevo miembro de la primera familia política rusa con el que Putin y los suyos podrán disfrutar de su compañía y amor.

Pero el máximo mandatario ruso no es único de los políticos más importantes del mundo que convive con mascotas.

Los cuatro cánidos del presidente de Colombia

Juan Manuel Santos tampoco se queda atrás con respecto a los otros políticos y presidentes que adoran a las mascotas. Y es que el presidente colombiano tiene nada menos que cuatro perros (Nicanor, Julio, Oliva y Pepita), con los que comparte sus momentos de descanso tras la dura jornada laboral.

 

Tras un largo día de trabajo con Nicanor, Julio, Pepita y Oliva. 🐶

Una publicación compartida de Juan Manuel Santos (@juanmanuelsantos) el

Algo de lo que somos conscientes gracias a las publicaciones del dirigente en sus redes sociales, en las que comparte imágenes de sus peludos junto a él. Una de las más recientes y virales fue la que Santos colgó en Instagram, en la que aparecía descansando en su cama junto a sus cuatro perros.

Major, el perro de Biden

Major se ha unido, con la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca, a un gran número de perros que han acompañado a muchos presidentes de Estados Unidos.

Biden y Major

El político demócrata, amante confeso de los animales, comparte su hogar con dos pastores alemanes. Champ, el más veterano, llegó en las navidades de 2008, cuando Biden era vicepresidente, y le dieron ese nombre porque el padre de Joe llamaba así a su hijo de forma cariñosa.

Donald Trump fue el primer presidente estadounidense en 100 años que no ha tenido un compañero de cuatro patas, volverán los perros a la Casa Blanca. De hecho, Biden considera este hecho como una de las cosas positivas de su mandato.

Lo que sí se convirtió en viral en su momento fue la llamativa oreja de un perro en la que parece distinguirse, aunque parezca mentira, una cara parecida a la del actual presidente de Estados Unidos. Una imagen de lo más extraña y particular que ha causado gran sensación en la red, como no podía ser de otra manera.

La mascota de Bill Clinton

Ya resultó curioso que, dada la tradición que mantenían los últimos presidentes y políticos más importantes de Estados Unidos en lo referente a convivir con una mascota en la Casa Blanca, como Bill Clinton con su perro Buddy.

El perro de George Bush

En el caso del ex-presidente George Bush, el perro Barney fue su fiel acompañante.

george bush con su perro

El perro querido por Trump

Eso sí, el ya ex mandatario republicano se rindió a Conan, un perro K9 del ejército estadounidense que sufrió heridas tras participar en la Operación contra el líder de ISIS Al Bagdali. Dado el papel del animal en dicha intervención, Trump invitó a la Casa Blanca al animal para conocerle.

Aunque en un primer momento, los medios de comunicación lo llamaban K9 al no haberse dado a conocer su nombre, posteriormente se reconoció públicamente que este perro entrenado por el ejército norteamericano y que ha participado como un soldado más en todo tipo de intervenciones militares había sido bautizado tras su nacimiento como Conan.

Se trata del pastor malinois que resultó herido durante la operación que hace unos días acabó con la vida de Al Bagdali, el que hasta ese momento era el líder del Estado Islámico (ISIS) y uno de los terroristas más buscados por Estados Unidos.

PERRO HERIDO

Este K9, cuyo nombre auténtico es Conan tras dejar de ser esta información “materia reservada”, persiguió a Al Bagdali a través del túnel donde se escondía, situado en algún lugar de la región siria de Idlib, hasta que el verse acorralado el máximo responsable del ISIS decidió detonar el chaleco explosivo que vestía, una deflagración que acabó con su vida y que hirió al K9 que le seguía los pasos.

Como premio a su heroísmo este perro ha sido invitado a visitar la Casa Blanca, porque el mismísimo Donald Trump, que en su mensaje a la nación se refirió a este perro como un héroe de guerra, compartiendo incluso su foto -desclasificada por supuesto- en su Twitter.

El presidente de Estados Unidos ha declarado que tiene intención de conocer personalmente a este perro, sobre todo después de que los periodistas que acudieron a la rueda de prensa en el Pentágono, donde se dieron detalles de la operación militar, se interesaran por el estado de salud del animal.

Este pastor malinois K9 es de la misma raza que “Cairo”, el perro-soldado que en 2011, durante el mandato de Barack Obama, intervino junto a ochenta comandos en la operación que acabó con la vida de Osama Bin Laden.

Aunque en un primer momento, las redes sociales le otorgaron a este héroe de cuatro patas el nombre de “Classy”, abreviatura libre de “clasificado”, fueron algunos periodistas los que afirmaron que su nombre auténtico era Conan, algo que las autoridades militares norteamericanas confirmaron poco después.

Este tipo de perros son utilizados habitualmente en la detección de explosivos y en el rastreo de sospechosos, un entrenamiento específico que explica porqué un perro de estas características pueda llegar a valer hasta 283.000 dólares.

Perros de políticos históricos

Si repasamos las mascotas de políticos o presidentes históricos, es obligatorio mencionar a varias figuras que compartieron sus días en el cargo en compañía de un singular cánido.

El perro de Herbert Hoover

El pastor belga malinois bautizado como King Tut obtuvo gran protagonismo tras posar con su amo, el ex-presidente de Estados Unidos Herbert Hoover, en una de las fotografías más recordadas del mandatario.

King Tut perro de Herbert Hoover

Fala, la mascota de Roosevelt

Compañero inseparable del recordado presidente Franklin Delano Roosevelt, su perro Fala ocupa otro de los puestos en la lista de los perros de presidentes o políticos más famosos de la historia.

Fala el perro de Roosevelt

De hecho, su popularidad era tan alta que el animal contaba con su propia secretaria para organizar la correspondencia que recibía.

Winston Churchill, el “bulldog” que amaba a los animales

Pocos conocen que la persona que fuera Primer Ministro británico y líder de la resistencia inglesa durante la Segunda Guerra Mundial era un gran amante de los animales y que durante toda su vida estuvo rodeado de todo tipo de mascotas.

Se acaba de estrenar en los cines españoles la película “El instante más oscuro” donde el protagonista principal es Winston Churchill, Primer Ministro inglés durante la Segunda Guerra Mundial y figura histórica que frente al expansionismo alemán lideró la inquebrantable resistencia británica entre 1939 y 1945.

imagen de Churchill con un perro

Apodado el “Bulldog” Sir Winston Leonard Spencer Churchill fue inquilino de Downing Street, sede de la presidencia británica, a lo largo de dos periodos. Entre 1940 y 1945 y en plena contienda mundial lo hizo con Jorge VI como monarca y más tarde entre 1951 y 1955 durante el reinado de su hija Isabel II.

El film que acaba de estrenarse muestra la faceta más dura de un político que prometió a su país “días de sangre, sudor y lágrimas”, pero que también dijo aquello de que “si los perros nos ven como dioses los gatos nos miran como si fuéramos sus súbditos” y del que pocos saben que fue Nobel de Literatura en 1953 además de un gran animalista.

Se cuenta que cuando tenía tan sólo 17 años el joven Winston Churchill vendió su bicicleta para comprar a Dodo, un bulldog del que acabó heredando su sobrenombre. Durante toda la guerra su compañero, amigo y mascota fue Rufus, un popular caniche marrón que murió en 1947 y que fue sustituido por Rufus II. Hasta se dice que cuando era primer ministro acabó adoptando a un pequeño perro callejero que un día apareció por sorpresa en la puerta de Downing Street.

Además de su caniche Rufus en la vida de Winston Churchill siempre hubo gatos, un loro llamado Charlie y en su casa de recreo de Chartwell Kent tenía ovejas, cerdos y todo tipo de animales de granja. El amor de Churchill por los gatos se hizo legendario con Jock, un felino naranja y blanco que lo acompañó hasta su muerte en 1965.

En la actualidad la residencia de Chartwell Kent es propiedad del estado, pero por sus jardines siempre puede verse un gato similar a Jock en honor del Primer Ministro que lideró al Reino Unido durante la Segunda Guerra Mundial y que una vez dijo que “nunca llegarás a tu destino si te paras a tirar piedras a cada perro que ladra”.

Las mascotas de JFK

Durante la presidencia del mayor de los hermanos Kennedy se hicieron famosos Charlie, Pushinka, Shannon, Wolf y Clipper, y hasta un pony llamado Macaroni

Charlie el perro de Kennedy

Las mascotas presidenciales han tenido y tienen tanta importancia que incluso cuentan con su propia página web y desde 1999 hasta con un museo en Williansburg (Virginia).

seguro para perro

Jesús Rengel Ortiz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *