Un Porsche 911 Turbo S Flachbau nuevo: El último “barn find”

Los “barn find” son siempre espectaculares porque se descubren auténticas joyas de la automoción. Sin embargo, este último descubrimiento es posible que sea calificado como el mejor del año. Y es que, acaba de aparecer un Porsche 911 Turbo S Flachbau, uno de los escasos ejemplares con esta configuración creados directamente por Porsche. Se puede decir que estamos ante un ejemplar único. 

Porsche 911 Turbo S Flachbau

Cada cierto tiempo se producen descubrimientos de auténticas joyas de la automoción que han estado guardadas o escondidas en garajes y almacenes durante años y que quedaron en el olvido. Sin embargo, de entre todos los descubrimientos solo algunos pueden ser catalogados como únicos. Y hoy estamos ante uno de estos hallazgos. 

Pese a que la historia del descubrimiento no ha trascendido, como suele ser habitual, si sabemos que estamos ante el hallazgo de un Porsche 911 Turbo S Flachbau en perfecto estado de conservación. De hecho, lo que más ha sorprendido a los amantes de los clásicos es que este vehículo fabricado en 1989 no tenga apenas desperfectos y tan solo haya recorrido 220 kilómetros desde que saliese de la fábrica. 

Además, el valor de este Porsche no solo reside en encontrarse tal cual salió de fábrica si no que se trata de un ejemplar extraordinariamente raro que podría considerarse como una pieza única. De hecho, su propietario asegura que no hay otra unidad en el mundo con las mismas especificaciones

Estas características únicas han hecho que su vendedor, residente en Naples (Florida), haya puesto un precio de venta de 770.000 euros

Una pieza única 

Uno de los motivos que convierten al Porsche hallado en único es que pertenece a la versióSlantnose o Flachbau, como se la conocía en Alemania, del Porsche 911. En total solo se fabricaron 948 unidades de este modelo contando con todas las versiones de carrocerías creadas por especialistas como Kremer. 

Porsche 911 Turbo S Flachbau

Saber que pertenece a esta versión es sencillo a simple vista pues presenta elementos como el morro afilado y los faros retráctiles incorporados característicos de esta versión y que están inspirados en el Porsche 935, un modelo que se utilizó en competición durante la década de los setenta y los ochenta del siglo pasado y que ganó muchos adeptos entre el público de la época. 

Sin embargo, existe un factor determinante para decir que el Porsche 911 Turbo S Flachbau encontrado es único y tiene un valor mayor al resto. Y es que, esta unidad está fabricada por la compañía británica. Es decir, este ejemplar salió así directamente de la cadena de montaje de Porsche y no fue sometido a modificaciones posteriores. Además, según el vendedor, este Porsche 911 S es el único con una carrocería pintada en color verde Forest Green

Así era el Porsche 911 Flachbau 

En 1986 Porsche comenzó a ofrecer la versión Flachbau o Slantnose a través de su programa de pedidos especiales, lo que actualmente se conoce como Porsche Executive Manufaktur. 

interior del Porsche 911 Turbo S Flachbau

Esta versión incluía un morro con elementos propios de 935, un paragolpes delantero renovado, entradas de aire laterales, un escape deportivo de cuatro salidas y una nueva configuración mecánica en la que se sustituía el motor estándar de 300 CV por un propulsor de 3.3 litros con 330 CV de potencia

Este aumento de la potencia del motor convirtió a la versión Flachbau del 911 en el modelo de gama más rápido alcanzando una velocidad máxima de 275 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en apenas 5,2 segundos.  

Sin embargo, pese a sus grandes prestaciones, las versiones Flachbau del 911 no fueron muy demandadas. Parte de la culpa residía en su precio, pues era el doble de lo que costaba el mismo modelo de versión estándar.

seguro coche antiguo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *