Las plantas tóxicas y el peligro que suponen para los caballos

Es cierto que los caballos son animales herbívoros, lo cual no quiere decir que todas las plantas, hierbas, granos y frutos sean buenos para su salud, sobre todo cuando sabemos que los equinos tienen un aparato digestivo muy delicado. Lo aconsejable es que nuestro animal no se “coma todo lo que pille” y para ello debemos conocer aquellas plantas que pueden ser nocivas para su salud.

CABALLO COME PLANTAS

Como sucede con los perros y con otras mascotas que pasan parte de su vida en el exterior, nuestros caballos también pueden sufrir intoxicaciones o cólicos de mayor o menor gravedad tras la ingestión de determinadas plantas, hierbas o frutos que son perjudiciales para su salud, sobre todo porque estos animales se caracterizan por tener un aparato digestivo muy delicado.

Por esta razón siempre deberemos estar muy atentos al estado de nuestro caballo y a su comportamiento por si advirtiéramos en él los síntomas que aparecen cuando se produce algún tipo de intoxicación, como pueden ser pérdida de equilibrio, salivación excesiva, somnolencia, falta de apetito, erupciones cutáneas, diarrea o estreñimiento, cólicos, etc.

En este caso no es necesario advertir a los propietarios que deberán buscar el rápido consejo del veterinario, porque en el caso de intoxicaciones graves el tiempo de respuesta es fundamental.

La importancia de la prevención

No es fácil evitar que nuestro caballo pueda ingerir alguna planta tóxica, dado que es prácticamente imposible ejercer una vigilancia total y diaria sobre todos sus movimientos.

Por ello siempre es aconsejable que de forma habitual el animal pueda pastar en un entorno de total seguridad, que deberá estar bien vallado para impedir escapes, y que extrememos las precauciones cuando esporádicamente nos traslademos a zonas que no reúnan las suficientes garantías.

CABALLO EN ENTORNO NATURAL

En este sentido es importante que sepamos identificar aquellas plantas cuya ingesta pueda resultar nociva para la salud de los equinos. Especial atención a los árboles con bayas, circunstancia habitual durante el invierno, porque si los cerdos ibéricos se crían perfectamente comiendo bellotas durante la época de “montanera”, por el contrario la ingesta de este tipo de frutos, por ejemplo, es muy perjudicial para la salud de los caballos.

¿Dónde está el peligro? Estas son las plantas tóxicas más peligrosas

En este sentido vamos a brindar a los propietarios de caballos una breve guía de aquellas plantas, frutos o hierbas, que con más frecuencia pueden causar algún tipo de daño a sus animales:

-Acacia negra:

Causa anorexia, debilidad muscular, depresión y cólicos.

-Bellotas:

Hay que señalar que estas bayas tan sólo pueden resultada venenosas en grandes cantidades, aunque es frecuente que causen cólicos, dolor abdominal y prejuicios a nivel renal.

PLANTAS PELIGROSAS PARA CABALLOS

-Adelfa:

Esta planta es altamente tóxica y puede llegar a producir paros cardiacos.

-Cola de caballo:

Es tóxica porque destruye la vitamina B.

Hierba de San Juan:

Se trata de una planta que puede resultar tóxica para el hígado de los caballos, llegando a causar un daño hepático específico que se acaba traduciendo en una hipersensibilidad a la luz solar que provoca llagas en aquellas zonas no pigmentadas de la piel. Una fuerte intoxicación puede resultar mortal.

-Laurel:

La ingesta de laurel provoca vómitos y diarreas y raramente afecta a nivel cardiaco.

CABALLO COMIENDO PLANTAS

-Rododendro:

Esta planta contiene una sustancia tóxica llamada “grayanotoxina” que puede provocar la muerte en pocas horas.

-Tejo:

La ingesta de las hojas de este arbusto es también muy tóxica, pudiendo incluso resultar letal.

-Belladona:

La intoxicación por belladona causa arritmias cardiacas, dilatación en las pupilas, temblores musculares, convulsiones, etc.

-Digital:

Se trata de una planta cuya ingesta provoca una importante acción negativa sobre el corazón. El alcance de la intoxicación dependerá de la cantidad ingerida y de la salud del caballo.

-Cardos borriqueros:  

Para manifestar una intoxicación por esta planta el caballo debe haber consumido grandes cantidades durante un mínimo de treinta días. La intoxicación se advierte por parálisis facial y edema.

-Hierba de Santiago:

Es altamente tóxica y provoca daños irreversibles en el hígado.

seguro para caballos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *